Procesan a nueve ministros de Michel Temer en la causa por coimas en Petrobras

La medida alcanza al jefe del Gabinete, al canciller y al secretario de Presidencia. Y a los jefes del Parlamento.

Brasília - O presidente interino Michel Temer faz discurso durante cerimônia de posse aos ministros de seu governo, no Palácio do Planalto (Valter Campanato/Agência Brasill)

El gobierno del presidente Michel Temer vio interrumpida la aparente calma de los últimos días. El juez de la Corte Suprema brasileña, Edson Fachin, que tiene en sus manos el caso Odebrecht (conocido como Lava Jato), procesó este martes a 9 prominentes miembros de su elenco ministerial. Entre ellos se encuentran tres de primerísima línea como el jefe de gabinete Eliseu Padilha; el secretario general de la Presidencia, Wellington Moreira Franco; y el canciller Aloysio Nunes Ferreira. Pero también está el jefe de Agricultura, Blairo Maggi ; y Roberto Freire de Cultura.

La información, obtenida en exclusiva por el diario Estado de Sao Paulo –pero con repercusión inmediata en todos los medios nacionales- extiende el procesamiento a los dos presidentes del Parlamento: los titulares de Diputados, Rodrigo Maia; y del Senado, Eunício de Oliveira.

En la lista, figuran en total los nombres de 29 senadores. Entre ellos, hay tres muy famosos: uno es Aécio Neves, del Partido Socialdemócrata de Brasil (PSDB), candidato de la oposición derrotado por Dilma Rousseff en las elecciones presidenciales del 2014. Otro es Romero Jucá, quien se hizo más conocido en el exterior cuando asumió un puesto de relevancia en el Ejecutivo encabezado por Temer y debió renunciar pocos días después al difundirse audios con declaraciones suyas muy comprometedoras. El tercero es Renan Calheiros, el legislador que desde la jefatura del Senado condujo, en 2016, el proceso parlamentario que llevó al impeachment de la ex presidenta Dilma. Hoy es el líder del bloque oficialista en la Cámara Alta.

La larga nómina de senadores incluye al ex ministro de Relaciones Exteriores de Temer, José Serra, uno de los tres grandes líderes del PSDB. Y también a Jorge Viana, vicepresidente del Senado y Humberto Costa, ambos del Partido de los Trabajadores (PT). Entre los 42 diputados federales, el juez Fachin abrió causas por corrupción no solo contra Maia, el presidente de la Cámara Baja, sino también contra otros notorios legisladores que llevaron adelante el juicio político contra la ex jefa de Estado Rousseff. Están en la nómina varios diputados del PT, además del PSDB y del Partido del Movimiento Democrático de Brasil (PMDB) que es la agrupación de Michel Temer.

Fachin es el magistrado que sucedió a Teori Zavaski, el juez fallecido en un accidente aéreo frente a las costas de Río de Janeiro en enero pasado. Sus denuncias contra la pléyade de políticos y funcionarios –que incluyeron también a tres gobernadores de estados provinciales- se basan en las delaciones de 78 ejecutivos y ex ejecutivos del grupo Odebrecht, sobre las coimas pagadas al alto mundo político de Brasil a cambio de “beneficios” empresariales.

Gran parte de ese dinero mal habido salía de los cofres de la petrolera estatal Petrobras, que proveía esos recursos ilegítimos gracias a la sobrefacturación de obras realizadas por esta constructora y otras asociadas a ella en distintos consorcios.

La extensa y sofisticada red montada por Odebrecht en Brasil no se limitó a su país. Contaminó de hecho varias naciones latinoamericanas e inclusive algunas de afuera de la región. En el exterior, vulneró gobiernos y parlamentarios en Colombia, Perú y Panamá. En estas tres naciones ya hay juicios en marcha contra el holding brasileño. Pero esa compañía actuó también en Argentina –donde hay varios procesos simultáneos—; en Venezuela, Ecuador, Costa Rica y Cuba; además de Angola en África.

En los testimonios de los ejecutivos de Odebrecht, entre ellos de Marcelo –el heredero de la familia dueña del holding— figuran también el presidente Michel Temer, y los ex presidentes Lula da Silva y Dilma Rousseff. En el caso específico del jefe del Palacio del Planalto, éste no puede ser procesado porque la Constitución brasileña prohíbe juzgarlos por delitos ocurridos con anterioridad al ejercicio de la presidencia del país.

Según informaron los principales medios brasileños, este último elemento le otorga “inmunidad temporaria”. En el caso de los ex presidentes Dilma y Lula, no le toca a Fachin procesarlos. Ni uno ni otro están protegidos por la inmunidad que otorgan los cargos oficiales. Por lo tanto, ambos pasan a la justicia federal ordinaria; verbigracia, a la esfera del juez de Curitiba Sergio Moro.

GG

mm
Acerca de Semanario Argentino 3704 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach

Sea el primero en comentar

Deja un comentario