Los secretos del panetone argentino premiado en Italia

Juan Manuel Alfonso Rodríguez (31) fue uno de los dos extranjeros recientemente premiados en el Mundial de esa variante del pan dulce en Milán. Tercera generación de panaderos -en 1931 su abuelo abrió un locala metros de Caminito que durante años abasteció al buffet de la cancha de Boca-, Rodríguez nos regala para esta Navidad la receta de su distinguido panetone.

Juan Manuel Alfonso Rodríguez es tercera generación de pasteleros pero recién conoció el “panettone” hace apenas seis años. Desde entonces se entusiasmó tanto con esa versión del pan dulce gestada en el Norte de Italia que llegó a invertir meses y meses además de kilos y kilos de harina y frutas para encontrar la mejor versión posible. 

En el camino, el joven de 31 años fanatizó con su confitura a los vecinos de Saavedra, el barrio porteño donde queda la confitería de su familia. Logró consagrarse Campeón argentino y ser uno de los dos no italianos distinguidos en el Panettone World Championiship en Milán, Italia, algo así como el Mundial de la especialidad. El otro premiado fue un taiwanés, con lo cual a Alfonso le cabe el honor de haber sido el único americano en la final del certamen.  

Las agujas de acero para colgar los panetones una idea trada de Europa
Las agujas de acero para colgar los panetones, una idea traída de Europa.

Por eso, y al pie del horno a leña -un espacio que casi no abandona en la época navideña- o desde sus redes sociales, Alfonso lleva adelante una cruzada para poblar de panetones las mesas festivas y dejar bien alto el honor de la confitura, diferenciándolo de su versión genovesa: el pan dulce.

“Los dos son de origen italiano, pero son dos piezas distintas. El pan dulce viene de la zona de Génova, y el panetone de Milán, en Lombardía. El pan dulce lleva mucha más fruta, huevos enteros y levadura y el panetone tiene tres veces más manteca y yemas de huevo, y lleva unos tres días de elaboración ya que no tiene levadura sino masa madre”, sintetiza Alfonso Rodríguez que recibió más de un reto de su familia por la cantidad de ingredientes que “desperdiciaba” en sus intentos de lograr un gran postre al estilo genovés. 

En total la elaboracin de un panetone pude llevar hasta tres das
En total, la elaboración de un panetone pude llevar hasta tres días.

Para ejemplificar el concepto, muestra una pieza con miga húmeda, de color amarillo intenso y cuenta que la manteca le da una gran humedad a la masa y obliga a dejar que la pieza se enfríe colgada para que no se hunda. “Existen unas agujas especiales para este proceso pero como no se consiguen en Argentina me las mandé a fabricar”, confiesa Alfonso Rodriguez.

El pastelero, que se recibió de licenciado en Administración de Empresas pero se dejó tentar por los cursos de panadería y pastelería y quedó a cargo del área de producción en la confitería de la familia, se define como un fan de la ecología, por eso, en busca de una alimentación más saludable, trabaja solo con materias primas orgánicas certificadas, sin usar conservantes, colorantes, estabilizantes, insecticidas, fertilizantes, productos con modificación genética en los cereales o que provengan del maltrato animal (de las gallinas ponedoras).

En la competencia de Milán tuvo que poner en juego sus conocimientos ya que el jurado evaluaba el sabor y el perfume del postre que debían lograrse sin colorantes ni saborizantes, en base a yemas que le daban a la masa la tonalidad amarilla y ralladuras de naranja o limón.. 

El último día de octubre Alfonso Rodríguez recibió una distinción junto a un taiwanés por ser los dos únicos extranjeros que llegaron a la final del Mundial del Panettone. La competencia le dejó la experiencia de competir en un lugar extranjero, con gente de todo el mundo, varios sponsors que lo apoyaron y el contacto con productos y equipamiento desconocidos en el país. “Lo maravilloso es que ahora nos conoce. Argentina quedó en el mapa del panetone”, se enorgullece el hombre que entrenó un espacio prestado en Barcelona, y tomó clases vía Zoom con el panadero Maximiliano Liberatore, un experto en el tema en el Viejo Continente para adaptarse a las restricciones impuestas por la pandemia. “Fue una proeza”, sintetiza.

Juan Manuel con su distincin en Miln Foto IG Juan Mar
Juan Manuel con su distinción, en Milán. Foto: IG Juan Mar.

Cuando no compite o estudia en el exterior Juan Mar -como se hace llamar en Tik Tok, red en la que supera los 64 mil seguidores, y en Instagram, donde son más de 35.500-, se dedica a hornear en la confitería Artiaga. El local que la familia maneja desde la década del 80, pero con el expertisse de sus abuelos que abrieron una panadería en el barrio de La Boca, a 50 metros de Caminito, en 1931. “Le llevaban pan al buffet de la cancha de Boca y hacían el reparto en la isla Maciel en un carro con caballos que tenían que cruzar en bote”, recuerda la familia en una decena de cortos que subió a Youtube a modo de serie para recrear la historia de la firma, en la que aparecen vecinos y amigos famosos como Bobby Flores. 

 

Los abuelos junto a mam Graciela en la panadera de La Boca que abrieron en 1931
Los abuelos junto a mamá Graciela en la panadería de La Boca que abrieron en 1931.

En los videos en los que intervienen todos los integrantes de la familia Rodríguez Alfonso, desde el abuelo Antonio, que falleció recientemente, al tío Daniel, que tiene su propia confitería pero confiesa que no deja de probar el pan dulce (y el panetone) de sus sobrinos, surgen anécdotas. Como la que cuenta que mamá Graciela llevaba a sus hijos a trabajar y les armaba camas en los canastos de pan con bolsas de harina a modo de sábanas, para que durmiesen la siesta, Juan y sus hermanos José y Sol, que también trabajan en la panadería, encargándose de la parte comercial y del marketing, respectivamente. 

La panadera xeneize abastec al buffet de la cancha de Boca durante aos
La panadería xeneize abastecíó al buffet de la cancha de Boca durante años.

Pero no todo es panetone en las vitrinas de la confitería familiar. Además de la creación favorita de Juan Manuel, preparan pan dulce, budines y cenas frías, y  roscas, facturas y tortas en todas las épocas del año. Los Rodríguez Alfonso cuentan que están tan consustanciados con el trabajo que Juan Mar festejó uno de sus últimos cumpleaños con su barra de amigos en la cuadra, a metros del horno al que le dedica tantas horas de su día. 

mm
Acerca de Semanario Argentino 11309 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach