Restós VIP de Miami: Argentinos que eligen una gastronomía exclusiva y hacen fila para ello

Una esquina realmente VIP en la zona Bal Harbour donde no solo se dan cita las celebridades de Hollywood, los autos más lujosos del mundo, turistas y residentes sino también los argentinos que “hacen cola” para deleitarse con los platos y el ambiente de los restós de lujo de la costa de la Florida. Carpaccio, Makoto, The Zoo, Atlantikós, entre otros. Pasen y vean

Existe una esquina, un “corner” al norte de Miami Beach, en donde el glam y el lujo se dan cita todas las noches. Al punto de haberse convertido en un clásico para aquellos ricos y famosos -y tantos otros anónimos de paso- que eligen pavonearse lo justo y necesario, para disfrutar de un ambiente exclusivo, sin exponerse demasiado.

Al 9000 de la imponente Collins Ave. se erige un selecto polo gastronómico con variadas propuestas gourmet de primera línea. En una de las puertas de ingreso al BHS, un exclusivo valet parking a la vista de los comensales atesora como parte de la deco los últimos modelos de Ferrari, Bentleys y Porsche.

Es que el lujo no siempre está emparentado con la tenencia material, sino también con el hecho de  vivir una experiencia única e irrepetible. Con ese espíritu, se concibió el área alrededor del Bal Harbour Shops (BHS). Con una aparente contradicción resuelta: que no falte nada que denote lujo -grandes marcas , autos de alta gama, celebridades- y  a la vez que sea un lujo accesible.

Los paparazzis por las noches siempre pululan por la exclusiva zona porque saben que alguna “estrella” eligirá esa esquina para cenar. También es un punto de encuentro de muchos argentinos que visitan Miami en el verano: ellos hacen cola para cenar allí, convirtiéndose en uno de los destinos de playa más codiciados.

Carpaccio: el clásico restó italiano que atrae a celebridades y a la mayor cantidad de turistas argentinos VIP, que no dudan en hacer filas al atardecer para comer y degustar una exquisita carta con opciones de pasta casera , ensaladas frescas y carpaccio para todos , claro.

Así se erigió Bal Harbour y sus alrededores -al 9000 de la bella e icónica Avenida Collins– bajo la apasionada y a la vez estricta mirada de la familia fundadora, los Whitman, para quienes el lujo no es solo ostentación, sino más bien una experiencia agradable para compartir entre los habitués y los visitantes ocasionales.

Todo comenzó con la idea de un shopping a cielo abierto –Bal Harbour Shops (BHS)- algo atípico para el estilo de consumo de las  grandes tiendas cerradas de Estados Unidos y más aún en la ciudad de Miami. Actualmente el BHS está en plena remodelación que lo dejará como uno de los paseos más exclusivos y convocantes de la costa de la Florida. La ampliación sumará 31.622 metros cuadrados con nuevos locales y espacios naturales al aire libre. Llegará la primera tienda Barneys New York a Miami y un nuevo restaurante, el emblemático Fred´s de Manhattan.

En Carpaccio se puede almorzar y cenar. Una cena temprana, “early dinner” es a las 18 aproximadamente. A partir de las 17, el local “explota” entre comensales y curiosos de paso.

Así, casi sin quererlo, en una de sus puertas de acceso al BHS,  se creó este pequeño -gran- polo gastronómico de lujo donde confluyen turistas y residentes, que se pavonean entre las marcas de alta costura como Chanel, Fendi, Louis Vuitton, Prada, Gucci, Alexander McQueen, entre otras ; los autos de alta gama –Porsches de colores sofisticados, Ferraris amarillas y rojas y clásicos Bentleys fielmente estacionados cada noche-, celebridades y una gastronomía VIP de exigente paladar gourmet .

