El mal de la resistencia al cambio: 5 ideas de Inteligencia adaptativa para asimilar más rápidamente

La inteligencia adaptativa, aquella de la que hablaba el físico Stephen Hawking antes de morir, es la que nos ayuda a incorporar los cambios sin el costo personal que pagamos cuando oponemos resistencia. Es, sencillamente, la que nos permite actuar con más agilidad y eficacia.

Se trata de un aspecto central en épocas de incertidumbre, turbulencias y desconcierto. Es un modo de actuar que no va permanentemente hacia el pasado para comparar con el presente, sino que crea una plataforma hacia el futuro sin resistencia y con disposición a capitalizarlo como nuevas experiencias.

  • Cómo funciona la inteligencia adaptativa

Así como contamos con el coeficiente intelectual para medir el nivel de conocimiento de una persona, y la inteligencia emocional para evaluar las habilidades en ese campo, la inteligencia adaptativa es la que produce en el cerebro distinto tipo de impulsos y conexiones en las neuronas que pasan la información de una a otra.

El mal de la resistencia al cambio: 5 ideas de Inteligencia adaptativa para asimilar más rápidamente

En el cerebro se produce el efecto de la neuroplasticidad, la capacidad plástica que tiene para modificar las rutas habituales de pensamientos e ideas que, luego, son llevadas a la acción. Esta función específica permite ampliar las posibilidades de conexiones de neuronas, para generar resultados diferentes. Aunque si el circuito que elige recorrer una persona es siempre el mismo, se caería en el estancamiento.

Hay cuatro tipos de neuroplasticidad:

  • Reactiva: para resolver cambios de poca duración. Es un efecto de reacción rápida ante lo que sucede.
  • Adaptativa: en este caso se modifican las conexiones neuronales de la memoria y el aprendizaje. Esto significa que por más nuevo que sea un concepto o idea, siempre se la asocia a través de la memoria con esquemas preexistentes a través de evocar la memoria y traerla al presente; mientras que el adaptar lo nuevo modifica los aprendizajes previos.
  • Reconstructiva: es la función de la neuroplasticidad que permite recuperar total o parcialmente algunas funciones perdidas.
  • Evolutiva: Se produce cuando la influencia del entorno hace que cambien los patrones cerebrales que teníamos.
  • 5 ideas para desarrollar la Inteligencia Adaptativa

Como ayuda para crear las mejores condiciones de inteligencia adaptativa, tanto en ti como en cualquier tipo de organización, estas cinco ideas serán fácilmente aplicables para ir moldeando la nueva realidad que quieras:

1 – Entrena la neuroplasticidad cerebral

Es la clave de la inteligencia del futuro. Así como existe una inteligencia artificial, ya tienes un poder totalmente humano, que puedes ejercitar diariamente.

Cambia de rutinas, modifica lo establecido, busca alternativas, reúnete y comparte con personas totalmente diferentes, plantea soluciones desde puntos de vista inéditos y originales. De esta manera, estarás estimulando las nuevas conexiones neuronales del cerebro y observarás cómo vas moldeando nuevas respuestas a problemas diferentes cada vez que ocurren.

2 – Desafía tus sesgos automáticos

Muchos de los sistemas sociales -como gobiernos y cualquier negocio o empresa- aún piensan con esquemas antiguos, que quizás funcionaron en otros tiempos. Esto sucede porque se observa la realidad desde el sesgo de confirmación: “Si ya funcionó una vez, volverá a hacerlo ahora” o el que subsiste y genera peores consecuencias. “Siempre lo hicimos así.”

Lo que sucede es que, como los contextos cambian completamente, sucede lo que afirma la frase de Einstein, “No podemos resolver un problema con la misma lógica que lo creó.”

La solución es identificar los sesgos que aparecen en cada momento en tu mente, y en la cultura de las organizaciones, para desafiarlos con estos cuatro pasos:

  • El primer paso es frenar y observar el sesgo que aparecerá sin darte cuenta. Así harás una toma de consciencia.
  • El segundo, es preguntarse si la respuesta automática que nos trae es la más apropiada y óptima pensando en la evolución y el impacto.
  • El tercero, definir un plan de acción, no sólo circunscripto a una sola acción, el célebre Plan A; sino que si abres posibilidades construirás una brecha de acción mucho más amplia.  Se trata de generar un plan B, C, D, y todos los posibles, para que, cruzando variables, encuentres la mejor opción posible en el momento, y no te quedes estancado en el sesgo automático de siempre.
  • El cuarto paso es medir el resultado, implementar las mejoras que quieras hacer en ti o a nivel organizacional, y así se habrá gestado una nueva submodalidad de acción que estimulará la inteligencia adaptativa.

