Trump vs. DeSantis: los jóvenes conservadores debaten el futuro del Partido Republicano

TAMPA, Florida, EE.UU. (AP) — Cuando el expresidente Donald Trump subió al escenario ante una multitud de más de 5.000 jóvenes activistas conservadores en Tampa este fin de semana, recibió la bienvenida de la estrella de rock a la que se ha acostumbrado durante los siete años en los que ha remodelado el Partido Republicano.

Una noche antes, fue el gobernador de Florida, Ron DeSantis, quien hizo que la multitud se pusiera de pie mientras encabezaba el programa del día en la Cumbre de Acción Estudiantil anual de Turning Point USA.

“Para ser honesto, es como elegir entre tu hijo favorito”, dijo Leo Milik, de 19 años, cuando se le preguntó a quién le gustaría ver como el próximo candidato del partido.

Milik, con una gorra de béisbol que decía “Trump tenía razón”, dijo que ambos republicanos “tienen sus pros, y sus contras”. Por ahora, dijo, se inclina hacia Trump.

Ese sentimiento refleja el examen de conciencia en curso dentro del Partido Republicano a medida que comienza a tomar forma una primaria invisible para la nominación presidencial de 2024, dominada al menos por el momento por Trump y DeSantis.

Trump vs. DeSantis: los jóvenes conservadores debaten el futuro del Partido Republicano

No hay duda de que Trump se está acercando a anunciar una tercera campaña presidencial. Pero existe un debate genuino sobre si es el mejor candidato del partido para enfrentarse al presidente Joe Biden, quien por lo demás es visto como un titular vulnerable de cara a la próxima campaña, agobiado por la inflación vertiginosa, la caída de la popularidad y las dudas sobre su capacidad para llevar a EE. sus 80.

Las audiencias de este verano del comité de la Cámara que investiga la insurrección mortal del 6 de enero solo han aumentado la ansiedad del Partido Republicano sobre Trump. Un par de editoriales de fin de semana en el New York Post y el Wall Street Journal —publicaciones propiedad de Rupert Murdoch, a menudo amigo de Trump— subrayaron el impacto y criticaron al expresidente por negarse a interrumpir a la multitud de sus seguidores cuando irrumpieron en el Capitolio de EE. UU. para detener la transferencia pacífica del poder.

“Por una cuestión de principios, por una cuestión de carácter, Trump ha demostrado que no es digno de volver a ser el jefe ejecutivo de este país”, escribió el New York Post.

Pero dentro del Centro de Convenciones de Tampa, las menciones del 6 de enero provocaron vítores cuando un quién es quién del “movimiento MAGA” de Trump subió al escenario en una sala que tenía la sensación de un club nocturno de Las Vegas.

“Corrí dos veces. Gané dos veces y lo hice mucho mejor la segunda vez… y ahora quizás tengamos que hacerlo de nuevo”, dijo entre aplausos atronadores y cánticos de “¡Retíralo!”.

Durante su discurso, Trump pareció tener la intención de abordar las críticas de algunos rincones del partido de que está demasiado concentrado en volver a litigar las elecciones de 2020, y le dijo a la multitud que quería hablar sobre “algunos de los temas realmente importantes”. 

Pero rápidamente volvió a las quejas familiares, calificándose a sí mismo como el político más perseguido en la historia de la nación mientras se acercaba cada vez más a anunciar una candidatura.

“Si renunciara a mis creencias, si accediera a permanecer en silencio, si me quedara en casa, si anunciara que no me postularía para un cargo, la persecución a Donald Trump se detendría de inmediato”, dijo. Pero eso es lo que quieren que haga. ¿Y sabes qué? No hay posibilidad de que haga eso.

DeSantis, quien a menudo insiste en que se enfoca únicamente en la reelección como gobernador, encabezó el programa del viernes por la noche en una aparición que sugirió fuertemente que sus ambiciones se extienden más allá del estado.

Dio la bienvenida a la multitud al “estado libre de Florida” y destacó las políticas de mitigación anti-COVID que lo convirtieron en un héroe conservador durante el apogeo de la pandemia. Y se jactó de sus esfuerzos para prohibir las discusiones sobre raza y orientación sexual en las aulas de Florida, así como de sus batallas con Disney .

“Hemos logrado mucho en el estado de Florida. Pero solo hemos comenzado a luchar”, dijo. “Porque tenemos la misión de mantener libre el estado de Florida y salvar a nuestro gran país”.

Una encuesta de opinión no científica de los asistentes al evento encontró que el 78,7% votaría por Trump en una primaria republicana, con DeSantis en segundo lugar con el 19%. Ningún otro candidato potencial superó el 1 por ciento.

Y, de hecho, muchos estaban en una carrera de Trump 2024.

“Me encanta la idea, me encanta”, dijo Ryan Malone, de 33 años, quien recientemente se mudó de Nueva York a Florida.

 Si bien es un gran admirador de DeSantis, argumentó que Trump está mejor posicionado para cambiar al país de lo que él ve como la letanía de fracasos de Biden.

“Creo que haría más cosas”, dijo. “Nuevamente, amo a DeSantis, él es mi 1A, ¿verdad? Pero sí creo que si vamos a salir de este período miserable en el que estamos, Trump es el tipo que nos sacará de este agujero”.

Aún así, le preocupaba lo que podría pasar si los dos se enfrentaran en una primaria republicana.

“No me gustaría ver que haya mala sangre entre la persona que es, como, el verdadero líder de nuestro partido y luego la persona que es, ya sabes, la segunda venida”, dijo.

Pero su esposa, la Dra. Mariuxi Viteri Malone, de 33 años, está ansiosa por que DeSantis se presente. 

Como inmigrante de Ecuador, dijo que estaba ofendida por la retórica de Trump hacia los hispanos.

Cameron Lilly, de 29 años, dijo que personalmente le gusta más DeSantis que Trump, pero, no obstante, cree que otra candidatura de Trump tiene sentido para el partido.

“Creo que Ron DeSantis en este momento está desperdiciando la oportunidad más que tiene Trump”, dijo Lilly, quien trabaja para un contratista de defensa en Annapolis, Maryland. “Me gusta DeSantis incluso un poco más. Pero creo que si queremos tener conservadores consistentes en la Casa Blanca, un mandato más de Trump, DeSantis como vicepresidente y luego potencialmente uno o dos mandatos más. Esa es la manera de mantener a los conservadores en la Casa Blanca por más años”.

Steven Dykstra, de 22 años, tenía otra razón.

“Por mucho que quiera que DeSantis sea presidente, que sería un gran presidente, quiero que se quede en Florida”, dijo Dykstra, quien asiste a Pasco-Hernando State College. “Si se postulara en 2024, no sería nuestro gobernador. Ha sido un gran gobernador. Creo que debería quedarse”.

Las hermanas de Orlando, Sydney y Janae Kinne, que se hacen llamar «The Patriot Sisters» en línea, dijeron que eran fanáticos tanto de Trump como de DeSantis, pero que no esperan que ninguno de los dos se postule en 2024.

“Todavía votaría por él. Todavía estamos allí. Pero me gustaría verlo en un asiento diferente este año”, dijo Janae, de 23 años, de Trump. “Si se postula, quiero decir, vamos a estar en la calle apoyándolo de todos modos. Pero nos gustaría verlo comenzar a levantar a otras personas que tienen la misma mentalidad”.

Sydney, de 21 años, dijo que estaba buscando una alternativa, pero no estaba segura de quién.

“Esa es la pregunta del momento”, dijo. “En este momento, lo que necesitamos es alguien que, sí, sea fuerte, tenga una voluntad fuerte, pero alguien que sea un poco más amable para unir a todos”.

Pero Zachary Roberson, de 22 años, dijo que, si alguna vez tuviera que elegir entre Trump y DeSantis, elegiría al gobernador de Florida.

“Parece una versión más refinada de Trump. Así que espero que se postule para presidente”, dijo Roberson, estudiante de la Universidad de la Costa del Golfo de Florida.

En cuanto a Trump, Roberson sugirió: “Puedes postularte para gobernador aquí en Florida”.

mm
Acerca de Semanario Argentino 11340 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach