De la Calma al Huracán

Lunes por la mañana y el Bar de Cacho lucia como pocas veces….calmo, sin grandes gritos, hasta los muchachos se miraban con cierto aire de paz zen.

Claro que, no había mucho que agregar, porque el único verdadero ganador de la fecha era el Rojo del Bocha, el cual rompió un poco el hielo de la mesa, y dijo  “ que pasa che, están todos pensando lo que viene, lo que viene, como decía el relator, vamos no se hagan los giles que los conozco ehh!!, se preparan para la gran final de ese invento llamado supercopa del miércoles… hablemos un poco del antes, porque son un desastre los dos ehhh!!”…

Si quería romper el hielo el Bocha, vaya que lo hizo, porque enseguida Tincho, con algo de simulada paciencia, pero que al mismo tiempo tenía un tinte tenso, dijo  “pero que decís, shhh que decís, si nosotros ganamos de que te la das querido” y ahí mismo sin ánimo de pausa el que siguió fue el gordo Tucho del xeneice  “claro, que le decís a Tincho si ganaron y se nos acercan están a unos 23 puntos nuestro  jua…”.

Y entonces Tincho rojo de furia y bronca le dijo “si, si, pero el miércoles nos vemos ahí Uds. de torneos internacionales no saben nada…jeje”.

Y entonces el que interrumpió la conversación fue Muzza del globo, que dijo “siempre hablan de lo mismo, y nosotros que casi le ganamos a los cuervos, no dicen nada?  No ves que Uds. dos tienen un termo en la cabeza, no ven nada”, pero claro el siempre calmo Tino del cuervo, que cuando habla tira siempre algún misil le contestó “Vos lo decís bien, Muzza, ‘casi nos ganan’ pero no  nos ganan nunca, son hijos nuestros…ja”

Y ahí nomás en el medio de todo el hincha que quedaba el racinguista Lucho, “pero cállense, que los que jugamos bien somos siempre nosotros, damos cátedra de esta materia llamado Futbol”, pero fue rebatido por el Bocha que le contestó  “pero que hablas si no pudieron con el Chaca, de que Futbol me hablas, nosotros, si jugamos bien…”

Lo que siguió fue una catarata de palabras y gritos uno arriba del otro, y de aquella primera calma eso era un vendaval, verdaderamente un Huracán había ingresado en el Bar de Cacho.  El mismo Cacho extraño en el,  permanecía mirándolos y riéndose por lo bajo, en el fondo siempre disfruta escuchar a sus amigos interrumpiéndose unos a otros, y que el siempre pone orden con su vozarrón, pero esta vez el espectáculo era tan bizarro que lo disfrutaba.

Lo cierto es, que Boca y River ganaron sus respectivos partidos en el último minuto.

Lo de River, parece para el psicólogo, juega mal, no tiene sorpresa, y parece un equipo viejo, a media máquina.  Un entusiasta  Patronato lo complicó en algún trámite del partido, y solo en el minuto 49 y ante un error del arquero, el gol en contra, pudo obtener la mínima ventaja.

Parece que todo lo apuesta al miércoles, el millonario se regodea que siempre gana los torneos internacionales o derivados de los mismos como es este caso, pero creemos que Boca aún jugando mal hoy en día es superior.

Boca también encontró el gol en el último minuto, luego de una bonita jugada, pero aquí el segundo tiempo se lo vio mejor, que en partidos anteriores.  El plus que tiene sobre el resto, ahora sí, parece inalcanzable, porque aún jugando no tan vistosamente, o perdiendo puntos, ninguno le parece amenazar el primer puesto.

Detrás de Boca, aparece la T cordobesa que muestra siempre buen juego.  Es un equipo compacto, juega bien, tiene a un jugador con mucha competencia encima como Guiñazù, además del  uruguayo Silva, el resto sigue el libreto a la perfección de un técnico que siempre pondera el juego asociado, Kudelka.

En la Superliga se nota el crecimiento de dos conjuntos, aparte de la T, y son los dos de Avellaneda.

Independiente juega bien, y tiene una idea definida, su técnico le dio un perfil justo al paladar del hincha.

En cuanto a Racing, logró de 21 puntos, 16 en lo que va de este año, logró con el Chacho Coudet, que el hincha vea una propuesta totalmente diferente a lo que hacia el equipo con Cocca, mucho más atrevida. Claro que tiene con qué, lo de Lautaro Martínez ya extiende cualquier comentario.

Queda el Cuervo, que muestra un equipo solidario que aprieta siempre, pero que hoy en día, le está costando los últimos metros, de hecho la cantidad de goles hecha en esta parte del año muestra que convirtió en 7 encuentros, solo 6, hay una anemia importante en cuanto al poderío ofensivo, le alcanza sin embargo, para estar detrás, del rojo y en zona de Libertadores.

De el otro lado, el globo, que con Alfaro, un técnico serio y estudioso, logró desprenderse de la zona roja del descenso y avanza unos puestos y se consolida en zona de copa Sudamericana, lo cual indica mucho merito y progreso notable.

Pero claro, la discusión seguía y Cacho observador del  caso no aguantó más, a pesar que lo disfrutaba y dijo con su clásico vozarrón,  “Muchachos, el miércoles les abro el bar y hacemos unos pizzas, que dicen eh, le digo a Guiseppe y ya saben que el Tano hace manjares”… hubo silencio después, de eso, solo interrumpido por el gordo Tucho  “ Dale che, comamos para el deleite de mi panza, lo demás no importa”, es que cuando se trata de morfi, lo demás queda de lado, y una vez màs volvió la calma.

mm
Acerca de Gerardo Lemmi 49 Articles
Gerardo Lemmi es escritor y periodista deportivo.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*