Se erigen orgullosos el clásico italiano y siempre vigente Carpaccio, el sofisticado japonés Makoto del célebre gastrónomo Stephen Starr, la imponente cocina americana gourmet de The Grill; además de Le Zoo, Zodiac, y Atlántikós, entre otros.  Todo el mundo quiere sentarse a comer -con o sin mascota- en estos restós que no bajan de 100 dólares el cubierto, para comenzar.

Largas filas de comensales para comer en el exclusivo Carpaccio se repiten todas las noches, entre ellos muchos argentinos que están de compras o vacaciones en Miami. (Luis Fernández)

Carpaccio, el elegido por las top

La amplia oferta gastronómica del polo gourmet de BHS  la lidera sin duda Carpaccio, el restaurante más visitado por celebridades de Hollywood, como las mediáticas hermanas Kim y Khloé Kardashian, Justin Timberlake, además de muchos argentinos que pasan sus días de vacaciones en la Florida y “hacen cola” para cenar allí y conocer un lugar – a esta altura- emblemático y convertido en atracción.

Una colección de automóviles de lujo estacionados. Hay modelos distinguidos de Rolls-Royce, Ferrari y Lamborghini en una  de las esquinas del exclusivo shopping BHS de Miami.

El lujoso valet parking que comparten los restós del polo gastronómico de BHS es un paseo en sí mismo, muchos de los comensales dejan sus autos de alta gama. Millones de dólares componen las interminables filas de autos que esperan ser estacionados.

La cola de un Ferrari 488 GTB, el modelo que inició el comienzo de los motores V8 de 3.902 cm3, sobrealimentado por un sistema biturbo capaz de entregar 670 CV de potencia.

Entre el desfile de Ferraris, Porches, Bentleys, las mujeres visitantes ofrecen un marco perfecto, casi de pasarela de alta costura: lucen sus zapatos Christian Louboutin,  carteras XL Louis Vuitton y el último outfit de Prada o un exclusivo diseño de Alexander Mc Queen.

Un Rolls-Royce Phantom, uno de los autos de lujo más exclusivos del mundo estacionado en el valet parking  del polo gastronómico al 9000 de la Avenida Collins, en pleno corazón de BHS. 

Carpaccio huele y tiene  sabor a Italia desde la vereda. Su dueño es el carismático restauranteur  -italianísimo- Piero Filpi, quien abrió sus puertas en 1994. El mismo Piero definió su fórmula del éxito de manera simple y a la vieja usanza: “Este restó funciona y es un éxito porque yo estoy aquí adentro todo el día. Trato de que no se me escape nada; cada mozo, cada colaborador es mi familia”.

Piero recibe desde hace años, a cada una de las socialités y celebridades que pasan la alfombra roja que conduce  puertas adentro de Carpaccio, y además él y su hijo brindan un trato personalizado. Ofrece dos sectores exclusivos para poder cenar o almorzar, un comedor interior con áreas VIP y bajo las palmeras al aire libre.

Piero Filpi recibe a Kim y Khloé Kardashian cada vez que solicitan reserva en Carpaccio. Las largas filas para esperar a ser ubicados -que hacen muchos argentinos- en las mesas, a veces pueden durar más de 2 horas de espera.

“Nos esforzamos para que cada comida sea una fiesta para los sentidos”, así se presenta Carpaccio en su página oficial. No solo combina un buen ambiente, platos exquisitos de autor y vistas a las mejores tiendas sino también un ambiente familiar y de amigos para pasar un grato momento con las mejores delicatessen italianas.

Para tener un almuerzo ligth pero a la italiana, la propuesta incluye desde apettizers como ‘Mozzarella Inglese‘, de tomate en rodajas cubierto con salmón ahumado; ‘Focaccia Siciliana‘, de pollo asado, pimientos asados, cebollas, mozzarella y salsa de tomates; ‘Scaloppini Portobello‘, un  escalope salteado con un toque de vino Marsala y champiñones rebanados; ‘Carpaccio de arugola y parmigiano‘, con hojas de rúcula y parmesano afeitado y el clásico ‘Tiramisú de la casa’, algunos de los clásicos platos que ofrece Carpaccio en su carta.

