Miami y la Fórmula 1, un binomio de 400 millones de dólares

Más de 25.000 dólares en la reventa por una entrada, hoteles de tres estrellas por hasta 500 dólares y suites por 30.000. Cerca de 250.000 personas viajará a Miami este fin de semana para vivir de cerca el GP de Fórmula 1, con un beneficio para la ciudad estimado en 400 millones de dólares. Estos son los números del GP más esperado de siempre en Estados Unidos.

Tras años de negociaciones, Miami Gardens se convirtió en la undécima sede de un GP de Fórmula 1 en Estados Unidos.

De la tradición de Indianápolis a la velocidad de los circuitos texanos, la F1 llega a Florida para un evento que quiere tutear el «glamour» de Montecarlo y que moverá cantidades récord de dinero.

Las 57 vueltas del circuito de 5.412 metros armado en los alrededores del Hard Rock Stadium son el epicentro de un evento mundial.

Miami y la Fórmula 1, un binomio de 400 millones de dólares

La compañía de criptomonedas «Crypto.com» se convirtió en patrocinador principal del GP para las próximas nueve temporadas, además de firmar recientemente un acuerdo de 100 millones de dólares con la F1 para promover el formato de la prueba esprint.

Restaurantes con estrellas Michelin y ‘DJ’ como Tiesto se ocuparán de animar la fiesta en el fin de semana automovilístico de Florida.

ENTRADAS POR 25.000 DÓLARES

Las entradas para el GP de Miami ya se han agotado desde hace semanas y su precio iba de los 500 dólares hasta superar los 1000. Era necesaria una larga espera en la cola virtual de la plataforma de venta de entradas ofrecida por la Fórmula 1 para intentar hacerse con unos billetes.

Sin embargo, en plataformas de venta de entradas como «Vivid Seats», una aplicación disponible en Estados Unidos, las entradas se llegan a vender por más de 25.000 dólares.

Es este el precio de un pase para la exclusiva zona del «Paddock Club», mientras que sentarse en el «Grandstand A11», en la zona de salida y llegada de los monoplazas, cuesta más de 18.000 dólares.

En la reventa, las entradas tienen un promedio de precio por encima de los 2.000 dólares.

30.000 DÓLARES PARA UNA SUITE, 300 PARA UN 3 ESTRELLAS

En un evento símbolo de la opulencia y del lujo, Miami reunirá a las más importantes personalidades, empresarios, actores y estrellas del mundo del deporte.

Los hoteles, las discotecas y los clubes, además de la carrera, no perdieron la oportunidad para sacar el máximo provecho de un fin de semana que se espera histórico también por el movimiento de dinero.

La cadena de hoteles de lujo ‘Four Seasons’ vende sus suites por 30.000 dólares por noche. Sus mejores habitaciones, en otros momentos del año, suelen rondar los 20.000 dólares por noche. Otra cadena de lujo, el ‘St. Regis’, parte del portafolio de Marriott, las vende por 8.000 dólares por noche.

Y es que, más allá de las estructuras de lujo, los precios para dormir en Miami en el fin de semana del GP tienen un promedio de más de 300 dólares por noche, incluso para hoteles de tres estrellas.

ESTRELLAS MICHELIN Y VIDA NOCTURNA

El GP de Miami trasciende la carrera deportiva y beneficiará a la ciudad del sol con una serie de actividades paralelas, como los eventos nocturnos en las discotecas, con DJ de renombre como «Tiesto», y restaurantes de alto nivel culinario que venderán su comida en los alrededores del circuito.

Restaurantes premiados con estrellas Michelín, como el surcoreano Cote, y la «chef» estadounidense, de origen hispano, Michelle Bernstein, deleitarán a sus clientes con sus rebuscadas apuestas gastronómicas.

Habrá cerca de 300 zonas dedicadas a restaurantes y bares en el GP, con comidas internacionales que incluyen cocina española, mexicana, suramericana y asiática.

Grandes DJ se reunirán en Miami para animar las fiestas nocturnas en el campus del circuito, cuyas entradas se venden por más de 1.000 dólares en la plataforma oficial de venta.

PRÓXIMA PARADA, LAS VEGAS

La pasión por la Fórmula 1 nunca ha sido tan pronunciada en Estados Unidos. Los datos del GP de este fin de semana son una nueva demostración del altísimo interés en este deporte, que poco a poco ha llegado a llamar la atención de un país habitualmente volcado hacia la NASCAR.

Casi 40 millones de estadounidenses son aficionados a la Fórmula 1, según estimas de Iam Holmes, director de derechos televisivos de la F1, y el GP de Arabia Saudí del pasado febrero fue el más visto de siempre en la televisión nacional norteamericana.

Un papel importante en el desarrollo de esta pasión lo ha tenido la serie de la plataforma audiovisual Netflix «Drive to Survive» (Pilotar para sobrevivir), que narra desde dentro los momentos más interesantes e intensos de cada temporada de la Fórmula 1.

La serie ha alcanzado su cuarta temporada y ha disparado el interés de los aficionados al deporte para el automovilismo, muchos de ellos en Estados Unidos.

Varias estrellas de deportes americanos como la NFL han reconocido que se han aficionado a la Fórmula 1 precisamente después de ver la serie en «Netflix».

No es sorprendente que el próximo año Estados Unidos contará con hasta tres carreras de Fórmula 1, pues a las de Austin y de Miami se sumará el esperado GP de Las Vegas, en su auge como capital deportiva del país

Acerca de Oscar Posedente 12529 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.