Nara Ferragut: “La cuarentena y la maternidad me cambiaron mucho”

Por Nazarena Nóbile

Ferragut se convirtió en madre tras una larga lucha junto a Carlos, su pareja. Le costó muchísimo quedar embarazada pero, gracias a la ayuda de un médico que le dio esperanzas y la acompañó en todo momento, pudo formar la familia con la que tanto soñaba.
“Nosotros empezamos a salir hace tres años -cuenta Nara- y, al año, ya
nos habíamos casado en Mar Chiquita. Pero, al mes de haber comenzado la relación, él ya me había propuesto matrimonio. Yo estaba en España y
Charly le mandó a hacer un grafitti al hermano que vivía allá, pidiéndome que me casara con él. ¡La gente me decía que estaba loca por aceptar!
Pero él tiene 47 años y yo 41. Y, cuando nos conocimos, supimos
que éramos el uno para el otro. Así que, como los dos teníamos ganas
de formar una familia y ya éramos grandes, enseguida empezamos a
buscar. Nos costaba Y, al año, ya me había empezado a poner nerviosa. Entonces decidimos empezar un tratamiento.


—¿Y cómo iniciaron el proceso?
Con Charly presentamos todos los análisis, que nos llevaron como un
año, en la clínica Procrear. A él le daba que era un genio, que tenía los valores de un tipo de treinta años.

Y a mí me decían siempre lo mismo.Que estaba complicada. Hubo un solo doctor, Carlos Magara, que me dijo: “Vas a quedar embarazada”. Me lo recomendó Claudia Villafañe un día que estábamos en clase de pilates y yo no paraba de llorar porque me había venido. Ese día me fui tan feliz: el tipo me generó una energía fantástica. Me dio cinco medicamentos que tenía que tomar y me dijo que me fuera a Miami tranquila con Charly, porque todo tenía un proceso antes de comenzar la inseminación.

—¿Cómo llevaste estos casi nueve meses en plena pandemia ?
—Como me decían que por mi edad era una “madre añosa”, los primeros tres meses me hicieron un montón de estudios y me prohibieron hacer
gimnasia. Pero después me habilitaron a hacer de todo porque mis análisis dieron perfecto.

Y, es el día de hoy, que sigo entrenando tres veces por semana. O sea que tuve un embarazo soñado. Respecto de la pandemia y el encierro fue todo muy raro. Con Charly empezamos a hacer Tik Tok para divertirnos en la cuarentena. Y me empezaron a seguir muchas madres que no podían quedar embarazadas. La gente me hace sentir muy contenida. Pero este embarazo transcurrió casi por completo en la pandemia: quedé el 12 de enero y tenía fecha probable de parto para el 6 de Octubre pero nació el 30 de Septiembre. Así que, salvo a las dos primeras ecografías, a las otras el padre no pudo pasar por el tema del COVID-19. Yo, por ejemplo, arranqué con “Nara que ver” en El Nueve y nunca fui al canal: hice todo desde casa. Y mi familia nunca me vio embarazada, salvo por fotos y redes sociales. Igualmente, casi no descansé. Me tome unos días después de que nació Franquito y no pare más!
Charly es un padrazo y me ayuda un montón. Estamos muy felices. Él ya me decía que una vez que retomara el trabajo no me paraba nadie. Pero él me súper acompaña.

-Sos hiperquinética y multifacética. Más allá de Nara que ver, que otros proyectos tenés hoy?
Si bien soy hiperquinetica como decís, la cuarentena y la maternidad me cambiaron mucho. Estoy haciendo mucha meditación y tomándome las cosas y el trabajo con más calma. Me encanto poder seguir haciendo Nara que ver desde casa y ahora haber vuelto al estudio. Trabajar me hace feliz. Pero ser madre cambia tu orden de prioridades. Siempre encaro proyectos nuevos. Y tenemos con Charly varios proyectos de ficción -algunos ya a punto de concretarse- No solo a nivel local sino internacional
. Formar esta familia fue mi gran sueño pero producir ficción es otro sueño muy grande que siempre tuve.
Así que de terminar de concretar esto estaríamos muy pronto viajando a Miami.

Acerca de Oscar Posedente 12256 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.