El sepulturero del mercado y de una Argentina mejor. Por Norberto Spangaro

En la columna anterior hablamos de la situación critica del sistema jubilatorio argentino a partir del Robo del Siglo del 2008 y de la incorporación de más de tres millones de jubilados que nunca habían contribuido durante el gobierno de Cristina Kirchner.
Los últimos aumentos buscan levantar la jubilación minima, en contraposición a las leyes vigentes, pero dando un aumento sustancialmente menor a las jubilaciones mas altas, que aclaremos no son altas, simplemente son un poco mejor que la minima.


Así se están logrando dos cosas:
1.El achatamiento de los niveles sociales y económicos de los jubilados.
2 La falta de relación entre los aportes realizados y las jubilaciones cobradas.
De por sí ya las jubilaciones son bastante menores que el “sueño” de 82% móvil sobre los salarios actuales.
Con este plan todos finalmente en algún momento cobraran un valor relativamente bajo y así se nivela para abajo. No hay mayor injusticia ni mas desprecio al contribuyente que hurtarle sus aportes con conceptos “sociales”, porque realmente el estado oligarca, inepto y macrocefalico no ha cambiado.


Ahora quedo claro en el discurso del Sr. Presidente en la jornada de apertura de las sesiones del Congreso Nacional cuando dijo”
“La critica situación del sistema jubilatorio nos obliga a evitar mayores inequidades. En la Argentina ya no hay lugar para los privilegios. Por eso enviamos el Proyecto de Ley de Modificación de los regímenes jubilatorios especiales del Poder Judicial y del Ministerio Publico de la Nacion y del Servicio Exterior de la Nacion. Nos proponemos, y mas aun en el contexto de la emergencia en el que estamos, fortalecer el carácter redistributivo y solidario del sistema previsional, considerando los distintos regímenes que lo integran como un sistema único asegurando la sustentabilidad en el largo plazo. Vamos a enmendar los desequilibrios internos del sistema y a fortalecer su solvencia y su credibilidad social e institucional.”


Por supuesto no toca las verdaderas jubilaciones de privilegio, por ejemplo Presidente por un día cobran jubilación de Presidentes de la Republica de por vida, y miente mezclando jubilación de privilegio con regímenes especiales. Todos en la misma bolsa.Pero lo mas dramático es el concepto de “carácter redistributivo y solidario del sistema previsional”. Esto es sepultar el concepto de ahorro y premio y castigo. El que ahorra recibe un castigo, el que no recibe un premio. Un país sin ahorro no tendrá jamas una industria, un poder económico serio. La distribución de la riqueza se hace en la formación de la riqueza. En todo esto el Sr. Presidente no ha dicho absolutamente una palabra sobre la necesidad de trabajo y sacrificio. Todo lo resolverá un gobierno “iluminado” que dará todas las soluciones independientemente del merecimiento de cada uno.
El ya enorme e ineficiente Estado Nacional no alcanza por eso el Sr.

Presidente ha dicho:
“Necesitamos un Estado activo, con nuevas capacidades. Y esas nuevas capacidades tienen que ser reconocidas y promovidas a partir de las mejores expresiones que hoy ya existen en la Administracion Nacional”No alcanza con lo que tenemos que le vamos a agregar más. Ese espíritu estatista es confirmado en estas palabras que hablan de los principio fundamentales a los que adhiere el Sr. Presidente.

“Por eso, al tiempo que hemos abierto nuevos canales de dialogo con potencias de America y Europa estamos trabajando activamente en reafirmar nuestras asociaciones estratégicas integrales con China y Rusia.”Obviamente al Sr. Presidente le atrae el Estado y así finalmente se convertirá en el sepulturero de un país que alguna vez creyó ser grande.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta