Entrevista: Patricia Sosa, la mujer detrás de la artista

Se presentará junto a Chucho Valdés con ONCE “Concierto para dos” y Cuenta que es un disco que le ha caído del cielo. Chucho la llamó luego de que caminando por un shopping, escuchara un tema de ella. Casualmente la persona que lo llevó al aeropuerto de Los Angeles, era amigo de ambos e hizo de nexo entre los dos.

por Carolina Stocco

Se presentará junto a Chucho Valdés con ONCE “Concierto para dos” y Cuenta que es un disco que le ha caído del cielo. Chucho la llamó luego de que caminando por un shopping, escuchara un tema de ella. Casualmente la persona que lo llevó al aeropuerto de Los Angeles, era amigo de ambos e hizo de nexo entre los dos.
Valdés le pidió su contacto y se comunicó con ella. Chucho Valdés, hace giras en lugares donde hay mucho mercado como, Turquía, China, India y pertenece a un circuito de jazz muy importante. En Málaga grabaron gran parte del disco y también compartieron largas caminatas por el sur de España rezando juntos y teniendo profundas y espirituales charlas, haciendo de éste un encuentro donde se creó una amistad hermosa.

Antes de llegar a Argentina, ONCE “Concierto para dos”, se presentará el 11 de agosto en la cuba natal de Valdés, en el Gran Teatro Alicia Alonso de la ciudad de la Habana. los acompañarán músicos de su banda, de la de Patricia y otros que llegarán de España. Tocarán temas como “Me has echado al olvido” de José Feliciano y “Ningún amor es perfecto”, entre otros.

Luego, el 7 de septiembre el espectáculo llega a Buenos Aires donde el encuentro será en el Teatro Gran Rex. Agrega que este disco con temáticas tan profundas no las podría haber cantado de forma tan sentida a los 20 años , sin haber compartido historias con amigas, su historia de amor y sin haber transitado simplemente por la vida.

Se tratará de un show muy especial y diferente debido a que estará empapado del folklore cubano, cha cha cha, y boleros. Debido a este espectáculo hay gran afluencia de público diverso que la contacta por las redes sociales, lo cual le genera gran expectativa.

Cómo llegó la espiritualidad a tu vida, que cosas te dan paz?
Cuando era muy chica hablaba mucho sola y mi madre decía: “déjenla estar en su mundo”, siempre he tenido una relación con mis guías espirituales que han estado a mí lado. De los 20 a los 30 años, uno va muy apurado, queriendo conseguir cosas y esto me llevó a un divorcio, de modo que tuve que poner el pie en el freno y bajar un cambio.
Cuando te dedicas a cultivar una vida dentro de la espiritualidad ves todo más claro y aprendes.
Medito desde el ´96 y comprendí lo difícil que es vivir en estado de meditación.. Cuando el problema lo pasas al espacio y lo ves, es como una película, podés ordenar las piezas y cuando lográs revertir esa energía de los problemas, no te para nadie. Se entiende que existe una vida paralela y cuando tenés la absoluta certeza, la vida es una aventura. A mí me agasajan dándome un abrazo y tomando un café con mi hija o con una amiga. Hoy valoro las cosas simples de la vida.

Estuviste en la India?
Si, viajé un mes para visitar una escuela de meditación. Fue muy enriquecedor.

Contame sobre tu niñez…
Tuve una niñez muy linda , mi madre cantaba por la casa, mis tíos y mi abuelo eran payadores y entonces absorbí la música desde pequeña con reuniones familiares donde todos cantaban y mi padre marcaba el ritmo sobre la mesa. De ahí viene mi ADN musical. Desde los 4 años fui al coro del sagrado Corazón, de donde aún conservo amigas, y un día me senté en el zaguán del edificio con una guitarra que le había regalado mi tío cuando el eco de su voz me deslumbró. Más tarde estudié piano, guitarra y música y a los 12 años ensamblé mi primera banda de folklore.

