6 consejos para no salirte de tu dienta en los viajes

Cuando hago mis coachings, unas de las primeras cosas que les cambio a quienes vienen es el significado que hoy en día tiene la palabra dieta. A muchas personas lo primero que se le aparece en la mente como significado de “dieta” es: prohibición, restricciones, sufrimiento, entre tantas otras.
Y es lógico porque cuando se pone atención a la comida que se está consumiendo y hay que introducir algunos cambios es ahí donde aparece la palabra “dieta” y sin quien la configura es un profesional con viejos paradigmas, las variaciones que incluyen son radicales que llevan a la persona de un extremo a otro.
Son gracias a este tipo de caminos que muchas personas creen que para adelgazar “hay que cerrar la boca”. La dieta es sólo el grupo de alimentos que estás consumiendo y esa dieta puede ser buena o mala.
Nada más. Ahora bien, cómo tratar de no pasar de una dieta sana a una no tanto cuando se está en un viaje?. Los viajes suelen llevar la atención hacia otro lado y las rutinas saludables se van desvaneciendo ya sea que el viaje sea por trabajo o por placer. Los horarios son difícil de respetar y no siempre se consigue la comida que uno quiere. Pero hay algunos consejos que puedes seguir para no salirte de pista.

RELAX
No hagas de algo pequeño un gran problema. Que pruebes sabores nuevos o que te des tus gustos, aún cuando estos no sean de tu dieta recomendada, no significa que hayas arruinado algo.

PRACTICA EL “NO”
Por estos tiempos el decir no a una comida ya es aceptado de buena manera, antes era tomado como una falta de respeto. “Yo no como esto”, “no, gracias”, o como quieras decirlo (siempre de buena manera) va a ser bien recibido. Además, te puedes llevar una agradable sorpresa de descubrir otro alimento del lugar que sea de tu gusto y saludable.

CAMBIA TU CONCEPTO DE SALIDA
Cuando se habla de salir, lo primero que aparece es la gastronomía como el centro importante de la salida. Intenta de cambiar ese concepto donde lo importante de ese momento sea el encuentro que tengas, ya sea con alguien o con un lugar. Una buena charla donde puedas hablar y escuchar a otro o tal vez simplemente quedarte disfrutando del lugar donde hayas ido, también es placentero.

EN LOS VIAJES BUSCA UNA BUENA INFLUENCIA
Cuando viajas, al estar a otro ritmo al cual estás habitualmente, si estás con otras personas que de a poco van tomando malas decisiones al momento de las comidas es muy probable que tu también caigas en eso. Ten en cuenta que con el paso de los días esa “bola de nieve” se puede hacer cada vez más grande. Por eso búscate a alguien que te acompañe en las buenas decisiones y si no tienes a alguien trata de ser tu, que de tanto en tanto, ponga un freno para que las excepciones no terminen siendo el hábito diario.

MANTENTE EN MOVIMIENTO
En los viajes puede volverse un poco difícil continuar con tu rutina de ejercicios físicos. Por eso configúrate un plan B que lo puedas ejecutar en el cuarto del lugar donde te hospedes. Algo que puedas hacer aún habiendo tenido una jornada agotadora.

CUIDADO CON LAS CALORÍAS LÍQUIDAS
En los viajes, ya sea que vayas a lugares de calor o frío, las bebidas no son visibles en el radar de los alimentos. Licuados, jugos, cocktails o cualquier bebida con alcohol son fáciles de salirse de control y es un lugar que debes prestar atención para no ingresar a tu cuerpo calorías de más. Disfruta del viaje y disfruta de las costumbres locales teniendo en cuenta estos consejos. El sentirte y el verte bien es mucho más sencillo de lo que crees.
Recuerda #CuandoSeQuiereSePuede

Acerca de Oscar Posedente 4529 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*