The Trip, un entrenamiento futurista, ciclismo indoor que es furor en Europa

Futurista y energizante. En los centros de alto rendimiento más modernos del globo predomina un nuevo concepto de spinning. Se trata de The Trip, una modalidad de ciclismo indoor que invita a los participantes a ejercitarse inmersos en una realidad virtual. Los detalles de la última moda fit

No es que hayan marcado el rumbo, pero desde finales de la década del 90, el grupo familiar de atletas Les Mills ya intuía y avizoraba el futuro de la preparación física. Creadores de programas como Body Pump, Body Attack, Body Combat, Body Balance o Body Jam, son de los primeros desarrolladores de sistemas de entrenamientos colectivos en los que se integran trabajos de musculatura al ritmo de coreografías musicales.

Hoy, ya conformados como una compañía neozelandesa que opera de manera internacional, son los pioneros de las nuevas modalidades de ejercitación, basadas en rutinas de aeróbico y pesas, y con secuencias limitadas por tiempo. Modalidades que, según indican, se expandieron a más de 15 mil centros de 75 países. La última y en pleno auge es la denominada The Trip.

Concepto novedoso que surgió para reemplazar a los métodos más arraigados, este sistema elaborado en conjunto con Reebook se posiciona como la nueva revolución en materia de cycling. Con prevalencia en los establecimientos más lujosos del globo, consiste en una innovadora variante de spinning -consolidada desde hace tiempo como tendencia fitness- que es furor principalmente en Europa.

Por el momento, además de Nueva Zelanda, está disponible en locaciones de Estados Unidos, Rusia, Inglaterra, España, Francia, Alemania, Suecia, Suiza, Austria, Bélgica, Irlanda, Japón, China, Singapur, Tailandia y los Emiratos Árabes Unidos.

¿Cómo es? Arriba de las bicicletas fijas, los participantes se adentran a una experiencia aúna ciclismo indoor con realidad virtual. Mientras pedalean, los usuarios van recorriendo caminos y paisajes creados digitalmente. En un espacio abstraído del exterior, con una pantalla que va del piso al techo más un sonido de última generación, se crea un ambiente atrapante, envolvente, motivador.

Un estudio publicado en la revista Medicine & Science in Sports & Exercise concluyó que sumar efectos visuales a un entrenamiento estructurado para trabajar el cuerpo resulta una opción óptima para que los participantes aumenten la satisfacción por la actividad y reduzcan la tasa de esfuerzo percibido (RPE, según las siglas en inglés).

Jinger Gottschall, profesora de la Universidad Estatal de Pensilvania e investigadora principal del análisis presentado en la reciente Conferencia Anual 2017 del Colegio Estadounidense de Medicina del Deporte (ACSM), dijo que “los resultados mostraban que el RPE en un entrenamiento de The Trip era mucho menor que en la misma clase sin visuales, cuando en realidad la intensidad del ritmo cardíaco era la misma”.

La tecnología de vanguardia está cada vez más inmiscuida en el mundo fit. Proponiendo una combinación de experiencias reales y digitales, en los centros de entrenamientos más modernos predominan las alfombras y los paneles interactivos con luces de colores e intermitentes, por sobre las tradicionales máquinas de gimnasio, que en algunos lugares ya quedaron en completo desuso.

 

GG

 

Acerca de Oscar Posedente 3605 Articles

Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*