Argentina, San Juan: Un ex concejal se jubiló a los 39 años y desató una gran polémica

Una comisión médica constató que Gabriel D’Amico, quien ejerció su cargo entre 2015 y 2019, sufre una discapacidad del 66% que lo habilita a acceder al beneficio. El estrés de la función pública le agravó su enfermedad

Hace poco más de un año, la noticia recorrió el país y desató una gran polémica: Gabriel D’Amico, quien entonces tenía 38 años, pidió una jubilación especial anticipada debido a que -según argumentó- el estrés de la función pública había agravado su enfermedad. En las últimas horas, una comisión médica constató que sufre un grado de invalidez que lo habilita a percibir el beneficio de parte de la Anses.

El hombre, que fue concejal del PRO entre 2015 y 2019, aseguró tener patologías acreditadas como colitis ulcerosa, que empeoraron por la tensión provocada por el puesto municipal. La Comisión Médica 26 (CM26), órgano nacional que evalúa el grado de incapacidad de una persona para ejercer su trabajo, emitió un dictamen donde informó que el ex edil padece el 66% de incapacidad, por lo que podrá acceder al retiro anticipado.

“Está todo acreditado”, aseguró D’Amico cuando su caso adquirió alcance nacional. Entonces aclaró que en ningún momento pidió “jubilación de privilegio ni una compensación por estrés”, sino que tramitó un retiro por invalidez a partir del agravamiento de su salud. “Está probado que el estrés incide en las enfermedades que tengo”, afirmó.

Abogado de profesión e hijo de Antonino D’Amico, titular del Sindicato Unión Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) de San Juan, el ex concejal denunció entonces una “persecución y operación política” del oficialismo local. “Soy el más opositor al oficialismo, denuncié varios casos de corrupción. Hay una campaña en contra mía. Me desprestigian. Hay mucha mala intención”, cuestionó.

El ex dirigente, que cuenta con un certificado por discapacidad hace 9 años, sufre colitis ulcerosa. Se trata de una patología autoinmune que afecta al intestino grueso y provoca hemorragias, úlceras, pérdida de peso y anemia. Informó que está anticoagulado hace 15 años, tuvo dos episodios de trombosis (coágulos que obstruyen el flujo sanguíneo) y miopía avanzada. También afirmó que durante su gestión le colocaron un marcapasos y, según medios locales, el ex dirigente además sufre un cuadro de depresión.

La solicitud de D’Amico también generó una polémica interna en su espacio político: le cuestionaron haber realizado el trámite antes de dejar su cargo, cuando podía haber esperado a finalizar su mandato.

Otra situación que causó controversia es que, según Diario de Cuyo, la secretaria personal del ex concejal, Guadalupe Guzmán, había hecho el mismo pedido un par de semanas antes. Es decir que desde la misma oficina surgieron en simultáneo dos trámites similares. El medio agregó que el padre de D’Amico cuenta también con una jubilación por incapacidad.

Según la ley, el beneficiario de un retiro transitorio por invalidez cobra el 70% del promedio de las remuneraciones de los últimos 5 años trabajados. Su sueldo como concejal, con los descuentos aplicados por ley, ascendía a $139.000 netos, por lo que la suma a recibir por la jubilación especial podría superar los $90.000,- (TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10028 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.