En qué te basas para componer?
Compongo para mí y para otros. Cuando uno compone para otros es más libre en cuanto a no estar tan conectado con sentimientos propios, por ejemplo para obras de teatro donde uno tiene un contexto reglado. Otra cosa es cuando escribimos para nosotros mismos, donde te afloran sentimientos y podes escribir lo que te dicta el corazón y podes darle rienda suelta a la creatividad. tengo varios cuadernos donde voy escribiendo y además escribo por todos lados, en servilletas o cualquier papel que tenga a disposición.

En dónde te gusta más cantar?
Cuando haces un estadio es muy lindo, hay mucha gente, pero muchas veces luego de eso, me voy sola porque no quiero pensar que esa es la absoluta realidad. Me voy a meditar, a respirar hondo, a saber que el don no es mío, que es otorgado y a no creérmela. Necesito ser afectuosa y por eso la gente me devuelve afecto también. Aunque cantar en un lugar grande es lindo, siempre pido que me armen un lugar pequeño como un bar, porque ahí podes mirar a la gente a los ojos. Uno es para el ego y el otro para el espíritu. Hace 40 años que estoy de gira y es lo que más me gusta. Siempre con los mismos músicos, somos una gran familia.

Cómo es el momento antes de salir al show?
No siento nervios, lo vivo con mucha ilusión pero siempre pido asistencia espiritual y que cuando termine el concierto todos seamos mejores personas. Necesito dejar un mensaje y que todos sean el espectáculo, no es que te aplaudan, es la posibilidad que con la palabra, con la música y la gente con su energía linda se pueda mejorar y a mí esto me transforma también.

Cómo es la relación con tu hija?
Mi hija ha vivido toda su vida de gira y es muy estudiosa. Se crió entre músicos y comenzó a hacer su carrera como actriz. En este momento se encuentra realizando una obra que se llama “Loop, amor sinfín”, en Humbolt al 1800. Ha cantado haciendo coros para mí, pero se decidió por ser actriz. Nuestra relación es maravillosa, nos mimamos, protegemos y disfrutamos extensas charlas y siempre he sido una madre permisiva. No tiene que importar nunca la mirada del otro, a no ser que el otro sea tu hijo y que sepas que lo que dice, lo dice con amor o con una crítica constructiva.

Mucho se habla de tu historia de amor con Oscar Mediavilla….
Uh! es para escribir un cuento. Nos conocimos siendo parte de un grupo de música y me enamoré perdidamente y por hacer cosas con él comencé a hacer coros. Si no hubiera sido por él, no hubiese sido cantante, él siempre me empujó y siempre fuimos muy compañeros. Hace 43 años que estmos juntos. Tenemos un lazo dorado que nos une y que no se ve pero que es indestructible, ni siquiera el divorcio pudo, ese día donde Oscar me llevó un ramo de flores.
La culpa de nuestra separación fue el éxito y el no hablar las cosas. él se había esforzado para que yo fuera famosa y entonces nos habiamos olvidado de nosotros. Luego aprendimos que podíamos estar juntos sin vivir juntos, dado, que él es mi compañero, mi amigo y el lazo que tenemos es único. Todos los momentos hermosos que viví y todos mis recuerdos lindos están con Oscar.
Cada uno es un todo y encuentra en el otro algo que lo seduce, algo que lo complementa, algo que compartir. Cuando uno brilla, brilla la vida y se enciende todo a tu alrededor, como el tema “luces”.

Y entre la charla, Patricia suelta algunas frases, “Ni el tiempo ni la distancia pueden detener lo que el titiritero mayor tiene planeado para nosotros. El maravilloso hilo rojo.
Esto es magia pura. Tan intensa que llegamos a desmaterializarnos y convertirnos solamente en audio.”

Es una mujer que descifró la fórmula para ser feliz junto a sus afectos más queridos, descubriendo la magia sutil que las cosas sencillas de la vida le ofrecen y sabiendo qué es lo verdadera importante y con que llenar el corazón e identificarse.

Acerca de Oscar Posedente 4565 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*