Es la política no el hombre (Parte II)

En la columna anterior dijimos lo importante que era para el país la continuidad de las políticas de estado iniciadas en este gobierno, las que sólo mantenidas en el tiempo darán los resultados previstos, algunos de los cuales ya se pueden observar en el contexto económico y social.
Las definiciones de las candidaturas para las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas Obligatorias) ya están definidas y queda claro que nuevamente la definición del futuro de la argentina pasa por dos opciones opuestas.
Una la del Kirchnerismo tradicional, que intenta, en la figura de Alberto Fernandez, dar una imagen de más centrado y previsible que con la bipolaridad y el odio manifiesto de la Sra. Kirchner, que hasta ha decidido no usar su apellido para ocultar sus verdaderas intenciones.
Se dio así el caso inédito en la política, que un candidato a Vice Presidente anuncie a “su” candidato a Presidente. Como dentro de toda mafia, seleccionar uno o otro personajes, es solo cuestión de saber quien es el amigo de turno, sin entender que entre ellos se generan sus propias enemistades. Eligió la Sra Kirchner un personaje siniestro, maleducado (basta leer sus twitters), maquiavelico, que siempre ha estado cerca del poder de turno para su propio beneficio, y que fue socio del inicio del periodo de mayor corrupción de la Argentina y del mundo.
Es tanto el camaleonismo de estos personajes, que no sabemos si ante un eventual triunfo de estos candidatos en la verdadera elección de octubre, el país ira a un aislamiento político económico, establecerá los típicos controles de cambio, controles de precio, estrangulamiento financiero, congelamiento de depósitos, etc. que los ha caracterizado o ademas le agregara los métodos fascistas del movimiento original peronista, a los que es tan apegado algún sector del peronismo cercano a Cristina o al Fernanderismo, o que otro método “milagroso” aplicara para “resolver” los problemas que ellos plantean. O acaso Alberto Fernandez le dará la espalda inmediata a Cristina y creara su propio proyecto a cambio de la impunidad?
La lista de candidatos habla por si mismo.
Los métodos económicos milagrosos han fracasado indefectiblemente en la historia. No hay mesas de “milagros “ en el Ministerio de Economía Argentino ni en el de cualquier otro país. Tampoco hoy se presenta en el mundo un escenario muy favorable a esos milagros aislacionistas, no se cuenta con el dinero chavista que sustento las políticas que llevaron al fracaso a Argentina y Venezuela en la década anterior.
Tampoco tiene un socio en Brasil, ni en Chile. Solo queda la coca y el gas de Morales, y quizás el cariño folklórico de la vecina orilla del Uruguay, según los resultados de sus propias elecciones. Serian hoy inviable acuerdos espurios con Iran, vía Venezuela, como lo fueron en el gobierno de Cristina. Estos países son hoy parias del mundo occidental.
Del otro lado de la ecuación aparece un gobierno que ha sido golpeado por efectos financieros de corto plazo, paradójicamente impulsados por la posibilidad del retorno al poder del Kirchnerismo, y por su ingenuidad en creer que se podía salir del caos en que se encontraba el país, y retornar a un crecimiento legitimo y solido en tan solo dos o tres años. Este gobierno ha logrado el reconocimiento del mundo occidental y serio, no se ha sustentado en milagros oportunistas ni ha vaciado las arcas del estado, por el contrario las reservas del Banco Central se han mas que triplicado, ha dejado de lado la dependencia energética, ha retornado al mercado mundial con el comercio de sus productos y hasta ha comenzado a exportar gas, y tiene uno de los proyectos mas sensibles en Vaca Muerta en pleno desarrollo. Todo se ha logrado con transparencia. La infraestructura del país esta siendo modernizada como nunca se había hecho antes.
Sin embargo, la Argentina tiene que luchar con un modelo demográfico pernicioso iniciado por el Presidente Perón en la década del 40. La centralización del país en Buenos Aires y sus alrededores, el llamado cono urbano. En los momentos de esplendor económico de la Argentina, cuando recogía los botines de la segunda guerra mundial, el paso se centralizo. El gobierno trajo al campo para la ciudad. Les dio viviendas, beneficios, empleos estatales, etc. creando así un cono urbano alrededor del gobierno central en Buenos Aires, que hoy aglutina mas del 30% del población Argentina.
Ese conglomerado ha evolucionado en forma negativa, porque se transformo en objetivo del clientelismo político, fuente de votos de los gobiernos populistas y hoy es uno de los mayores problemas del país. Generar empleo para esa clase social ha sido el mayor desafío del gobierno y esta aun lejos de conseguir los resultados deseados. Primero tiene que luchar con la inestabilidad política que aun tiene la Argentina ante esa disyuntiva de opciones futuras tan dispares.
En segundo lugar ese sector poblacional en general carece de los conocimientos para afrontar el empleo del siglo XXI, ademas tiene tendencia a vivir del prebendismo político y poco deseos de afrontar el trabajo y el sacrificio serio.
En tercer lugar, nos enfrentamos a una revolución tecnológica que tiene como primer gran efecto la eliminación de trabajos primarios, tanto en la ciudad como en el campo. Es difícil hoy atraer inversión en actividades en vías de extinción por esas tecnologías.
El gobierno ha mantenido planes sociales para sustentar de manera social este segmento de la sociedad, porque no hay solución de corto plazo, ni tampoco se logra revertir un proceso educativo fracasado y pernicioso como el establecido por el kirchnerismo. De ahí que sea fundamental mantener las políticas actuales a través el tiempo, que será también un factor importante en la adaptación del país a las realidades del mundo actual. Las oportunidades son muchas, el turismo, la inversión energética, las políticas de valor agregado a la industria alimenticia, la minería, etc son pilares de un nuevo país. Para eso se necesita continuidad en el tiempo. La reciente incorporación de un candidato a Vice Presidente peronista, el Sr. Pichetto, apunta justamente al mantenimiento de esas políticas. Ya dijimos anteriormente que el peronismo abarca un abanico de pensamientos que van desde la cercanía al fascismo hitleriano, al ultra liberalismo. En el peronismo deambulan todos las ideologías, sin realmente tener ninguna propia Ni siquiera el pragmatismo salvo para buscar el poder.
Dentro de ese contexto hay personas de raíz peronista que entienden las disyuntivas que enfrenta el país. Personas que han vivido, quizás hasta sufrido, desde adentro, los sinsabores de la autocracia, el insulto, y la demagogia. Nadie mejor que ellos para saber lo que espera en otro gobierno Kirchnerista. De ahí que esta nueva formula Presidencial Macri – Pichetto haya agregado esperanza a la posibilidad que la Argentina siga un rumbo racional y se termine las grieta que nos han dividido por años.
El futuro gobierno Macri Pichetto puede marcar el verdadero inicio de una Argentina del siglo XXI y el enterramiento del populismo, no solo en Argentina sino en Latino America, permitiendo que las alternancias políticas del futuro, no alteren lo esencial de la políticas de estado.
Esta en nosotros con nuestro voto decidir nuestro destino.

Acerca de Oscar Posedente 4772 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*