La heladería argentina con los sabores más insólitos

Quien se acuerda de los chicles Bazooka, los Palito de la Selva, la cerveza negra, el Campari con naranja o el tradicional mate. Su lista de gustos se renueva todo el tiempo, siempre basada en golosinas y bebidas...

Rompe con todos los esquemas de las heladerías tradicionales y aunque se encuentra en Berazategui y Florencio Varela, es famosa en todo el Sur del GBA.

Fernet con Coca, Gancia con Limón, Ananá Fizz. En pleno centro de Berazategui, una heladería con la misma cantidad de años que de sabores, según el informe de Clarín, crece a pasos agigantados y da que hablar a lo largo y ancho de toda la zona Sur. ¿La fórmula del éxito? Gustos originales y el boca en boca de sus fieles seguidores. 

Pachi Helados funciona desde 1978 sobre la Avenida 14 Presidente Juan Domingo Perón, entre la calle 148, y la calle 149. Pero ni en ese entonces, cuando la heladería comenzaba a vender sus primeros gustos propios, los dueños podrían haber imaginado el éxito monumental que cosechan hoy en día.

Con más de 70 mil seguidores en sus redes sociales, Pachi se consagra como una de las heladerías más solicitadas del Gran Buenos Aires. Y es que si bien el helado artesanal ya es casi un producto típico de toda la Argentina, en Berazategui apuestan por los sabores más insólitos.

«Somos creadores de recetas únicas y propias. Por ejemplo, nos especializamos en hacer recetas que sean exactamente como la golosina que más guste», dicen desde la heladería. Y sostienen: «El helado Palito de la Selva, que es original de Pachi, es de los más vendidos».

Otros sabores apuestan a combinar bebidas y cucuruchos. Entre estos, el Fernet con Coca, el Campari con Naranja o la Cerveza Stout dan que hablar en las redes sociales y provocan una enorme expectativa entre los vecinos del distrito.

«Estabamos hace unos meses tranquilos tomando Campari con Naranja y nos dijimos: ‘¿porque no lo hacemos helado?’ Al tiempito lo empezaron a pedir. Entonces compramos Campari, naranja, azúcar y fue a la fabricadora, hasta que lo sacamos bueno», cuentan.

No todo está basado en bebidas alcohólicas. Otro de los grandes sabores de Pachi es el helado sabor Mate. Y si bien su lanzamiento causó tanta repercusión como «polémica» entre los seguidores, ellos se las ingenian para responder con humor.

«Puede que guste, como puede que no, porque estamos acostumbrados a tomar mate con bombilla. Pero ya que no se puede tomar mate nos pareció copado intentar esto», le contestaron a una clienta sorprendida por la novedad.

La originalidad de los gustos, sumada a las promociones que suelen llevar adelante para los que siempre asisten y prueban los sabores más insólitos, hacen que la heladería crezca año a año. La Noche de las Heladerías, por ejemplo, es una de las más esperadas. Y si bien en 2020 la pandemia le puso pausa a la tradicional fila que cada año se forma sobre la Avenida 14, los dueños atesoran los recuerdos de temporadas anteriores.

«En 2018 se vendieron más de 2.000 cuartos de helado entre las 19 y el cierre», comentan. «En 2019 la gente esperó entre dos y tres horas para poder entrar y comprar».

El fanatismo de los vecinos de Berazategui se replicó en los alrededores del distrito. Por eso, en diciembre, Pachi abrió una segunda sucursal en Florencio Varela. Ahora, los pedidos se multiplicaron: «Queremos un Pachi en Merlo», «¿Para cuando una sucursal en Lomas de Zamora?».

«En la Noche de las heladerías 2019 la gente esperó entre dos y tres horas para poder entrar y comprar»

Entre los miles de comentarios, también, se divisan seguidores de otras zonas del país que siguen a Pachi de manera incondicional. «Estaría necesitando a Pachi en Posadas, Misiones», comentaba Andrea. Guillermo, desde Mar del Plata, escribió: «Ya estoy programando un viaje para probar el Fernet con Coca».

¿Y los fundamentalistas del limón y el dulce de leche? En la heladería hay de todo, por supuesto que con el «toque Pachi». «Pero lo tradicional lo mantenemos porque hay clientes de muchos años que siguen viniendo y buscan lo que les gusta», explican.

Y más que nada está la posibilidad de combinar esos sabores clásicos con helados de Flynn Paff, Capitán del Espacio blanco, Rhodesia, Bubbaloo o chicle Bazooka –«volvimos a fabricarlo y está mejor que nunca», aseguran-. Es que en la variedad está el gusto.

GG

Acerca de Oscar Posedente 12498 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.