Congreso: Cristina Kirchner pidió a Diego Santilli sacar el vallado por la marcha contra la Reforma Judicial

Horas después de que la administración porteña empezara a instalar un vallado perimetral en las inmediaciones del Congreso, Cristina Kirchner llamó a Diego Santilli y le pidió que levantara las vallas, una solicitud que fue aceptada de inmediato por el vicejefe de Gobierno a cargo de la seguridad de la Ciudad.

Esta situación fue confirmada desde el entorno de la vicepresidenta y desde el Gobierno porteño a partir de la breve charla telefónica que mantuvieron la ex presidenta y el funcionario en las primeras horas de la tarde. “El dispositivo se decidió en conjunto entre la seguridad del Congreso, que está a cargo de la Policía Federal, y la Policía de la Ciudad”, resaltaron en las oficinas de la administración que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.

Así, la vicepresidente desoyó las recomendaciones del personal policial a cargo de la seguridad en el Senado, como una muestra política de que no está dispuesta a sesionar en un Congreso vallado.

Cerca de las 15 hs, efectivos de la Policía de la Ciudad comenzaron a retirar las vallas que habían empezado a instalar a primera hora del día, “por decisión del operativo conjunto” en el marco de una convocatoria a través de las redes sociales, para hoy a las 16 hs en  las inmediaciones del Parlamento y en distintos puntos de la Ciudad a una vigilia en protesta por el tratamiento del proyecto de reforma judicial, al que Cristina Kirchner se encamina a darle media sanción este Jueves en el Senado, donde el Frente de Todos hace valer su hegemonía parlamentaria.

A diferencia de las multitudinarias manifestaciones del feriado del Lunes 17, en esta oportunidad, la oposición se desentendió de esta convocatoria. Así, desde el PRO, la UCR y la Coalición Cívica decidieron correrse y no fogonear las protestas porque consideraron que “La marcha para nosotros fue la del 17 A. Legisladores opositores agregaron además que no era momento de estimular el mal humor político y social y por consiguiente no sería un buen mensaje marchar frente al Congreso en el que ellos mismos trabajan.

Cabe recordar que Cristina Kirchner tiene previsto darle media sanción al proyecto de reforma judicial, que crea juzgados penales en el interior del país y que busca licuar el poder de Comodoro Py, a pesar del rechazo de Juntos por el Cambio. La iniciativa, de hecho, no tiene todavía los votos necesarios en Diputados para que el Gobierno pueda darle sanción definitiva. Es más: su futuro en la Cámara baja pende de un hilo.

Al respecto, había surgido una versión que Rodríguez Larreta y Alberto Fernández habían iniciado algunas negociaciones para dilatar el tratamiento en Diputados y buscar una salida más consensuada al proyecto. El jefe de Gobierno tiene una relación más que estrecha con Sergio Massa, el presidente de la Cámara baja. Sin embargo, María Eugenia Vidal, aliada del jefe de la Ciudad, rechazó las versiones “No hay negociación y un acuerdo posible con nuestros valores fundamentales que es la independencia de la Justicia y la Corte Suprema”, subrayó la ex gobernadora bonaerense.

Asimismo, Cristina Kirchner llamó a Santilli para dejarle en claro que no quiere custodia extra en torno al Senado. La inquietud en la Ciudad queda planteada, “sin vallas habría que ver dónde se apuestan.»Y si aparece un loquito que se quiere meter en el Congreso, ¿ahí qué se hace?» (Infobae)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11994 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach