Cosas que es mejor no decir (en una primera cita)

por Valeria Schapira

A tener en cuenta: en el recientemente realizado “Estudio sobre solteros en Latinoamérica” de Match.com, el 42% de los entrevistados dijo que lo más inoportuno que la otra persona puede hacer durante una primera cita es responder mensajes en el celular, 41% dijo que es contestar llamadas, 37% se siente molesto cuando la otra persona sólo se dedica a hablar sobre ella misma y no permite que él interlocutor hable sobre sí mismo y, por el contrario, a 33% de los solteros le incomoda que la otra persona no hable mucho. Finalmente, al 19% le enoja que su cita prefiera mirar a otras personas que también se encuentran en el mismo lugar.

Todos actuamos personajes en los distintos roles que nos toca ocupar en nuestra vida y, a la hora de buscar un compañero sentimental, a veces sobreactuamos un poco. Por fortuna, parece ser que la autenticidad está de moda, no solo en los avisos publicitarios y es cada vez más la gente decidida a mostrarse tal cual es verdad. Cuando buscamos pareja no pretendemos encontrar a alguien perfecto sino a un ser humano posible, como nosotros. Eso sí: autenticidad no es equivalente a honestidad brutal. No tener filtro es garantía de desencuentro. En esta nota te contamos algunas cuestiones que es mejor “omitir” en el primer encuentro.

  • Información acerca de tus parejas previas: un comentario al pasar, bien vale. Que te explayes sobre la cantidad de hombres o mujeres con los que has salido, cuentes detalles, expliques que te llevó a la ruptura, critiques,es mucho. No olvides que estás ante alguien que no deja de ser un desconocido. Es la primera cita no una visita al psicólogo.
  • Hincapié en tus logros:todos buscamos que nos quieran y recorremos distintos caminos para lograrlo. Muchas personas creen que serán más reconocidas si exhiben sus logros académicos, monetarios y de otro tipo. Es un error: a nadie le gusta estar ante quien presume todo el tiempo. Amor propio, sí. Jactancia, no.
  • Tus problemas íntimos: todos tenemos cosas que resolver, desde conflictos familiares hasta cuestiones de salud. Hay situaciones que nos lleva tiempo sincerar con nosotros mismos y hasta con vínculos muy cercanos. Poner estos temas sobre la mesa en un primer encuentro puede resultar abrumador para quien recién nos está conociendo. De a poco, ya habrá tiempo si todo prospera; las relaciones se construyen gradualmente.
  • Tus vulnerabilidades:está muy bien que abracemos nuestras imperfecciones. Hay, sin embargo, zonas muy nuestras que podremos compartir con el otro una vez que el lazo del vínculo se vaya estrechando.

Paso a paso.

Acerca de Oscar Posedente 4684 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*