El esmero de Alberto Fernández por cerrar la “grieta”: Acusó al gobierno de Juntos por el Cambio de no haber terminado viviendas por “odio”

Fue en un acto en el Partido de Avellaneda donde, además de cuestionar a la administración anterior, tildó de "conservadores" a los integrantes de Juntos por el Cambio

Mientras termina de definir las nuevas restricciones por la segunda ola de casos de coronavirus el presidente Alberto Fernández volvió a presentarse en el conurbano bonaerense, acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Con fuertes críticas al gobierno de Juntos por el Cambio acusó a esa administración de no haber terminado viviendas sociales “por odio”, al encabezar un acto en Avellaneda. Además respaldó al Gabinete.

El Presidente manifestó: “Cada vez que vengo a estos barrios, muchas de estas casas quedaron prácticamente terminadas en el 2015 y me pregunto: “¿Cómo es que alguien no las terminó? ¿Cómo fue que no pensé en la necesidad de tantos de ocupar estas casas? No le encuentro respuesta. La única que le encuentro es el odio. Que alguien odie tanto que deje las casas vacías para que la gente no recuerde quién las hizo”.

Dijo que a los peronistas lo que más les interesa es “el progreso social y la igualdad, que todos crezcan donde nacen, que ahí encuentren educación y trabajo y vivan felices”. Sostuvo que busca “terminar con los desequilibrios y las desigualdades, combatir ese flagelo que es el hambre y la pobreza” y cuestionó que “nada de eso ocurre si el Estado no está presente”. Sin mencionar a Juntos por el Cambio llamó “conservadores” a los integrantes de la principal coalición de la oposición.

Consideró que “no hay nada más lindo que entregar viviendas, porque es un derecho humano”. Expresó que “hacer viviendas no es solamente darle un techo a cada uno, es darle condiciones de vida, un lugar donde los chicos puedan ir al colegio, los jóvenes puedan hacer deporte, donde todos tengan agua y cloacas”.

Afirmó que si a las viviendas sociales “no las hace el mercado, las hace el Estado” y criticó que “si el Estado no las hace, estas casas no existen”. En un encendido discurso, afirmó: “Si esto se llama estatismo o populismo, pónganle el nombre que quieran. Para mí es resolverle los problemas a la gente”.

Con críticas a los medios, respaldó al Gabinete. Expresó: “Muchas veces leo que ‘los ministros no están, que están ausentes’. Los ministros no están a veces en los canales de televisión y en los diarios, ausentes no están nunca. Están todo el día trabajando y haciendo lo que tienen que hacer”.

El presidente cerró el discurso agradeciendo especialmente a las «albañilas» y a los albañiles.

El mandatario encabezó en Avellaneda el acto de entrega de viviendas en el barrio Saladita. Lo acompañó el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat Jorge Ferraresi, que fue intendente de esa ciudad del conurbano bonaerense.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 11029 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.