Compra de vacunas a Rusia: El rol de Mariana de Dios considerada “los ojos” de Cristina Kirchner

Es empleada del ministerio de Salud bonaerense e hija de un ex funcionario de Santa Cruz de máxima confianza de los Kirchner. Viajó para avanzar con el acuerdo con el gobierno de Putin.

Mariana de Dios fue una de las integrantes de la comitiva que viajó a Rusia por las gestiones del Gobierno para la compra de 25 millones de vacunas Sputnik V contra el coronavirus, antídoto que desarrolla ese país. Periodismo Para Todos (PPT) reveló que participó en condición de “empresaria”, aunque es empleada del ministerio de Salud bonaerense. Es considerada “los ojos” de la vicepresidente Cristina Kirchner en la operación.

De Dios es hija de Ángel de Dios, que fue de íntima confianza de Néstor Kirchner. Como presidente del Tribunal de Cuentas de Santa Cruz De Dios avaló que Kirchner, en momentos en que era gobernador de Santa Cruz, pudiera mantener más de US$1.200 millones en el exterior producto de las regalías petroleras.

Mariana de Dios es considerada “los ojos” de la vicepresidente en el viaje a Rusia, por las referencias al círculo íntimo de Cristina Kirchner. Aunque es empleada del ministerio de Salud bonaerense fue presentada como “empresaria” en la misión. Es ejecutiva de la empresa Traditum, que se presenta como una compañía que brinda “soluciones innovadoras para la captación, registro y puesta en valor de la información en el sector de la salud”.

Tuvo cargos en anteriores gobiernos K, ya que fue jefa de mesa de entrada en el área jurídica en Casa Rosada y además subgerente de recepción, verificación y valorización de solicitudes en la Superintendencia de Servicios de Salud. Su hermano Rodrigo de Dios es director de Reingeniería de Procesos Aduaneros, N° 2 del organismo.

En el informe de PPT, además de revelar el rol de De Dios en el viaje a Rusia, hubo testimonios de científicos e infectólogos del exterior que manifestaron sus dudas sobre la vacuna que desarrolla el país liderado por Vladimir Putin.

Enrico Bucci, científico de la Universidad de Temple (Estados Unidos) afirmó que al artículo de la revista The Lancet que consignó que el antídoto genera anticuerpos y es seguro “le faltan muchos detalles importantes sobre cómo fueron elegidos los candidatos que fueron vacunados, entre otros aspectos técnicos”.

El médico infectólogo ruso Artyom Rybalchenko explicó que antes de que la segunda ola de coronavirus llegara a Europa a todos los médicos que planeaban trabajar con pacientes con COVID-19 les propusieron que se vacunaran. Señaló que algunos accedieron a hacerlo y que hasta el momento no tuvieron efectos secundarios. Aunque aclaró: “En cuanto a los efectos secundarios a largo plazo la vacuna no fue del todo probada y no se sabe que podría causar. Lo que pasará en el futuro lo evidenciará el tiempo”.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12760 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.