3 – La mentalidad cambia si la asocias con emociones diferentes

En la Inteligencia Adaptativa es fundamental aprender a distinguir emociones y sentimientos, dos aspectos que están impregnados dentro de la mente subconsciente.

Las emociones son de corta duración y representan la respuesta permanente a lo que sucede: somos emociones viviendo, tomando decisiones, conversando e incluso conviviendo dentro de nuestra mente. A esto se suma el lenguaje y el cuerpo, como actores que ayudan a la expresión de las emociones.

Los sentimientos tienen más larga duración, y constituyen la forma de adherencia a las emociones que vamos sintiendo, prolongadas en el tiempo.

Cuando quieres cambiar la mentalidad puedes relacionar las situaciones con emociones contributivas, de apoyo y expansión. Son las que te impulsarán hacia adelante, en vez de estancarte en lo que pasó o en formas del estilo “esto siempre se hizo así y por eso no lo voy a cambiar.” Desafíate sin temores.

4 – Abraza los nuevos aprendizajes

Como si fuese una nueva amistad que estás haciendo, los aprendizajes que surgen de aplicar la Inteligencia Adaptativa son los que te llevarán a un nivel de expansión novedoso.

Por ejemplo, la curiosidad y la intuición son dos herramientas fundamentales para poder desarrollar esta nueva inteligencia en ti y en tu entorno.

Recuerda que hay una gran diferencia entre formarse en algo, es decir, captar la información en un curso o carrera, por ejemplo.

En cambio, el aprendizaje que se da cuando internalizas aquello en lo que te has formado y lo pasas a la práctica, a la acción, lo pruebas, ensayas, te equivocas, corriges y avanzas.

Así se produce una de las dimensiones más importantes de la Inteligencia Adaptativa, que es la experiencia práctica.

5 – Tres modelados de la Inteligencia Adaptativa

Le llamo modelado a la habilidad que tenemos de formatear nuestro esquema de pensamiento para facilitar la adaptabilidad. Imagina que eres artista de la alfarería y que moldeas las piezas de acuerdo con tu gusto. Aquí tienes tres formas para lograrlo:

  • Suelta el control absoluto de las cosas: La reacción automática al decidir con los esquemas de siempre se debe a un locus de control, que es tener la fantasía de querer estar controlando a tu manera todo lo que sucede. Cuando aprendes a soltar, te vas flexibilizando, y puedes ensayar nuevas formas de ser y de hacer, sin apegarte al resultado de acuerdo con tu forma de mente rígida.
  • Deja de prensar que el cambio cuesta, y empieza a pensar que el cambio vale. Cuando modificas la perspectiva desde la que observas, te darás cuenta de que habrá valiosos aprendizajes al aplicar la inteligencia adaptativa. Por ejemplo, prestando suma atención a tu lenguaje restrictivo y cambiándolo por uno contributivo, modificarás el modelo mental -personal y de cultura organizacional-, y así, actuarás de manera más actualizada a lo que estás viviendo.  
  • Abandona la mediocridad como excusa. Cuando te sientas en el banquito de los mediocres la vida es gris, sosa y sin sentido. Este es el caso de los que viven criticando y comparándose con los demás, para peor.

En cambio, cuando te eriges frente a la realidad con nuevas herramientas, sin excusas, asumiendo el rol protagónico que implica adaptarte a lo nuevo, empezarás a crear las condiciones para moverte, expandirte y conseguir más y mejores logros, sin sufrimiento de por medio.

Daniel Colombo

Facilitador y Máster Coach Ejecutivo especializado en alta gerencia, profesionales y equipos; mentor y comunicador profesional; conferencista internacional; autor de 32 libros. LinkedIn Top Voice América Latina. Coach profesional certificado por ICF en su máximo nivel, Coach certificado y Miembro de John Maxwell Team.

www.danielcolombo.com

Linkedin.com/in/danielcolombo

Instagram: daniel.colombo

YouTube.com/DanielColomboComunidad

www.facebook.com/DanielColomboComunidad

Twitter @danielcolombopr

mm
Acerca de DANIEL COLOMBO 163 Articles
Daniel Colombo es un reconocido coach y comunicador profesional. Escritor. Especialista en motivación y liderazgo.