Mario Kempes, goleador argentino en el Mundial 1978, volvió a su ciudad natal de Córdoba después de 44 años

El “Matador” regresó este Sábado a Bell Ville, allí donde no iba desde los días posteriores a ganar la Copa del Mundo celebrada en Argentina. Recreó la caravana que protagonizó el 26 de Junio de 1978, el día después de coronarse campeón con la Selección.

Mario Kempes volvió a su ciudad natal. El 25 de Junio de 1978, Mario Kempes se transformó en el jugador más importante del mundo. Entonces, la Selección venció a Países Bajos por 3 a 1 en la final de la Copa del Mundo celebrada en la Argentina con 2 goles del cordobés y 1 de Daniel Bertoni. “El Matador” fue la gran figura de aquel certamen, en el que marcó 6 tantos, y tenía el planeta a sus pies.

Al otro día, sin embargo, logró escaparse del asedio de la prensa y viajó a Bell Ville, su ciudad natal a la que desde entonces no había vuelto hasta hoy, 44 años después, para generar una revolución.

El periodista Gustavo Farías publicó este sábado una nota en el diario La Voz, en la que de manera magistral cuenta cómo fue aquella visita de Kempes a Bell Ville que pretendió ser en total anonimato y terminó en una vuelta en autobomba, con cientos y cientos de personas vivándolo… como hoy.

Mario Kempes, goleador argentino en el Mundial 1978, volvió a su ciudad natal de Córdoba después de 44 años

“Aquel día, cuando se echó a correr el rumor de que Mario estaba de viaje hacia su residencia paterna, no solo Bell Ville alteró su rutina diaria. Un periodista anticipó que el Matador había partido desde su departamento en Rosario rumbo a la localidad cordobesa y describió el modelo y color del auto en que se transportaba. El flamante campeón, que pretendía huir del acoso derivado de su consagración, no entendía cómo la gente saludaba al auto a la vera de la Ruta 9 con banderas y pancartas, mientras atravesaba cada paraje de su itinerario. Carcarañá, Cañada de Gómez, Armstrong, Tortugas, General Roca, Marcos Juárez, Leones, San Marcos… Toda la extensión de la ruta con vecinos saludando a su paso y formando una caravana que iba alargándose a medida que avanzaba”, rememora el mencionado artículo.

De manera curiosa, el auto que Kempes utilizó este Sábado en su regreso a Bell Ville también merece una nota destacada. Fue un Peugeot 504, ese que en su momento fue un boom y hoy ya casi no se ve, pero es el que tiene su hermano, que fue quien lo fue a buscar en su llegada a la ciudad. También, como aquella vez, los vecinos, enterados de la presencia del ídolo, salían de sus casas entre expectantes, incrédulos y emocionados para chequear si, efectivamente, el rumor era cierto y sí, ahí estaba Mario, Marito, caminando por las calles donde allá por la segunda mitad de la década del 50 se pasaba sus días de infancia pateando una pelota (o todas las que podía).

Mario Kempes, goleador argentino en el Mundial 1978, volvió a su ciudad natal de Córdoba después de 44 años

“Este es mi pueblo, mi ciudad, es mi casa”, resumió Mario Kempes en diálogo con TN, que acompañó cada paso del “Matador” por su ciudad, que lo convocó por intermedio de su intendente para un homenaje que se imponía necesario. Así Mario fue agasajado por la Municipalidad, el Club Bell y diversas instituciones, pero fundamentalmente fue aclamado por quienes lo idolatraron en su esplendor y otros que no lo vieron jugar, pero supieron de su leyenda.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11467 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach