Vacunatorio VIP: El presidente argentino lo considera una “payasada” y adelantarse en la fila al personal de salud no es delito

Desde México el presidente cuestionó a la Justicia, los medios y la oposición. “Terminemos con la payasada, no hay un delito por adelantarse en la fila”

El presidente Alberto Fernández desde México afirmó que detesta los privilegios y le pidió a la Justicia que no haga “sinvergüenzadas”. Este Martes fue recibido por el mandatario de ese país, Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en el Palacio Nacional, sede del Poder Ejecutivo quien antes de recibir a Alberto Fernández dijo “En México no hay vacunación secreta para los de arriba”

Mientras tanto, el jefe de Estado argentino defendió al Gobierno del escándalo del vacunatorio VIP y afirmó que “detesta los privilegios”, apuntó contra la Justicia, los medios y la oposición. “Quisiera que la Argentina funcione de otro modo”, reconoció Fernández y destacó que apenas “tomó nota” de lo que había pasado, reaccionó. “Perdí a un ministro, que en cuyo ministerio o bajo su dependencia pasaron estas cosas” y aclaró que “en circunstancias irregulares, se vacunó a un grupo de alrededor de 70 personas”. Aunque detalló que “el concepto de irregular es para revisar”, porque “había personal estratégico” dentro de ese listado, que “debería vacunarse”.

Al respecto, recordó la desconfianza que se generó en torno al suero ruso y resaltó que tanto él, como Cristina Kirchner, Axel Kicillof, otros gobernadores e intendentes se tuvieron que vacunar “para generar confianza”. “Hubo una campaña despiadada para hacerle sentir a los argentinos que la Sputnik V era veneno”, sentenció Fernández en alusión a referentes de la oposición que criticaron el suero por la falta de publicaciones científicas que brindaran información sobre el mismo. También apuntó contra los medios de comunicación por “hacer eco de estas opiniones”.

Durante su discurso, el presidente se refirió por primera vez a las denuncias relacionadas al vacunatorio VIP, que hasta este Lunes sumaban más de 15 en Comodoro Py y una en la provincia de Buenos Aires, pidió: “Terminemos con la payasada, les pido a los fiscales y a los jueces que hagan lo que corresponde”. En este sentido, dijo que “no se pueden construir delitos gratuitamente” y aseguró que “no hay una tipificación penal que diga ‘será castigado por adelantarse en la fila’”.

Asimismo, apuntó contra la gestión de Cambiemos y le pidió a la Justicia que investigue también “el negocio de los peajes de Macri, el endeudamiento que la argentina vivió, el vaciamiento del Congreso, el negocio de los parques eólicos, un ministro que mandó un submarino para que mueran 44 tripulantes (en relación al Ara San Juan)”.

También criticó la gestión macrista por dejar el sistema de salud “devastado” y “anular” el Ministro de Salud, lo que usó para justificar por qué la cuarentena de la Argentina fue mucho más extensa que en otros países.

En una marcada crítica a la justicia federal, sentenció: “Les pido a algunos fiscales que hagan el esfuerzo de volver a releer el Código Penal, no sé quién los aprobó, ya hicieron demasiadas sinvergüenzadas” y resaltó “Yo con mi conducta di cuenta de lo que podíamos hacer, el resto es hacer política con la desgracia de la pandemia”

Consultado respecto a si se va a tomar alguna otra medida para aclarar este escándalo, el jefe de Estado respondió: “Le ordené a Carla (Vizzotti) que dé a conocer la lista de las personas que aparentemente recibieron esa vacunación salteando protocolos. Después, habrá una instancia de ver cómo ocurrió esto, porque si lo hubiéramos sabido, no lo hubiéramos avalado” y adelantó “Si hay más responsables, se van a tener que ir. Porque nunca lo avalé ni promoví”. Sin embargo, resaltó que no iba a hacerse cargo “del escarnio público que están promoviendo sin medida en la Argentina”.

Aedmás, pidió que sean estrictos con la identificación de las personas que se vacunaron, ya que consideró que hay casos razonables como el ministro de Economía, Martín Guzmán, “que tiene que iniciar una gira por todos los países del G7″. “No me van a correr con estas lógicas. Detesto los privilegios, no los ejerzo ni me valgo de ellos. Lamento que algunos lo hayan hecho”, resaltó el presidente argentino.

La comitiva que acompaña en México a Alberto Fernández está integrada por los ministros de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Felipe Solá; y de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca Bocco; los secretarios General de la Presidencia, Julio Vitobello; de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; y de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi; el diputado nacional Carlos Selva y el asesor presidencial Ricardo Forster.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10028 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.