Alta tensión en la mesa del AMBA: El Gobierno presiona a Horacio Rodríguez Larreta para que continúe el cierre de escuelas

Ante la definición del Jefe de Gobierno porteño por las clases, el jefe de Gabinete Santiago Cafiero dijo que si la Ciudad permanece en estado de alarma “debería continuar la virtualidad” para disminuir la circulación.

Horacio Rodríguez Larreta comenzará a evaluar esta semana cuál es el estado sanitario de la Ciudad de Buenos Aires con el objetivo de definir algunas cuestiones clave de su gestión como el posible regreso de la presencialidad a las aulas a partir del 31 de Mayo. “Nos juntamos hoy y mañana para repasar los índices y comenzar a delinear medidas. En principio el espíritu es volver a la situación de la semana pasada, pero todo dependerá de lo sanitario” dijeron fuentes del Gobierno porteño.

Sin embargo, desde la Casa Rosada ya advirtieron que pueden llegar a producirse nuevos cortocircuitos en caso de que Larreta tenga intenciones retornar a las clases presenciales. “Según la normativa nacional, hay que ver en qué situación epidemiológica está la Ciudad. Si está en alarma, las clases deberían ser virtuales”, dijo el jefe de Gabinete Santiago Cafiero.

En la Ciudad aseguran que hubo un alto acatamiento a las medidas dispuestas por el Presidente Alberto Fernández y que la circulación disminuyó en un 50% durante los primeros días del cierre total dispuesto por el Gobierno nacional.

A partir del Lunes 31 de Mayo y hasta el 11 de Junio se volverá a las medidas actuales, que determinan restricciones de acuerdo con los indicadores epidemiológicos y sanitarios de cada zona. Anunció también que adicionalmente, el fin de semana del 5 y 6 de Junio una vez más habrá una restricción total de actividades en las zonas más críticas. La idea del Gobierno es ir flexibilizando según el avance del coronavirus y la situación epidemiológica de cada distrito. El Presidente anunció además ayudas económicas para todos los afectados.

Es en este sentido que Cafiero asegura que si la Ciudad continúa en “rojo” deberá respetar los indicadores sanitarios y evitar la presencia de jóvenes en las aulas para reducir de esa forma la movilización de padres y personal docente y no docente. “Hay un acatamiento muy mayoritario. Son más los que se cuidan y cuidan a terceros que los pocos que buscan atajos o de negar la pandemia. Sirvió mucho la toma de decisiones acompañadas por los gobernadores y por el jefe de Gobierno (en referencia a Horacio Rodríguez Larreta); eso facilita la coordinación de los controles y hace efectiva las medidas”, continuó el jefe de Gabinete.

En el territorio porteño se muestran cautos respecto a las próximas medidas. “Vamos a esperar los números de los próximos días”, anticiparon desde Uspallata. Larreta apuesta, en caso de que los indicadores sanitarios lo permitan, a mantener a los más pequeños (primaria) en las aulas y a los estudiantes de secundaria con virtualidad. Todo es materia de análisis y dependerá de la evolución de los positivos en las siguientes jornadas.

De cualquier forma aclaran que, en caso de tomar una determinación, será consensuado con el gobierno nacional y la provincia de Buenos Aires que comanda Axel Kicillof.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12751 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.