Adelgazar visualizando

Cuando realizo mis coaching de adelgazar, una de las cosas que enseño es a cómo trabajar en conjunto con el nutricionista. Son muchos los planes de alimentación que fallan porque el profesional no tiene en cuenta las costumbres, la vida social y los gustos de quien quiere adelgazar.

Y esto ocurre porque hay nutricionistas muy cansados de “luchar” con las creencias o las exigencias totalmente fuera de contexto y de realidad que traen algunos pacientes. Es así que les hacen dos o tres preguntas y le terminan dando una dieta que la configura una computadora de forma automática, basándose en esas dos o tres respuestas, sin la mínima esperanza de que el paciente intente cumplirla.

También están los otros profesionales, que ayudan a quienes los consultan a entender lo que deben hacer y acercarlos a la realidad de lo que tiene que ver sobre cómo recuperar su peso. Pero una vez que el profesional y el paciente están conectados y trabajando en conjunto, hay algo más que la persona puede hacer para acelerar y facilitar el proceso; la visualización.

El que visualices en el pleno proceso de recuperar tu peso, es como un aditivo que mejora el rendimiento de cualquier vehículo. El imaginarte de forma intensa el cómo quieres lucir ayuda a la mente a poner más robusta la intensión de hacer lo que hay que hacer. Estos trabajos de mente-cuerpo no son por todos incluidos y la faltante de este punto también hacer fallar el trabajo.

La visualización no sólo sirve para que “el hacer” tenga más fuerza y contundencia al momento de ejecutar, también sirve para tomar conciencia de los cambios intermedios que se van obteniendo. Es fundamental asumir los nuevos cuerpos que se van consiguiendo en el proceso. Los progresos hacen que esa idea mental del resultado final tome cada vez más fuerza y esto hace que todo se vuelva aún más fácil.

Y si se observa algún retroceso, al estar consciente del cuerpo, rápidamente se puede tomar cartas en el asunto para saber qué se esta haciendo mal y corregirlo. Ahora bien, muchos podrán decir que esto no es más que algo meramente superficial y que sólo se ocupa en la estética de la persona, pero no es así.

Si quien quiere recuperar su peso está contenido por una técnica que ayude en el proceso, cuenta con un nutricionista que este atento al alimento que esta ingiriendo y se ocupa de hacer algo de actividad física, el agregar un trabajo de cuerpo-mente es como encender un turbo que ayuda a empujar todo hacia delante.

Recuerda que cuerpo-mente se afectan entre si constantemente y si quieres ocuparte en mejorar a uno, indefectiblemente deberás cuidar al otro. Ocúpate de tu cuerpo y visualízate cómo quieres lucir, además de visualizar y concientizar los logros obtenidos. El verte y el sentirte bien es mucho más fácil de lo que crees.

Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede
tusam.com

Acerca de Oscar Posedente 4301 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*