“Ley pandemia”: El Gobierno busca evitar dictar un nuevo DNU con restricciones

El proyecto que establece criterios epidemiológicos para la aplicación automática de restricciones tiene media sanción del Senado. Si la Cámara Baja lo aprueba, sería promulgado este Viernes.

La Cámara de Diputados apura la sanción de la llamada “ley pandemia”, que establece criterios epidemiológicos y sanitarios para la aplicación automática de restricciones sin la necesidad de que el presidente Alberto Fernández dicte un decreto. El proyecto ya tiene media sanción del Senado y el objetivo es que este Jueves la Cámara Baja lo convierta en ley antes de que venza el DNU vigente.

En un año electoral, Fernández busca el consenso de los legisladores para quitar el costo político de tomar las decisiones desde el Ejecutivo y que se trate de criterios preestablecidos. Incluye la tan controvertida suspensión de clases presenciales.

En el Gobierno confían en contar con el aval de legisladores que hasta el momento se mostraban reticentes a acompañar el proyecto, pero que saben que con la ley también le quitarán el costo político a los gobernadores.

Un caso es el de Córdoba que, con el estallido de contagios y de ocupación de camas de terapia intensiva de los últimos días debió anunciar un confinamiento estricto a partir de este Lunes con casi las mismas restricciones que incluye la ley para distritos en su misma situación epidemiológica y sanitaria. Si el proyecto estuviera sancionado, el gobernador Juan Schiaretti no tendría que haber apelado a un decreto.

En ese contexto está enmarcado el proyecto, pero el apuro para sancionar la ley el Jueves y que el Presidente la promulgue el Viernes es evitar que el mandatario deba emitir un nuevo decreto con restricciones y automáticamente se aplique la ley cuando este Viernes venza el DNU.

El proyecto establece distintas prohibiciones o permisos de acuerdo con el estado de situación sanitaria. Para eso, a partir de un conjunto de variables determina bajo qué condiciones se está en bajo, medio y alto riesgo y en qué conglomerados de más de 300.000 habitantes en estado de alarma.

Además, dispone que todas las medidas tienen un plazo máximo de vigencia de 21 días corridos y, antes de finalizarlo, se debe volver a evaluar para decidir la necesidad o no de su continuidad.

Si los parámetros de riesgo epidemiológico y sanitario no mejoran, el Ejecutivo puede adoptar restricciones adicionales, “proporcionadas y razonables”, previa consulta con el gobernador o con el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Las medidas que se determinan van desde la suspensión de clases presenciales, hasta restricciones de circulación en horarios nocturnos, cierre de comercios y de actividades que impliquen la asistencia de más de 10 o 20 personas, hasta la prohibición de actividades deportivas y recreativas, entre otras definiciones.

El proyecto es similar al sancionado en Alemania. Ante la resistencia de algunos de los 16 estados federales de adherir a medidas estrictas de confinamiento. El Gobierno de Ángela Merkel envió una ley al Parlamento, que luego fue sancionada, que le permite decretar restricciones si los contagios superan los índices establecidos, con lo que allí llaman un “freno de emergencia”.

Entre ellos se establece el cierre de centros de recreación y comercios y la suspensión de eventos deportivos en zonas con más de 100 nuevos casos por cada 100.000 habitantes por semana.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 10289 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.