No nos damos cuenta que lo más importante es el tiempo que le dedicamos a…

Nos creemos inmortales, casi dioses, eternos y solo nos damos cuenta que un día solo en un minuto nos puede cambiar la vida y la probabilidad de perderla. Eso nos da un cimbronazo casi tan poderoso que somos capaces de cambiar nuestra vida en un segundo con tal de que tal situación no sucediera.

Tan tontos somos que solo en esos casos tomamos conciencia y dejamos de fumar, comemos más sano, nos hacemos
exámenes médicos, comenzamos dietas, el gimnasio. Pensar un segundo que podríamos enfermar o morir, hace que nuestro parámetro cambie, que el lente que usamos ayer ya no existe y el que me pusieron hace un rato vea todo de otra forma. Que manera mas monótona y sincronizada vivimos, cuales son los  cosas con que nos distraen, que cosas se suponen que nos hipnotizan de tal forma que no podamos ver  la verdad, la única, la mas especial, lo que nos hace felices de verdad, porque lo de afuera es mejor… Por qué es mejor lo que tiene el otro?.Por qué?. Qué nos pasa?. Qué nos pasó?.

Qué pósima tomamos que no nos deja ver que lo que buscamos toda la vida está dentro nuestro?
Nadie tiene el decoro de avisarnos apenas nacemos que caemos en trampas mortales que nosotros mismos construimos solo para mantenernos prisioneros de una irrealidad. Quién tiene el picaporte de la puerta, quién tiene el control remoto de nuestras vidas, quién sabe, a quien se la dimos?. Porque no dejamos que lo verdadero fluya, nos invada la luz y no la oscuridad, que es quien nos hace creer que necesitamos, y eso nos hará felices.

Qué mundo construimos, que mundo destruimos. Nuestro gran proveedor es la tierra que valor le damos es todo lo que necesitamos, y lo destruimos. El hombre no puede destruir aquello que no puede crear. El hombre es el único animal depredador masivo que solo al ver destruida la naturaleza, se lamenta pero no para.

¿El mundo está loco como dicen? O nosotros mismos construimos a imagen y semejanza nuestro mundo?
Mi mundo es el tuyo el nuestro el de todos los seres vivientes, pero no nos dimos cuenta que es el único lugar en el que podemos ser felices, y lo destruimos. Creamos monstruos con poder, el poder que les damos es el mismo que nos destruye y el poder que tenemos no lo aprovechamos en beneficio común, sino en beneficio propio.

Si te diría que pidieras tres deseos, seguramente como Aladino pediríamos deseos propios, es eso lo que pasa no pensamos en conjunto en armonía, si todos deseáramos el bien común este no sería el mundo que tenemos.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*