Hojas de rúcula verdes sobre un carpaccio fresco y fileteado, con una lluvia de queso parmesano peinado

El menú para la cena es diferente al de los mediodías excluyendo los platos con carpaccio, focaccias, pastas y sopas. La carta de noche incluye diversos cortes de carne, variadas opciones de risotto, pollo y los tradicionales ‘antipasti‘. La exclusiva y selecta carta de vinos está conformada también por espumantes y tragos de autor.

The Grill, la tradicional cocina americana 

Cruzando la fuente principal del Bal Harbour Shops está The Grill , fue el último restaurante que construyeron en el mall y que abrió sus puertas en 2015. Al igual que su competencia cuenta con dos sectores, el comedor principal con vistas a las palmeras y a las cascadas y otras mesas sobre la vereda para disfrutar al aire libre la naturaleza.

Su imponente “cocina a la vista” desde el exterior del restaurante atrapa. Y su carta sorprende con creativas interpretaciones de la cocina moderna americana. El restaurante pertenece a la reconocida cadena Hillstone, que posee restós en las principales ciudades de los Estados Unidos- los más conocidos, los Houston’s–  y define su propuesta como cocina moderna americana gourmet, bien servido y en un entorno maravilloso.

Dentro de su exquisito menú incluye hamburguesas gourmet, ribs barbecue, y pescados. Ensalada de camarones, selección de cortes de carne de primera calidad o la especialidad de la “caza del día” acompañada con manteca de limón y camarones de roca.

La decoración de The Grill es moderna y distendida. Posee un amplio bar localizado en su entrada y ventanales que permiten el ingreso de luz natural a la sala y una linda vista hacia Collins Ave. Son famosos los cocktails hechos por los mejores bartenders.

Makoto y Le Zoo, delicias de la cocina japonesa y francesa 

Tanto Makoto como The Zoo son creaciones del célebre restauranteur Stephen Starr dueño de Buddakan and Morimoto en New York y su cuarto en Miami: Steak 954 y Continental Miami. Un hombre preciso y exitoso de la industria gastronónica de Estados Unidos que sabe crear ambientes y dotarlos de sabores originales.

Makoto es fundamentalmente uno de los ‘hot spots’  de la escena gourmet de Miami. Makoto Okuwa es el reconocido chef que lo comanda, aprendiz de los más importantes chefs japoneses. Fue “head of sushi” de Marimoto y premiado como New York Rising Star Chef  por su Sushi & Sake bar, en Los Angeles.

Makoto ofrece una ambientación minimalista, rodeado de mucha madera y con luz tenue, toda la energía allí es felizmente muy japonesa. El sofisticado paladar de Okuwa fue reconocido también por “Iron Chef America“, como uno de los mejores del mundo.

Le Zoo abrió sus puertas en noviembre del 2015, localizado en BHS frente a Carpaccio.  Se trata de un bistró francés, que lo transportará a los típicos cafés de París con cocina francesa de autor y una encantadora decoración.

Artisan y Atlantikós 

Artisan Beach House es otro de los estrenos de la temporada 2017 dentro del imponente cinco estrellas  The Ritz Carlton Bal Harbour. Ofrece una cocina rústica y artesanal, con una carta ecléctica y audaz basada en productos de granja y de estación. Recientemente fue elegido como el restó con el mejor espacio exterior para comer por sus maravillosas vistas al canal y al océano.

Y Atlantikós  es el nuevo restaurante de cocina griega dentro del St. Regis BH Resort. Único con vista al mar en la propuesta de una carta de exquisiteces mediterráneas con una deco inspirada en la paradisíaca isla de Santorini. Una pura oferta gourmet que recrea una Grecia al borde de la cálida y acogedora costa de Miami.

 

GG

 

 

Acerca de Oscar Posedente 4594 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*