Chio, el hijo de Gilda, lanzó su primer disco: “Es un renacer espiritual, me llevó 26 años abrazar mi historia”

En diálogo con “Nuestra Tarde”, el artista habló sobre el lanzamiento de su álbum con una canción sobre el trágico accidente que vivió con su mamá. Además, contó cómo se repuso a la tragedia que marcó su vida“. Es como un renacer, me llevó 26 años abrazar mi historia”

Chio, el hijo de Gilda, publicó su primer álbum. El título elegido para este lanzamiento es “Estamos Vivos” y no es al azar: las canciones dialogan con su pasado y también miran hacia el futuro con optimismo. “Es como un renacer para mí”, dijo.

Durante la entrevista, el artista reconoció que los últimos días fueron muy movilizadores. Por un lado, el pasado 11 de Octubre su mamá hubiese cumplido 62 años y este Domingo fue el día de la madre.

 “Son fechas muy difíciles durante muchísimo tiempo, el dolor era muy grande. Fue todo un proceso, un camino de 26 años hasta llegar acá. Puedo abrazar mi historia, soltar las alas y volar. Como dice mi canción ‘Crují’: Tomé tu mano y me eché a volar”, aseguró.

Chio, el hijo de Gilda, lanzó su primer disco: “Es un renacer espiritual, me llevó 26 años abrazar mi historia”

En ese sentido, reconoció que la música le permite conectar con su familia y reencontrarse consigo mismo. “Es un camino que empecé desde ese accidente -en el que murieron su mamá, su abuela y su hermana-. Me reencontré con ese nene de 8 años, porque me traía mucho dolor, negaba quién era antes del accidente” y puntualizó: “Es un renacer espiritual”.

Por otra parte, valoró a todas las personas que lo acompañaron y le dieron impulso a su carrera. “Es un proceso muy largo. Mi papá fue un gran compañero en este camino, supo priorizarme y reponerse a una pérdida tan grande como lo fue mi hermana Mariel. Tengo mi base, mi sostén, Brenda que es la madre de mi hija. Ellas vinieron a llenarme de alegría”, enumeró.

Además, orgulloso por el material que acaba de salir a la luz, destacó que los oyentes se van a encontrar con un trabajo de gran calidad. “Tiene mucho de rock y de pop”, adelantó sobre un material que atraviesa su vida.

En 1992, Gilda sacó su primer disco: De corazón a corazón (1992). La respuesta no fue la deseada. La compañía estaba quebrando y no tuvo la ayuda necesaria para que sonara en las radios. Para el siguiente paso, se tomó la cuestión en serio y comenzó a leer libros, a buscar frases, y a conocer más sobre el ambiente de la bailanta. Entendió que la movida tropical es el baile del pueblo.

Al año siguiente salió La única, con mejor suerte y con temas como “Corazón herido”, “Baila esta cumbia” o “La puerta”. En aquellos días, Gilda comenzó a recorrer los escenarios con éxito. Empezó a dormir en los ratos libres en el estudio de grabación o en el micro.

Chio, el hijo de Gilda, feliz por su primer disco: “Es como un renacer, me llevó 26 años abrazar mi historia” Pasito a pasito con… Gilda (1994) subió la apuesta con canciones como “Noches vacías” y “No me arrepiento de este amor”. Esa maestra jardinera se estaba transformando en una ídola popular. El siguiente disco fue Corazón valiente, que la consagraría como una de las grandes figuras gracias a temas como “Amame suavecito”, “No te quedes afuera”, “Paisaje” (una versión del cantante italiano Franco Simone) y “Fuiste” (basada en la historia de un amigo que la había dejado su novia).(TN)

LA

mm
Acerca de Semanario Argentino 12010 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach