Repudio de manifestantes en la Quinta de Olivos y fuerte rechazo del arco opositor al mensaje presidencial

Manifestantes se acercaron este Miércoles por la noche a la Quinta de Olivos en repudio a las nuevas restricciones en el AMBA ordenadas por el presidente Alberto Fernández. Llegaron a golpear las puertas del lugar con sus cacerolas. Intervino la policía

Minutos después que el presidente Alberto Fernández anunciara las nuevas restricciones en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) para tratar de aplacar la segunda ola de coronavirus, un grupo de manifestantes se acercó hasta la Quinta de Olivos para hacer allí un cacerolazo en repudio contra las nuevas medidas que entrarán en vigencia el próximo Viernes a las 00.00 hs y desde el Lunes próximo volverán las clases virtuales durante 15 días.

En medio de la protesta pudo verse que algunas personas se acercaron hasta la misma puerta de la residencia presidencial y la golpearon con sus cacerolas, mientras los policías que custodian el lugar trataban de calmar los ánimos, aunque con poco éxito.

Pero además del fuerte reclamo en la Quinta de Olivos, ubicada sobre Avda. del Libertador donde se cortó el tránsito en forma parcial, también hubo cacerolazos espontáneos en varios puntos de la Ciudad de Buenos Aires. Las protestas se oyeron en barrios como Palermo, Recoleta, Villa Urquiza, Caballito, Villa Devoto y Belgrano, entre otros, además de zonas del norte del Gran Buenos Aires.

Una de las medidas enunciada consiste en el cierre de todos los comercios y locales gastronómicos a partir de las 19:00hs y hasta las 09:00 de la mañana en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y en los distritos con riesgo sanitario alto.

Al mismo tiempo, se restringirá la circulación. Entre las 20:00hs y las 6:00hs sólo podrán movilizarse trabajadores esenciales, tanto en transporte público (para el que esta orden rige durante las 24 horas) como en vehículos privados.

Además, durante 15 días se cerrarán los shoppings y todas las actividades sociales, recreativas, deportivas, culturales y religiosas en lugares cerrados. Tampoco podrán funcionar los gimnasios. Pero una de las medidas más cuestionadas es la referida a la suspensión de las clases presenciales.

A esta protesta popular se suma un fuerte rechazo opositor a las nuevas medidas del Gobierno, “con el cierre de escuelas ganó Baradel”. Así, Patricia Bullrich dijo que Alberto Fernández decidió en favor de los que tienen la vida resuelta contra los que trabajan. Intendentes y funcionarios bonaerenses salieron en respaldo.

El ex compañero de fórmula presidencial de Mauricio Macri, Miguel Ángel Pichetto dijo que “con el cierre de escuelas ganó (el titular de Suteba, Roberto) Baradel”. El dirigente gremial venía presionando para que el Gobierno bonaerense anunciara la vuelta a la virtualidad.

En el mismo sentido se expresó el diputado de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias que, fiel a su estilo confrontativo, también cuestionó las medidas. “Una hora diciéndonos lo que tenemos que hacer los ciudadanos. Ni un minuto para decir lo que va a hacer el gobierno con las vacunas”, escribió. En el mismo hilo de mensajes ironizó: “Vos encerrate. El IFE y las vacunas te las debo”.

El diputado Eduardo Wolff se dirigió al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero. “Venga a dar explicaciones al Congreso @SantiCafiero. Así lo establece la ley. Es una barbaridad entre otras sacar a los chicos de las aulas, sabiendo que no es lugar de transmisión ni contagio elevado. Los puntos de acuerdo no pueden darse sobre una base de mentiras y engaños”, escribió en la misma red social.

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, se centró en la ayuda social que considera que se necesita de forma paralela a las restricciones. “Pido que además de acompañar las medidas, @Kicillofok anuncie el apoyo económico para todos esos comerciantes y gastronómicos que bajarán sus persianas. Hay que proteger a los que generan empleo. Sin trabajo no hay futuro!”, escribió.

En el mismo sentido que Macri se refirió el intendente de Lanús, Néstor Grindetti. “Es imperativo que la Provincia y/o La Nación acompañen económicamente al sector gastronómico que va a poner la mayor carga del esfuerzo en las nuevas restricciones que plantearon el Presidente y el Gobernador”, escribió y dijo que “la evidencia marca que las escuelas no son un foco de contagio importante”. “La presencialidad escolar es la base del futuro de nuestra sociedad”, afirmó.

En tanto, el presidente del interbloque de Juntos por el Cambio en la Cámara de Diputados, Mario Negri, apuntó contra las contradicciones entre lo que dijo el ministro de Educación, Nicolás Trotta, sobre el mantenimiento de la presencialidad y lo que finalmente anunció Fernández. “El ministro de Educación sostuvo a las 17 hs que la presencialidad en las escuelas se basa en protocolos estrictos. A las 21 hs, el Presidente suspendió las clases presenciales en AMBA. La improvisación es la marca de un gobierno que ya no tiene más crédito social #aulasabiertas”, escribió y dijo que “el Gobierno, por falta de ejemplaridad y pérdida de credibilidad, es incapaz de persuadir. En lugar de buscar consensos, amenaza con militarizar. Le cobra sus propios errores a los argentinos que desde hace un año se sacrifican esperando saber a dónde nos quieren llevar. Así no”.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10052 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.