Palabra de Dios. Por Norberto Spangaro

Se instaló en la Argentina, la idea que hay muchísima gente que pasa hambre. A mí ha llamado la atención que en una campaña política tan cruel como fueron las elecciones recientes, no hayan aparecido fotos o imágenes mostrando niños famélicos o casos desesperantes como se han visto en Africa o inclusive en Venezuela. O niños muriendo por falta de medicamentos o desnutrición.

Por el contrario las estadísticas de la Provincia de Buenos Aires muestras un notable avance en la disminución de la mortalidad infantil, etc. Será que los gobernadores peronistas sienten alguna responsabilidad?
Es cierto que los índices macroeconómicos de pobreza no han avanzado, si bien entre esos índices y la “hambruna” hay una notable diferencia. Por varias razones, en la Argentina no hay escasez de alimentos y de alguna manera la población se alimenta, bien o mal se alimenta.

Las protestas callejeras por el hambre, han demostrado una tendencia a la obesidad, no he visto una sola madre famélica, por el contrario todos parecían más que bien alimentados.
Sin embargo el electo Presidente de la Nacion, el Sr. Fernández ha convocado una Comisión contra el Hambre, compuesta de un grupo heterogéneo, de los cuales realmente no identifique a casi nadie que entienda del tema. Por el contrario, sí pude notar personajes que han sido fundamentales para la decadencia argentina, ya sea desde los medios, como el Sr. Tinelli, hasta corruptos e inmorales como esos sindicalistas que se sientan a discutir las consecuencias de su accionar.

O acaso sera que el Sr. Baradel es especialista en alimentación? Por el tamaño de su cuerpo puede que tenga mucha practica, pero educación y conocimiento, seguro que no.
Y porque digo que esto es una ficción? Primero porque estos mecanismo de los que se hablan como la tarjeta contra el hambre, son imbecilidades que carecen de todo sentido práctico. Ademas qué significa? Hoy hay planes más que suficientes para atender a estas necesidades.

Qué quiere decir esta nueva tarjeta, que producirá el milagro de permitir a los más necesitados a comprar las provisiones requeridas en términos nutritivos? Que la gente hoy usa los planes para otra cosas? Sí, sabemos que buena parte de esos planes va a parar a bolsillos extraños, eso lo saben bien muchos de los que sientan en esa mesa. O sera que usan el dinero para comprar drogas? Si es así no saquen a la policía de la calle. O no conviene pelearse con los socios?

Qué mágia tienen estos “expertos” para mejorar la calidad alimentaria de los individuos? Ninguna. Si lo que hace falta es educación, o cambiar la actitud de la gente, no se hace ni con tarjetas ni con presiones de ningún tipo, se hace con EDUCACION.

Esa a la que Baradel quita días y días de enseñanza año tras año. Esa educación a la que Cristina nunca quiso medir.
Cuál es la magia entonces? La magia es el engaño, es la utilización de la pobreza para el populismo. La magia es no atacar las causas. La magia es ser cobarde y complice en no tomar medidas serias. Les doy algunas:
1.Terminar con el plan hijos incentivando la procreación y crecimiento del pobreza más allá de lo necesario. No debería haber plan hijos que exceda de dos descendientes por persona. El que tiene cuatro o cinco hijos tiene que pagar los costos de su bolsillo.

El estado no debe promocionar la procreación por razones económicas.

  1. Terminar con la inmigración de países limítrofes sin contrato de trabajo. Establecer un sistema de control para expulsar del país a todo aquel extranjero que no tenga trabajo. Terminar de dar documentación a extranjeros sin trabajo en blanco conocido y probado.
  2. Establecer un proceso de contención en la inmigración interna a sectores del cono urbano. La Matanza creció más de un 70% en los últimos 18 años, no se debe permitir continuar con ese crecimiento. Hay que detener con la fuerza publica la construcción de viviendas no autorizadas y la expansión de la población. Eso se logra con políticas publicas concretas.
  3. Compartir las responsabilidades con las provincias y municipios
    Hay que terminar con la dependencia del Estado nacional. Los Gobernadores e intendentes (la mayoría con muy buen dinero, o acaso no viven en Puerto Madero y se hacen líderes de la pobreza en el Conurbano?) no asumen sus responsabilidades.

Las provincias y los municipios están llenos de impuestos para solventar la ineficiencia de la estructura política provincial y municipal.
En otras palabras hay que terminar con el uso de la pobreza por razones políticas. El Sr. Fernández conoce bien el tema, porque el peronismo es un premio Nobel en manipulación y sustentación del voto del pobre. A más pobres más votos. Triste pero real.

Finalmente pensando como resolver el problema, al llegar a la misa de este fin de semana encontré un mensaje que es clarísimo.Quizás el Papa Francisco se lo envié a sus socios argentinos entre alguno que otro rosario que acostumbra a hacerle llegar a sus amigos.. Será que el Sr. Fernandez va a misa? Lo dudo…

Lectura de la segunda carta del apóstol san Pablo a los Tesalonicenses (3,7-12):
Hermanos:
Ya sabéis vosotros como tenéis que imitar nuestro ejemplo: No vivimos entre vosotros sin trabajar, no comimos de balde el pan de nadie, sino que con cansancio y fatiga, día y noche, trabajamos a fin de no ser una carga para ninguno de vosotros.
No porque no tuviéramos derecho, sino para daros en nosotros un modelo que imitar.
Además, cuando estábamos entre vosotros, os mandábamos que si alguno no quiere trabajar, que no coma.
Porque nos hemos enterado de que algunos viven desordenadamente, sin trabajar, antes bien metiéndose en todo.
A esos les mandamos y exhortamos, por el Señor Jesucristo, que trabajen con sosiego para comer su propio pan.

Palabra de Dios

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta