Marcha contra la Corte Suprema: convocatoria limitada, echar a los jueces, el fin del «lawfare» y mucho cotillón K

Como estaba acordado, las actrices kirchneristas, Cristina Banegas y Luisa Kuliok, leyeron el documento que consensuaron todas las organizaciones sindicales, sociales y judiciales que llamaron a marchar contra la Corte Suprema. “Queremos una Corte subordinada al poder soberano del pueblo”

Marcha contra la Corte Suprema. “Salimos a la calle para exigir que esta Corte se vaya. Para exigir la democratización de la Justicia y el fin del Lawfare, las causas armadas. Con esta Corte no hay Justicia ni democracia plena”, sostuvo el documento.

Las organizaciones firmantes sostuvieron que los miembros de la Corte, Horacio Rosatti, Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti y Juan Carlos Maqueda, “se tienen que ir” porque “condicionan” al poder político.

“Esta Corte se tiene que ir porque le ha garantizado la impunidad a los genocidas, porque persigue a los trabajadores y trabajadoras. Se tiene que ir porque conoció y permitió la sistemática persecución de los servicios de inteligencia y el Gobierno macrista”, agrega el texto que leyeron Banegas y Kuliok.

Los organizadores de la marcha pidieron también la libertad de la líder de la Tupac Amaru, Milagro Sala, condenada y procesada en múltiples causas de corrupción y violencia, hoy detenida con prisión domiciliaria en Jujuy.

Marcha contra la Corte Suprema: convocatoria limitada, echar a los jueces, el fin del "lawfare" y mucho cotillón K

Sobre el escenario montado frente al Palacio de Tribunales, el juez Juan María Ramos Padilla, uno de los principales convocantes a la marcha, tomó el micrófono. “Son atorrantes, delincuentes. Basta de Cortes, excelencias, señorías, supremos… ¿Quién carajo se creen que son?”, lanzó contra los miembros del máximo tribual.

“Vamos a cambiar la historia del poder judicial. Esto no es un simple reforma, no alcanza con que se vayan los jueces”, sostuvo el juez. “No me vengan a correr con la Constitución”, agregó.

Ramos Padilla estuvo acompañado por el dirigente social Luis D’Elía y se sumó, junto al escenario, el condenado ex vicepresidente Amado Boudou, y el diputado nacional, Leopoldo Moreau. “Van a quedar como la peor Corte de la historia. Se tienen que ir hoy. Acá está el pueblo”, cerró Ramos Padilla.

El juez Juan María Ramos Padilla, uno de los principales convocantes a la marcha contra la Corte Suprema, ratificó que el objetivo de la protesta es “que se vayan todos los jueces” del máximo tribunal. “Vamos a pedir la renuncia de los jueces de la Corte. El Poder Judicial no se puede hacer con delincuentes”, dijo en la previa.

Marcha contra la Corte Suprema: convocatoria limitada, echar a los jueces, el fin del "lawfare" y mucho cotillón K

Acompañado por el líder piquetero Luis D’Elía, el juez aseguró que “el Presidente (Alberto Fernández) no tiene nada que ver con esta marcha”, pese a las críticas del jefe de Estado al máximo tribunal, y pese al apoyo explícito de varios ministros nacionales a la protesta.

Por su parte, las Cámaras Nacionales y Federales de todo el país rechazaron la marcha del 1F contra la Corte Suprema. Cuestionaron en un comunicado “las constantes afrentas que por distintos medios ha recibido el Máximo Tribunal”.

Asimismo,  plantearon que los ataques a la Corte “se orientan sistemáticamente a menoscabar la función jurisdiccional y la independencia del Poder Judicial, en exclusivo desmedro de la administración de justicia”.

En la movilización al máximo tribunal participaron funcionarios como el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat Jorge Ferraresi y la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Cristina Caamaño. Además de dirigentes como Luis D’Elia y uno de los jefes de la CGT, Pablo Moyano.

El bloque de diputados de la UCR calificó a la marcha del 1F “no como una movilización ciudadana, sino un acto violento para amedrentar a la Justicia”, al expresar en un comunicado su “preocupación” por la protesta “que se promueve desde el oficialismo contra los miembros de la Corte Suprema” y planteó que “el kirchnerismo quiere simbólicamente tomar por asalto la Justicia” y que “por eso decide salir a la calle para agredir a los jueces del Máximo Tribunal del país”.

La Corte Suprema de Justicia confirmó la condena a Luis D’Elía

El secretario de Relaciones Parlamentarias de la jefatura de Gabinete Fernando “Chino” Navarro dijo sobre la marcha del 1F: “No participamos pero la respetamos y compartimos que la Justicia es un desastre” … ”La respetamos y compartimos que la justicia es un desastre” declaró.

El senador de Juntos por el Cambio, Luis Juez, dijo que le parece “una locura que una banda de procesados y condenados diga que quiere cambiar la cabeza del Poder Judicial y que el poder político convalide”… “Es lo más destituyente que vi en mi vida”, expresó.

El diputado de Juntos por el Cambio Gerardo Milman rechazó la marcha del 1F: “Si uno mira la Constitución es una marcha golpista. La Constitución establece un gobierno con tres poderes. ¿Qué sentirían si mañana hacemos una marcha para destituir al Presidente o al Congreso?”, en declaraciones a Delta FM. «Si uno mira la Constitución, es una movilización golpista»

El ex ministro de Defensa Agustín Rossi: “Nadie se debe ofender cuando hay un grupo de ciudadanos que pretenden interpelar el funcionamiento del poder judicial que deja mucho que desear”, en declaraciones a FM La Patriada.

Leopoldo Moreau: «lo de hoy es un reclamo ciudadano, democrático, republicano». El diputado del Frente de Todos dijo que la marcha “tiene como objetivo tener un Poder Judicial que no siga siendo cómplice del plan sistemático de espionaje ilegal» y agregó, la movilización “tiene como objetivo tener un Poder Judicial que no siga siendo cómplice del plan sistemático de espionaje ilegal y persecución política que no tiene antecedentes en la historia democrática del país”.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11467 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach