Conservadores de EEUU promueven buzones para bebés para abandonar recién nacidos de forma anónima

Vinculados con el activismo antiabortista, sostienen que es la mejor manera de dar en adopción sin dar explicaciones.

Conservadores de EEUU promueven buzones para bebés. La caja de refugio seguro para bebés en Carmel, Indiana, parecía el buzón donde se dejan los libros de la biblioteca. Llevaba tres años a disposición de cualquiera que quisiera dejar un bebé de manera anónima.

Pero nadie la había usado sino hasta inicios de Abril. Cuando sonó la alarma, Victor Andres, un bombero, abrió el buzón y encontró, con gran sorpresa, a un bebé recién nacido envuelto en toallas de baño.

El descubrimiento llegó a los noticieros locales, quienes alabaron el valor de la madre diciendo que era “una ocasión para celebrar”. Más tarde ese mes, Andres encontró a una recién nacida en la caja. En Mayo, apareció otro bebé. Ya en el verano, habían dejado a tres niños más en buzones para bebés en todo el estado.

Los buzones para bebés forman parte del movimiento de los refugios seguros, que desde hace tiempo está estrechamente vinculado con el activismo antiabortista. Los refugios seguros ofrecen a las madres desesperadas una forma de dar en adopción a sus recién nacidos bajo el anonimato y, según sus defensores, evitar que se les haga daño a los bebés, se les abandone o incluso se les mate. Los refugios pueden ser buzones que permiten a los padres evitar hablar con alguien o incluso ser vistos cuando entregan a sus bebés. Los refugios más tradicionales son lugares como hospitales y estaciones de bomberos, donde los miembros del personal están capacitados para aceptar la entrega en persona de un padre o madre en crisis.

Conservadores de EEUU promueven buzones para bebés para abandonar recién nacidos de forma anónima

Los 50 estados cuentan con leyes de refugio destinadas a proteger de cargos penales a las madres que entregan a sus hijos. La primera, conocida como la ley del “bebé Moisés”, se aprobó en Texas en 1999 después de que varias mujeres abandonaran a sus hijos en botes o contenedores de basura. Pero lo que comenzó como una forma de prevenir los casos más extremos de maltrato infantil se ha convertido en un fenómeno más amplio, apoyado sobre todo por la derecha religiosa, que promueve con ahínco la adopción como alternativa al aborto.

En los últimos cinco años, más de 12 estados han aprobado leyes que permiten los buzones para bebés o que amplían las opciones de refugio seguro de otras maneras. Además, los expertos en salud reproductiva y bienestar infantil afirman que es probable que la entrega de bebés en refugios seguros sea cada vez más frecuente tras la decisión de la Corte Suprema de anular el fallo del caso Roe contra Wade.

Durante los argumentos orales en el caso Dobbs contra Jackson Women’s Health Organization, la jueza Amy Coney Barrett sugirió que las leyes de refugio seguro ofrecían una alternativa al aborto ya que permitían a las mujeres evitar “las cargas de la crianza”. En la decisión de la Corte, el juez Samuel Alito citó las leyes de refugio seguro como un “desarrollo moderno” que, en opinión de la mayoría, obviaba la necesidad del derecho al aborto.

Sin embargo, para muchos expertos en adopción y salud femenina, los refugios seguros no son una panacea.

Para ellos, dejar a un bebé en un refugio seguro es señal de que una mujer ha quedado en la periferia de los sistemas existentes. Es posible que haya ocultado su embarazo y haya dado a luz sin atención prenatal, o que sufra violencia doméstica, adicción a las drogas, falta de hogar o una enfermedad mental.

Las propias adopciones también pueden ser problemáticas, ya que las mujeres podrían no ser conscientes de que están poniendo fin a la patria potestad y los niños se quedan con poca información sobre sus orígenes.

Si un progenitor recurre a un refugio seguro, “ha habido una crisis, y el sistema ya ha fallado de alguna manera”, dijo Ryan Hanlon, presidente del Consejo Nacional para la Adopción.(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 11517 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach