Próximo plan de Gobierno para después del 30 de Mayo

Una de las ideas trata de cuarentenas intermitentes, de poca duración pero muy duras. Es ante la imposibilidad de hacer 21 días de cierre como piden los infectólogos.

Pocos parecen creer en la Casa Rosada que, al filo del inicio del invierno y ante la escasez de vacunas, el confinamiento estricto que comenzó este Sábado -y tiene fecha de finalización el 30 de Mayo- va a ser el último. En las últimas horas, la ministra de Salud, Carla Vizzotti, sugirió cuál es el plan del Gobierno Nacional para los próximos meses: cuarentenas intensas, intermitentes, pero de “pocos” días.

El decreto de Alberto Fernández, de hecho, ya implica una cuarentena intermitente. “En el presente decreto se dispone, desde el día 22 de Mayo y hasta el 30 de Mayo de 2021 y los días 5 y 6 de Junio de 2021, la suspensión de la presencialidad en las actividades económicas, industriales, comerciales, de servicios, culturales, deportivas, religiosas, educativas, turísticas, recreativas y sociales para los lugares definidos como en situación de Alto Riesgo Epidemiológico y Sanitario o en situación Alarma Epidemiológica y Sanitaria”, dice el texto.

Esto quiere decir que Argentina tendrá una cuarentena estricta de 9 días, luego 5 días con las limitaciones que regían hasta el último Viernes y luego otros 2 días, el fin de semana, de cuarentena estricta. “La medida es transitoria y se va a volver a evaluar la situación después de estos 9 días. Nosotros necesitamos ir monitoreando y en caso de ser necesario, generar medidas intermitentes”, anticipó este Sábado Vizzotti.

 “Se va a evaluar el impacto, los próximos meses son de más riesgo, por el invierno. Cada medida se va analizando muy cuidadosamente, en función de la situación epidemiológica, la velocidad de los contagios y el punto más importante: la ocupación de las camas en las terapias intensivas”, agregó la ministra.

Si en Marzo de 2020 el Gobierno advirtió que necesitaba tiempo para preparar el sistema sanitario, ahora necesita tiempo para conseguir más vacunas y acelerar el ritmo de vacunación, sumamente demorado respecto de las previsiones originales del propio Ejecutivo nacional.

En el Ministerio de Salud consideran que las “medidas intermitentes” no sólo pueden ser más efectivas, sino que serían más efectivas porque son más “cumplibles” por parte de la población respecto de las restricciones extendidas en el tiempo.

El Presidente comenzó la semana pasada con una idea clara en la cabeza: “No vamos a ir a una Fase 1, no lo resistiríamos”, sostuvo. En la semana se registraron sucesivos récords de contagios y de muertes, pero los datos del crecimiento de los contagios ya venía observándose hace una semana, no fue cosa de dos días especialmente malos.

Además de reunirse con los gobernadores, el Presidente lo hizo con el comité de infectólogos que asesoran al Gobierno nacional. Los expertos le advirtieron que todo empeoraría, que eran necesarias medidas contundentes por más antipáticas que fueran y recomendaron un confinamiento estricto más extenso, de tres semanas.

Por falta de margen económico y social, Fernández descartó esa posibilidad y consideró que un cierre total más limitado de nueve días sería “equilibrado”. Como ayer anticipó su ministra de Salud, el Presidente está más dispuesto a cierres intensos, breves pero repetitivos, que un cierre intenso y extendido.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11730 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach