Lanús no pudo en el cierre del partido en la final de ida, pero su chance está abierta

En Porto Alegre, Gremio se puso 1-0 en la final de ida con un gol de Cícero. La revancha será el miércoles próximo en el Sur.

Un final desequilibrado echó por la borda un buen partido de Lanús, que cayó 1 a 0 con Gremio en Porto Alegre en el partido de ida de la serie final de la Copa Libertadores de América. El conjunto del sur del Gran Buenos Aires, que está disputando esta instancia por primera vez en sus 102 años de historia, intentará revertir la historia y quedarse con el título el miércoles próximo en su casa.

La solidez que fue consolidando en los dos años de trabajo que lleva Jorge Almirón y la gimnasia que le dieron las finales disputadas ante San Lorenzo (por el torneo local de 2016), River (por la Supercopa Argentina 2017) y Racing (Copa Bicentenario 2016) permitieron que el Granate asumiera el compromiso sin sentir el impacto escénico y la presión de su primera cita con la gloria grande del continente.

Ante más de 50.000 brasileños que coparon el Arena do Gremio (los 4.000 simpatizantes visitantes también se hacían sentir) y un rival que no había demostrado demasiado en la semifinal ante Barcelona de Guayaquil, Lanús planteó un partido de igual a igual, con su clásico 4-3-3, y se animó a acercarse al área rival.

Durante los primeros 45 minutos, los brasileños tuvieron más el balón, pero eso solo sirvió para dejar en evidencia sus limitaciones: fueron lentos e imprecisos en el manejo y jamás encontraron los caminos para molestar a la zaga visitante. Solo alguna desatención del arquero Estaban Andrada encendió la alarma.

En contraposición, Lanús hizo gala de su prolijidad y fue mucho más peligroso. A los 33 minutos Marcelo Grohe se lo tapó a Román Martínez y a los 39 el arquero se anotó una de las mejores atajadas de la Copa (ya había protagonizado otra brillante en la ida de las semifinales) al despejar un cabezazo de pique de Diego Braghieri tras un córner desde la derecha.

En el complemento, el elenco argentino se replegó peligrosamente y propició algunas aproximaciones de Gremio, que con una incapacidad pasmosa para hilvanar jugadas recurrió a remates de larga distancia y al juego aéreo.

A los 10 minutos, un zurdazo desde 30 metros de Bruno Cortez obligó a que Andrada metiera un manotazo justo para enviar el balón al córner. Y a los 17, luego de un centro desde la derecha de Geromel, Jaílson cabeceó sin precisión desde una posición muy favorable.

Más allá del retroceso del conjunto de Almirón, Lanús no pasaba sobresaltos y parecía encaminado a llevarse ese empate que le sentaba bien para encarar la revancha.

Sin embargo a los 37 minutos falló por primera vez la defensa y Gremio pegó: un pelotazo cruzado desde la derecha encontró una vacilación de la zaga, Jael bajó el balón de cabeza y Cícero tocó al gol.

El gol despertó al público de Gremio, que había estado dormido durante casi todo el partido, y sacó de foco a Lanús, que terminó enojado y peleándose con todo el mundo. En tiempo agregado, Diego Braghieri vio la amarilla y se perderá el desquite (Walter Kannemann tampoco podrá jugar para el conjunto brasileño).

Y ya en medio de ese torbellino de nervios, en el quinto minuto adicionado Nicolás Aguirre le cometió una grotesca infracción en el área a Jael, pero el árbitro chileno Julio Bascuñán no solo no sancionó penal, sino que tampoco recurrió al tan promocionado VAR para revisar la maniobra.

Esos 13 minutos finales le dejaron un sabor amargo a Lanús, que se jugará sus chances el miércoles próximo a partir de las 20.45 en el estadio Néstor Díaz Pérez. Para revertir la serie deberá ganar por más de un gol de diferencia. Si lo hace por un tanto, independientemente del resultado (no aplica la regla del gol de visitante), habrá alargue y, si persiste la paridad, definición con remates desde el punto del penal.

 

GG

mm
Acerca de Semanario Argentino 2741 Articles

Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos.
Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*