Un proyecto educativo, social y deportivo

El tercer título obtenido por Universitario en la Liga Villamariense de Fútbol renovó las reflexiones sobre una propuesta alternativa para la ciudad.

Villa María (Córdoba) – El tercer título obtenido por Universitario en la Liga Villamariense de Fútbol renovó las reflexiones sobre una propuesta alternativa para la ciudad.

Entre las tantas explicaciones que se pueden esbozar para intentar describir las pasiones que puede generar el fútbol, el escritor mexicano Juan Villoro lo definió como “un espejo acrecentado de la sociedad”. Entonces, lo bueno y lo malo de la diaria emergen en la práctica y se multiplican las potencialidades para dejar que, a partir de la sinergia del balón, aparezcan proyectos enriquecedores.

En la mirada del espejo surgió la posibilidad de vincular al fútbol con la Universidad. Por el año 2011, los profesores que formaban parte del deporte competitivo en la Universidad Nacional de Villa María (UNVM) pensaron que los juegos universitarios duraban sólo una semana al año, entonces, para aprovechar la energía que se depositaba en la competencia, desarrollaron un proyecto que les permita a los equipos ingresar al torneo oficial de la Liga Villamariense de Fútbol como club. Así nació Universitario: un proyecto educativo, social y deportivo.

“Tuvimos la suerte de ser escuchados y de poder ingresar con proyecciones de juveniles, sumar estudiantes y empezamos con primera división pero con la mira puesta en las inferiores que comenzaron en 2012 y hoy completamos con todas las categorías, las seis del futbol infantil”, explicó Luis Fassi, integrante del cuerpo técnico.

En siete años, Universitario jugó seis finales de las cuales ganó tres, incluida la última edición del torneo de la Liga local. Para Joselito Bernadó, director técnico de la primera división, el triunfo le da “solidez y seguridad” a los proyectos, pero éstos “necesitan trayectoria, no son magia”. Para el entrenador, más importante es el crecimiento en divisiones inferiores y el perfil formativo de la iniciativa. “Estamos muy convencidos de que esta propuesta no es sólo deportiva, sino educativa y social, lo que es muy importante para la ciudad y nos costó bastante instalar la idea”, aseguró.

Según Bernadó, los triunfos llegan “como resultado del trabajo” por eso apuntan a “hacer las cosas de manera profesional” y estar “a la altura de cualquier equipo de alto rendimiento”. En el mismo sentido, Fassi habló de una estructura de entrenamiento sólida y con un alto nivel de profesionales en las divisiones inferiores, desde preparadores físicos a un entrenador de arqueros.

Más allá de las conquistas deportivas, Universitario realiza otros aportes relacionados a la integridad física y educativa de los jugadores. “A través del departamento de salud de la Universidad tenemos la posibilidad de monitorear a los niños y tratarlos con profesionales si se detecta algún tipo de patología o posible enfermedad futura, porque el proyecto va más allá de lo futbolístico y hace a la formación integral del chico”, destacaron.

Desde sus orígenes, esta propuesta busca jerarquizar a la Liga y promover asociaciones con los otros clubes para capacitación aprovechando las posibilidades que ofrecen las licenciaturas que se dictan en la UNVM. “Somos un proyecto institucional y creemos que si elevamos la vara la Liga mejora y la posibilidad de que los jugadores lleguen a otros niveles aumentan”, precisó Bernadó.

Otro aspecto tiene que ver con la infraestructura deportiva en Villa María. “Sinceramente la Universidad sería el lugar indicado para tener un estadio cerrado y otro gran estadio abierto, ojalá se pueda porque sería la única posibilidad que tiene Villa María de poder conseguirla”, aseguraron. Con respecto a la posibilidad de jugar competencias en otro nivel, remarcaron que se trata de “un proyecto progresivo” en una etapa formativa: “Si decidimos jugar en un torneo de mayor fuste, no vamos a hacer grandes inversiones, lo tomaremos como una etapa más para seguir evolucionando en lo formativo”.

El proyecto sigue con la meta de tener jugadores formados en las propias divisiones inferiores y que, a la vez, conozcan el medio universitario y sean apoyados por los profesionales para que en el futuro puedan quedarse en la institución a estudiar, “sobre todo chicos que no cuentan con los recursos o con esa historia familiar de educación en el nivel superior”. Así, la Universidad y el fútbol se unen y le devuelven un reflejo acrecentado a la ciudad en eso que Villoro llamó “espejo”.

Acerca de Diario Sur Digital 2584 Articles
Diario Sur Digital, es el periódico de información general del Sur de la provincia de Buenos Aires. Con sede en la ciudad de Avellaneda cumplió en 2016 sus 17 años de periodismo independiente al servicio de la comunidad local.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*