Escándalos futboleros

El verano porteño de por si caluroso y húmedo, se hace aún más potente en el Bar del Cacho. No vayan a creer que hay descanso en la polémica semanal en tan cada vez más visitado Bar.

Pero esta vez el que instaló la polémica era Cacho, y dijo “ che, que despiole se armó en Boca, no pueden contener a sus jugadores con la buena conducta, y vos Luchito, no te alegres tanto con la vuelta de Centurión porque ese también se las trae ehhh!!. Inmediatamente fue rebatido esto por el hincha de Boca nuestro conocido Tucho que le dijo “Cacho, esto es de todas las épocas, o antes eran monjes benedictinos, que te crees que antes no había esto??” Y un caluroso también Lucho agregó, “no solo eso, no solo eso (cuando se pone nervioso repite para enfatizar), antes se comían 2 platos de ravioles y después jugaban y como lo hacían”.

Pero ahí el tan criticado Ciro dijo “si, pero ahora el fútbol no es igual, necesitas como dice el Mellizo que los jugadores estén al 100 por ciento, juega mucho el físico…”
Y Cacho dijo “ves, ahí cuatro ojos tiene razón…” pero claro, la polémica siguió, algunos como Tino recordaban los tiempos del Bambino y el Cabaret, y otros también agregaban otras anécdotas de concentraciones de jugadores con fiestas sexuales.

Lo cierto que esta semana el mundo Boca se vio envuelto en un escándalo por una denuncia hacia dos jugadores Colombianos en una aparente reunión en un departamento, no de Tuper claro, de parte de dos bailarinas.
Ellas los acusan de haberlas agredido con dos cuchillos, denunciando a los dos jugadores de Boca por violencia de género.
Como se sabe el primer movimiento delante de esto, fue negarlo. Los jugadores, a través de un conocido abogado, Pierri, alegaron que no tuvieron que ver con el hecho, negándolo de plano. Lástima que en el medio se filtró una grabación en donde se escucha claramente la voz de Cardona, y ahí entonces las cosas cambiaron.
En Boca en los últimos 20 meses, partimos de un hecho en el vestuario de Daniel Osvaldo en mayo de 2016 hasta Enero de 2018, hubo 9 cuestiones extra futbolísticas que alteraron la paz.

Es decir si tenemos en cuenta esto, cada 2 meses en promedio hubo algún escándalo fuera del verde césped.
En esto lidera, de esas 9 cuestiones, un tal Centurión, implicado en 4 escándalos, algunos tienen que ver con la noche, y otros con violencia de género, denunciándolo una ex novia, la cual luego retiro la denuncia. En cuanto a violencia de género también se encuentra el caso del arquero Rossi, denunciado por su ex pareja. Se destaca también una pequeña fumata de Daniel Osvaldo citado antes en mayo de 2016.

Y casos de escándalos dentro de la concentración, llámese posible fiesta sexual, de Pavón y Jonathan Silva. Además por último, hubo un caso más de violencia, luego desechada la misma, en Uruguay a Nandez, pero esta fue en la salida de un bar.

Guillermo Barros Schelotto, que hizo con esto? Creemos que fue coherente, en algunos casos con los jugadores implicados primero tuvo una charla, y luego de común acuerdo con la dirigencia a los que tenían denuncias, fueron transferidos a otros clubes, o en el caso actual se está estudiando que hacer junto con la dirigencia.
Se explica en base a estos pequeños hechos, la razón por la cual Angelici no le resultaba simpática la reincorporación de Centurión.

Además en la semana y para terminar con estos hechos, hubo un video del ahora jugador de Rosario Central, ex Boca, Fernando Tobio, donde se lo ve muy exaltado diciendo groserías hacia una mujer, y gracias a la intervención de una persona se evitó lo que pudo haber sido agresión.
Esto siempre pasó? Excesos, seguro. No pasa solo en Boca, pasa en casi todos los clubes del futbol Argentino, y nos atreveríamos a decir que en el mundial.

Ahora hay un gran enemigo para los jugadores, los videos desde el celular y luego las redes sociales, todo se viraliza en forma instantánea e inmediata. Lo que nos parece inconsistente, es que algunos de estos jugadores que han sido denunciados participen en campañas contra la violencia de género, ejemplo Centurión y Tobio.
Es difícil contener estos chicos, los cuales en su mayoría crecen en un ambiente donde el machismo retorcido es usual, y en donde el ser hombre implica hasta a veces pegarle a una mujer.

Como contener ese pasado, como hacer para torcer ese rumbo en donde los valores se contrastan con una realidad muy distinta. En donde mamaron desde chicos ese tipo de violencia, o ese tipo de excesos.
Hay Instituciones que trabajan en esto, de hecho Boca creemos que a través de su técnico lo hace, y también con la contención de profesionales idóneos.
Lo que sucede es que estos chicos, se convierten al instante en base a la exposición en hombres, y enseguida por la admiración en su juego y en donde lo hacen, en ídolos.

Y a veces ese traspaso les vuela la cabeza, porque sabemos que no están suficientemente preparado por su pasado, por lo tanto si en el entorno en el cual vive alguien no los aterriza a tierra, luego las consecuencias concluyen en estos escándalos futboleros.
Es muy difícil también el contexto, se va aprendiendo, los dirigentes, los medios y la sociedad misma, se va dando cuenta que estas desviaciones no construyen, que modifican algo esencial que es inclusive el respeto por uno mismo.
Es tiempo de cambios de severas reversiones en el fútbol argentino y en la misma sociedad. Todo cambia, y a veces eso es bueno.

mm
Acerca de Gerardo Lemmi 56 Articles
Gerardo Lemmi es escritor y periodista deportivo.

1 Comment

  1. Por qué el periodista debe identificar a Tobio como ex-Boca si luego dice que el problema es de todo el fútbol? No alcanza con decir jugador de Rosario Central? Ejemplos de otros equipos no encontró?

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*