En qué consiste el plan de reforma migratoria?

En su primer día al frente del gobierno en Estados Unidos, Joe Biden envió al Congreso una propuesta de reforma migratoria calificada como “la más progresista en la historia” de este país.


El ambicioso plan, llamado U.S. Citizenship Act (Ley de Ciudadanía Estadounidense), no solo debe contar con el respaldo de la Cámara de Representantes sino que en el Senado requiere al menos 60 de 100 votos.
Aunque la iniciativa no supone acciones inmediatas, es vista como un paso crucial e importante para regularizar el estatus migratorio de más de 10 millones de indocumentados en el país.


Varios legisladores de la oposición ya han expresado su inconformidad con la propuesta, que promete generar acalorados debates.
-Cuáles son algunos de los aspectos principales de la propuesta de ley, resaltados en un documento difundido por el nuevo gobierno.

-Crea un camino de 8 años hacia la obtención de la ciudadanía estadounidense para 11 millones de inmigrantes indocumentados que ingresaron al país antes del 1 de enero del 2021.
-Los inmigrantes indocumentados podrán tener un estatus legal temporal durante cinco años, para luego solicitar la residencia permanente, y tres años después solicitar la ciudadanía.


-Para los jóvenes indocumentados conocidos como “dreamers” que ya tengan un estatus legal temporal obtenido el 1 de enero del 2017 o después, podrán solicitar la residencia permanente si logran comprobar por medio de documentación sus aportes laborales de los últimos años.

  • Las personas con Estatus de Protección Temporal (TPS) también podrán solicitar la residencia permanente.
    -Todas las comunicaciones oficiales del gobierno federal utilizarán la definición “no ciudadano” en lugar de “extranjero” para personas que viven en el país sin un estatus legal.
    -Esposas e hijos de residentes permanentes estarán exentos de ser parte de los cupos de visas permitidas cada año fiscal para venir a vivir a Estados Unidos.
    -Se incrementarán los cupos para familiares de residentes permanentes que busquen vivir en EEUU.
    -Elimina la prohibición de volver a reingresar a EEUU por entre 3 a 10 años para inmigrantes que permanecieron en el país sin una visa vigente.
    Permite a condados y municipalidades solicitar visas de trabajo adicionales para fomentar la economía de su región.

Los desafíos
Si bien los demócratas controlan ambas cámaras, el proyecto de ley requiere de 60 votos del Senado, donde el Patido Demócrata cuenta con 50 de los 100 escaños y el voto de desempate de la vicepresidenta Harris. Hay que recordar que en 2013, y con un plan que ha sido señalado como menos progresista que este, el gobierno de Obama no consiguió que su propuesta superase la Cámara de Representantes, entonces dominada por los republicanos. “El plan envía un mensaje claro de que la inmigración de una fuente de crecimiento y solidez del país”, destaca Gelatt.”Pero es poco probable que el Congreso lo apruebe porque el plan no propone concesiones a cambio del sistema de legalización masiva”, agrega, y eso podría producir rechazo entre republicanos y escépticos de políticas progresistas de inmigración .La última vez que el Congreso, entonces de control demócrata, aprobó una reforma migratoria significativa que estableciera un camino a la ciudadanía fue en 1986, bajo el gobierno del republicano Ronald Reagan.

Acerca de Oscar Posedente 12256 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.