Omicron o Delta: La ciencia se pregunta cuál variante hará más daño

Los científicos intentan dilucidar estos días si la variante Ómicron del coronavirus resultará más devastadora que la Delta.

Omicron o Delta. Los científicos intentan dilucidar estos días si la variante Ómicron del coronavirus resultará más devastadora que la Delta. Actualmente esta nueva variante plantea muchas preguntas, y una de ellas es cuán rápido se propaga.

«La cuestión es de hecho cuán transmisible es Omicron en comparación con Delta», se pregunta en ese contexto John Moore, profesor de microbiología e inmunología en el Colegio Médico Weill Cornell de Nueva York. La agencia informa que los expertos analizarán los datos públicos para determinar si los contagios con Omicron empiezan a superar los de Delta, lo que podría llevarles entre 3 y 6 semanas dependiendo de la velocidad de propagación de la cepa.

Omicron o Delta: La ciencia se pregunta cuál variante hará más daño

George Rutherford, profesor de epidemiología, medicina preventiva, pediatría e historia de la Universidad de California, afirmó el pasado Domingo a TASS que la nueva cepa en cuestión ya está sobrepasando a la Delta en el sur de África.

Mientras tanto, David Ho, profesor de microbiología e inmunología en la Universidad de Columbia (Nueva York), opina que la propagación de la variante Omicron en medio del dominio de la Delta, que desplazó a otras variantes del coronavirus, es algo «preocupante».

Respecto a la gravedad, el Dr Peter Hotez, experto de virología molecular y microbiología en la Escuela de Medicina de Baylor, declaró que hay diversos informes: «Algunos dicen que es una enfermedad muy leve y otros algunos casos graves en hospitales sudafricanos».

A su vez, Alexánder Guíntsburg, director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, que desarrolló el fármaco anticovid ruso Sputnik V, afirmó a TASS que los casos graves de la enfermedad tras infectarse con Omicron pueden desarrollarse durante un período más largo que en el caso del contagio con Delta debido al gran número de mutaciones relacionadas con la primera, una circunstancia que le daría al organismo humano más tiempo para desarrollar inmunidad, sostiene.

Melita Vujnovich, representante de la OMS en Rusia, dijo la semana pasada que la variante Omicron puede ser más peligrosa que otras, pero reiteró que «hay que esperar un poco» para asegurarlo, agregando que la variante beta también actuó de manera semejante y tuvo «tales posibilidades».

En cuanto a la efectividad de las vacunas contra Omicron, hay diversas opiniones sobre la resistencia de la nueva variedad a los fármacos. David Ho afirma que «los anticuerpos de las vacunas atacan tres regiones» de la proteína Spike, o espiga, del coronavirus y que Omicron tiene mutaciones en estas zonas, lo que podría apuntar a un considerable nivel de resistencia de la cepa.

Por su parte, John Wherry, director del Instituto de Inmunología Penn (Filadelfia) sostiene que la vacuna probablemente evitará que los infectados con Omicron deban ser hospitalizados.

Hasta ahora, la Organización Mundial de la Salud (OMS) calificó de «muy alto» el riesgo general a nivel global en relación a esta variante, aunque destacó que todavía hay «considerables incertidumbres» sobre su potencial para resistir a las vacunas.

La preocupación por Omicron se debe fundamentalmente a que acumula una cantidad de mutaciones «sin precedentes» en la proteína Spike (hasta 32), que es una parte fundamental en la que se enfocan los sueros desarrollados hasta la fecha para combatir la enfermedad.

Además, algunas de las mutaciones detectadas están presentes también en las variantes ya conocidas, como la Delta y la Alfa, y están asociadas a una mayor transmisibilidad y evasión de las defensas del sistema inmune, como los anticuerpos. La aparición de la nueva variante, la B.1.1.529, ha provocado que 30 países ya hayan anunciado la restricción de la movilidad internacional.

La nueva variante de coronavirus Ómicron es una variante de «preocupación» pero no de «desesperación», y el Gobierno brasileño tiene preparado el sistema sanitario para una eventual ola por esta modalidad, afirmó el ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga. «No es una variante de desesperación, porque tenemos autoridades sanitarias comprometidas con la prestación de una atención de calidad a nuestra población», dijo el ministro.

Un ciudadano brasileño procedente de Sudáfrica fue aislado en Brasil debido a que resultó positivo a la prueba para detectar el coronavirus, y hasta el momento no se conoce con qué variante se contagió. El primer caso de la variante de coronavirus Ómicron predominante en Sudáfrica fue notificado a la Organización Mundial de la Salud el pasado 24 de Noviembre. La nueva variante de coronavirus presenta una serie de mutaciones no vistas antes, en su mayoría en la proteína «Spike» que el virus utiliza para invadir las células humanas.

Queiroga pidió además el fin de semana pasado tranquilidad a los brasileños, al comentar que los cuidados con la nueva variante son los mismos que con las otras, además de que la principal arma contra la COVID-19 es la vacunación. Brasil acumuló hasta el Domingo 22.080.906 casos confirmados y 614.278 muertes a causa del virus desde el inicio de la pandemia en el país.(NA)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11514 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach