Adictos a la comida

La frase “la comida produce adicción” es escuchada hace mucho tiempo. La gran mayoría de las personas que se acercan a tomar mis coachings para adelgazar me expresan que alguna vez sintieron la sensación de “no poder parar”
cuando están consumiendo ciertos alimentos.

Sienten que cuando comienzan, les es imposible detenerse hasta no terminar de comer lo que tienen en frente.
Son varios, que desde la gracia que les produce el haber pasado por esa situación o desde la preocupación del no saber porque les sucedió (o les sucede), me cuentan que se arrebatan y la mente “se les va” y no logran pensar en otra cosa hasta que acaban con lo que tienen a su alcance en ese momento.

Ya sea que tengan una porción de algo que encontraron en el refrigerador o una comida completa de las del día. El
campo médico tenía alguna evidencia que ciertos alimentos podrían producir adicción en las personas, hoy ya hay un estudio que lo documenta claramente.

La University of Southern California (USC) llego a varias conclusiones. Comer en exceso aumenta las probabilidades
que la adicción se produzca. También, que los alimentos adictivos estimulan áreas del cerebro de la misma manera
que lo hace la heroína y la cocaína.

Los alimentos altos en grasas, con harinas refinadas, procesados y las que tienen un alto índice glucémico, entre otras, son las que estimulan los centros de placer del cerebro haciendo que las personas quieran hacerlo cada vez más. Es así que algunas logran un grado de tolerancia o acostumbramiento y esto hace que sigan comiendo aún estando “llenas”.

Estos estudios y muchos más, son los que están cambiando los paradigmas del adelgazar, por eso la mente y el cuerpo hoy en día se toman como una sola unidad de dos partes que se influyen entre si.

El llegar a un peso sano, no consta en hacer aisladamente una dieta, o hacer esporádicamente algo de ejercicio y listo.
El tema hay que abarcarlo desde varios aspectos que incluyan al cuerpo y la mente.

Estos estudios respaldan científicamente el porque sólo la voluntad, en algunas ocasiones no basta. Se necesita hacer un trabajo donde el empeño en hacer las cosas sea colocado en los lugares y en los momentos adecuados y así el camino para llegar a tu peso no se transforme en algo lleno de esfuerzo y sacrificio sin sentido.

Algo que debes abrazar, es la idea que “el sufrir” y el estar “pasándola mal” no es igual a que estés avanzando hacia tus objetivos. Puedes lograr tus mentas en este campo de una forma ordenada y tranquila, haciendo lo que hay que hacer. Apóyate en un profesional del tema e infórmate. Hoy en día la información está a la disposición de todos y una persona empapada en el tema, le facilita el camino a los expertos para ayudar y hacer la tarea más sencilla.
El sentirte y el verte bien, es mucho más fácil de lo que crees.
Recuerda
#CuandoSeQuiereSePuede

www.tusam.com

Acerca de Oscar Posedente 3208 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*