Murió Lucas, el futbolista de Barracas Central que fue baleado en la cabeza por la policía

El Ministerio de Justicia y Seguridad inició un sumario administrativo a los oficiales. Marcha de vecinos para exigir justicia.

Lucas González, el joven futbolista de 17 años de Barracas Central baleado en la cabeza por la policía de la Ciudad de Buenos Aires, falleció este Jueves, informaron familiares. “Acaba de fallecer”, anunció un tío “del corazón” del adolescente, identificado como Emmanuel. “La familia está destrozada. Lo único que vamos a pedir es justicia”,

El hombre pidió que los responsables vayan presos y dijo que su sobrino venía de jugar al fútbol. “Basta, no queremos más la muerte de chicos que venían de jugar a la pelota. Estos chicos no eran delincuentes. Esto no tiene que volver a pasar”.

La noticia se conoció después que el presidente Alberto Fernández convocara a la madre del joven para esta tarde en la Casa Rosada pero la audiencia fue suspendida. En tanto, familiares y decenas de vecinos se manifestaban esta tarde en el barrio porteño de Barracas para exigir justicia.

A su vez, el Ministerio de Justicia y Seguridad, a través de la Oficina de Transparencia y Control Externo, inició un sumario administrativo a los tres miembros de la Policía de la Ciudad involucrados en el hecho. Mediante esta medida se los desafectó de la función operativa y se los pasó a disponibilidad. Ahora la justicia será la que determinará los pasos a seguir en torno al caso.

Murió Lucas, el futbolista de Barracas Central que fue baleado en la cabeza por la policía

Según Emmanuel, el tío de la víctima, habló de donar los órganos de Lucas. “Tengo entendido que es lo que quería él, seguir dando vida, darle vida y alegría a otra persona. Estamos muy felices en que Lucas va a seguir viviendo en otro cuerpo”.

En tanto, esta tarde decenas de vecinos y algunos familiares del joven se congregaron en el lugar del episodio para exigir justicia. Los manifestantes cortaron el tránsito en la zona y portaron carteles en los que responsabilizan a la policía de la Ciudad de Buenos Aires por el episodio. “Estamos destruidos”, dijo el padre de uno de los amigos de Lucas.

La primera información de la fuerza de seguridad afirmó que Lucas y sus tres amigos escaparon de un control policial. Sin embargo, la mamá del futbolista aseguró que se trató de un caso de “gatillo fácil”.

Los 4 jóvenes circulaban en un vehículo Volkswagen Suran en la calle Luzuriaga del barrio porteño de Barracas. En un momento, policías de la Comisaría C4 de la Ciudad dispararon contra ellos.

La hija de Hugo Moyano viajó a Miami en un costoso jet privado

Según la versión policial, agentes de la Comuna 4 intentaron detener la marcha de una Volkswagen Suran con 4 personas en Av Vélez Sarsfield e Iriarte. En ese trayecto, el vehículo en el que iba el juvenil de Barracas embistió al móvil no identificable de la brigada y se escapa.

Se producen disparos y el auto escapó por la calle Luzuriaga, de acuerdo al reporte. El vehículo fue nuevamente avistado en Alvarado y Pedriel. Allí, la policía detuvo a dos personas y una tercera tenía una herida de bala en la cabeza. Un cuarto sospechoso huyó. Las pericias quedaron a cargo de la Policía científica que secuestró una réplica de plástico de un revólver, hallado en el asiento izquierdo trasero del Suran.

Murió Lucas, el futbolista de Barracas Central que fue baleado en la cabeza por la policía

Por su parte,  la mamá de Lucas González aseguró que su hijo fue víctima de un caso de “gatillo fácil”. “Lucas salió de entrenar del club Barracas con 4 compañeros más, ellos iban a probarse porque en el club estaban buscando chicos: había prueba de su categoría. Si bien él estaba en el club hace algunos años, acompañó a sus amigos que son de Florencio Varela. Cuando salieron de entrenar pararon a comprar un juego, en ese trayecto que suben, porque hasta la señora del kiosco nos dijo que pararon, que se los veía bien, contentos, que venían escuchando música”.

“Por lo que sabemos, los paró un auto con 4 policías. Uno de los padres de los chicos nos contó que ellos pensaron que los iban a asaltar, aceleraron y en ese trayecto le dispararon a mi hijo”.

“Es una criatura que todos los días se levanta temprano para ir a entrenar, vuelve, duerme una siesta y a la tarde va a la escuela, se cambió de turno para la noche para que pudiese ir a entrenar. La verdad es que me destrozaron la vida, quiero que esto no quede en la nada y que los que hicieron esto, la paguen” y agregó “Solo Lucas fue herido, los otros nenes hasta anoche estaban demorados por un juez de menores. Esto no tiene que quedar en la nada, esto fue un gatillo fácil”.

Barracas Central, club que presiden el titular de la AFA, Claudio Chiqui Tapia, emitió un comunicado sobre el episodio.  “Con infinita tristeza hoy despedimos a Lucas. El club adhiere al dolor y la impotencia ante lo sucedido. Pedimos respeto a la familia y que nos acompañen a abrazarlos en este irreparable momento. El club dispuso tres días de duelo sin actividades sociales y deportivas. Nuestras condolencias a los familiares de Lucas y pedimos JUSTICIA”, indicó el mensaje.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 10995 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach