“Vuelve el perro arrepentido”: La demora de vacunas de AstraZeneca obligó al Gobierno a apurar las negociaciones con Estados Unidos

La Cancillería aceleró las gestiones para intentar que el país obtenga parte de las dosis que la administración de Biden no utilizará.

La semana pasada el Ministerio de Salud de la Nación recibió dos malas noticias. La primera llegó directo desde la India e indicaba que ese país había decidido frenar la exportación de vacunas Covidshield debido a la necesidad de inmunizar a su población y la segunda provino de China, el laboratorio estatal chino Sinopharm adoptaba una medida similar con el objetivo de acelerar la vacunación en ese país.

Sin la posibilidad de adquirir nuevos lotes de estas vacunas, en el Gobierno se reunieron con las autoridades de AstraZeneca para tener un panorama más claro respecto a la entrega de las más de 22 millones de sueros acordados en Noviembre pasado y por los que la Argentina ya pagó el 60% del contrato sin haber recibido una sola dosis. La respuesta de la compañía aún no llegó y aunque en la Casa Rosada se ilusionan con recibir 900.000 vacunas en Mayo, lo cierto es que por ahora reina la incertidumbre respecto a un convenio que está siendo investigado por el fiscal Guillermo Marijuán.

Ante este escenario, y en caso que en Mayo no lleguen las dosis del suero de AstraZeneca, el Gobierno solo dependerá de los envíos de la vacuna rusa Sputnik V y del éxito que puedan llegar a tener las negociaciones que encabeza el canciller Felipe Solá y el embajador en los Estados Unidos Jorge Argüello, que buscan que la administración de Joe Biden incorpore a la Argentina a la lista de países que recibirán parte de las millones de dosis de AstraZeneca que norteamericana no utiliza al no haber sido aprobada por su ente regulador.

“Las pagamos, no queremos donación” dijeron fuentes de la Cancillería. Las conversaciones se iniciaron hace semanas y Felipe Solá le dejó en clara la posición argentina al asistente Especial del Presidente de Estados Unidos y Director para el Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional, Juan González y la subsecretaria interina para Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado, Julie Chung.

Estados Unidos prevé distribuir unas 60 millones de vacunas de AstraZeneca en los próximos meses. En la Casa Rosada buscan contar al menos con 3 millones de sueros, que servirían para continuar con normalidad la campaña de vacunación hasta que comiencen a llegar los primeros lotes de las 22 millones de dosis ya acordadas.

Según datos del Monitor Público de Vacunación, en la Argentina ya se distribuyeron 10.550.970 de dosis, casi la totalidad de lo recibido hasta el momento. Aún restan poco más de 2 millones de sueros por aplicar, lo que da oxigeno para las próximas semanas. Pero hay incertidumbre respecto a qué podría ocurrir si no se logran destrabar la llegada de los lotes de AstraZeneca y Rusia se retrasa en el envío de más sueros. Cada vuelo a Moscú trajo un promedio de 700.000 dosis, es decir, un número bajo para un país que aún no culminó la vacunación de los mayores de 60 años.

Esta semana tanto Alberto Fernández como Cristina Kirchner resaltaron las bondades del presidente Biden. De hecho el mandatario argentino lo llamó “Juan Domingo Biden”, un paralelismo con el exjefe de Estado argentino. La cercanía, según dicen fuentes calificadas, tiene que ver con la necesidad de mostrar cercanía con un líder mundial que podría habilitar el arribo de millones de sueros al país en un momento complejo de la pandemia.

Tampoco está claro cuándo llegarán nuevos envíos del fondo Covax, el mecanismo que garantiza una distribución equitativa de los sueros. En las últimas horas las autoridades del Ministerio de Salud que conduce Carla Vizzotti estudiaron junto con Mark Kent, embajador británico en la Argentina, la posibilidad que AstraZeneca comience a cumplir con sus obligaciones a través de este sistema. La propuesta está en pleno análisis.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12219 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.