Ordenan excarcelar a Héctor Timerman para que lo dejen entrar a Estados Unidos

Su abogada irá a la embajada estadounidense a pedir que se revea la revocatoria de la visa. Busca viajar por un tratamiento médico.

17 _ 10 _ 2017 - El ex canciller Hector Timerman se retira este mediodia de los Tribunales de Comodoro Py. FOTO PEDRO LAZARO FERNANDEZ

Después que Estados Unidos le revocara la visa cuando intentaba viajar a Nueva York para realizarse un tratamiento de salud, el ex canciller Héctor Timerman insistió ante la Justicia por su excarcelación.Y este mismo miércoles, el juez federal Sergio Torres -quien subroga al juez de la causa, Claudio Bonadio- decidió otorgarle el beneficio “por razones humanitarias y extraordinarias” del ex funcionario K, medida de inmediata aplicación.

El delicado estado de salud de Timerman y la necesitad de realizar un tratamiento específico por un cáncer avanzado fueron algunos de los argumentos centrales de la resolución de seis páginas a la que se accedió.

La defensa a cargo de la abogada Graciana Peñafort, manifestó hoy, al pedir la excarcelación, que con motivo de su prisión preventiva “el Departamento de Estado de los Estados Unidos le revocó la visa para ingresar a aquél país y ello le impide proseguir con el tratamiento médico que está llevando a cabo en el extranjero en razón de su delicado estado de salud“.

Consultad en Washington, el Departamento de Estado se negó a dar las razonas de la revocatoria de la visa, porque dijo que son trámites “confidenciales”.

Para justificar su decisión, el juez Torres señaló que la propia Cámara Federal porteña al confirmar el procesamiento con prisión preventiva de Cristina Kirchner, Timerman y demás imputados en la causa, indicó que la medida de detención cautelar “debía ser analizada de modo continuo y flexible”, en relación a la enfermedad del ex canciller.

Por ello, el magistrado consideró que ante tales circunstancias “se obliga a entender el caso como uno de extrema excepcionalidad, vislumbrándose que razones humanitarias, vinculadas a su grave estado de salud, deben ser priorizadas por ante los riesgos procesales”.

Con ese argumento, se le concedió la excarcelación al ex canciller “bajo caución juratoria”. Asimismo, se planteó en la resolución que la medida extraordinaria “puede ser revisada en lo sucesivo”.

En caso de lograr viajar, Timerman deberá presentarse en el juzgado dentro de las 24 horas tras su regreso al país, y en un plazo de 30 días “deberá aportar las constancias que acrediten lo relativo al rechazo de su visa para ingresar a los Estados Unidos o lo vinculado con el otorgamiento de una nueva visa de ingreso”.

Ya con la resolución del juez federal, la abogada de Timerman se dirigirá a la embajada de Estados Unidos a para solicitar que se revea la revocatoria de la visa y pueda realizarse tratamientos médicos en ese país.

 

La situación judicial de Timerman es muy complicada. La Sala II de la Cámara Federal porteña confirmó el procesamiento y la prisión preventiva del ex funcionario y Cristina Kirchner, entre otros imputados, todos acusados de “montar un plan criminal” tras la firma del Memorándum de Entendimiento, para encubrir a los cinco iraníes acusados del atentado a la AMIA. La acusación no sufrió ninguna modificación, sólo su detención preventiva que cumplía en su domicilio.

Con ese panorama, Timerman se disponía a abordar ayer el vuelo 954 de American Airlines con destino a Nueva York. Pero al iniciar los trámites de check in, en el mostrador de la compañía, le notificaron la negativa del gobierno de Donald Trump a que el ex funcionario kirchnerista ingrese a territorio norteamericano, a partir de la revocación de la visa.

Fuentes oficiales señalaron a Clarín que Estados Unidos decidió revocarle la visa obligatoria por su situación procesal. Ante la consulta de este diario en Washington, en el Departamento de Estado se negaron a dar precisiones: adujeron que las solicitudes de visa son “confidenciales bajo la ley estadounidense” y por lo tanto no podían hacer comentarios al respecto.

De qué lo acusan

El juez Claudio Bonadio describió en la causa que el Gobierno “negoció, participó, acordó y ayudó a lograr los objetivos de Irán”, no sólo a “lograr impunidad ante la justicia argentina”, sino que nuestro país “no lo señale como un Estado terrorista que promueve y financia organizaciones terroristas” cuando recaían sobre ellos “actos de guerra en el territorio nacional (en referencia a los dos atentados sufridos en Argentina)”, contra ciudadanos “desarmados e inocentes, y que han sido declarados delitos de lesa humanidad”. Con dicho planteo, sustentó el juez la acusación de “traición a la Patria”.

Luego, los camaristas Martín Irurzun y Eduardo Farah desestimaron el delito de traición a la Patria, señalando que el caso “no encaja en la calificación discernida, pues aún si se entendiera comprendido el atentado terrorista contra la sede de la AMIA en el concepto de “agresión” (idea ampliamente desarrollada por el magistrado de primera instancia), lo cierto es que la respuesta de los poderes políticos argentinos no fue bélica”. Pero se mantuvieron su procesamiento y prisión preventiva.

Timerman y Cristina Kirchner como los demás acusados, quedaron procesados por los delitos de estorbo de un acto funcional, abuso de autoridad y encubrimiento agravado, al impulsar y firmar el Memorándum de Entendimiento con la República islámica de Irán.

Para la justicia, Cristina “impartía personalmente las instrucciones al resto de los imputados”, sobre todo a Timerman, y encabezó la realización del Memorándum, que “favorecía a los acusados iraníes en desmedro de la justicia y las víctimas”, “encubriendo” al Estado al que se le imputa “haber perpetrado dos actos de guerra (1992 y 1994) en el territorio de la República Argentina”.

La relación con Estados Unidos

Timerman tuvo un rol protagónico en la política anti estadounidense de la Argentina de la década kirchnerista; primero fue cónsul general en Nueva York, luego embajador argentino en Washington y, finalmente, canciller de Cristina Fernández. Además, había tenido la ciudadanía de los EE.UU. durante el exilio de su padre en ese país. Allí vivió diez años e incluso nació una de sus hijas, Jordana. Luego renunció a ese beneficio cuando fue nombrado cónsul general de Nueva York en 2004.​

Durante su gestión como titular del Palacio San Martín, en 2011, protagonizó un hecho insólito cuando, alicate en mano, hizo requisar a la Aduana una valija de comunicaciones de un avión militar de EE.UU. que traía instructores para entrenar al Grupo GEOF de la Policía Federal en técnicas antiterrorista. Por orden del entonces canciller, la aeronave fue inspeccionada e incautaron armas y medicamentos.

“La Argentina está diciendo toda la verdad. La carga que trajo el avión no estaba en la lista de buena fe que nos entregó en su momento Estados Unidos”, desafió Timerman en ese momento.

De manera recurrente, en sintonía con la política exterior de los Kirchner, Timerman tuvo frases fuertes hacia la Casa Blanca, como cuando aseveró: “La Argentina no reconoce el derecho de los EE.UU. de emitir juicios de valor sobre otros gobiernos. No tiene autoridad para decir qué país se comporta de qué manera. No puede emitir boletines de calificaciones porque tiene que resolver primero sus propios problemas”.

 
GG

 

mm
Acerca de Semanario Argentino 2938 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*