Agatha Christie vuelve a la televisión con algunos de sus casos

Vuelve con la presencia de John Malkovich como Poirot. Flow presenta una colección de tres títulos de Agatha Christie, creadora de un estilo de novelas de misterio que han inspirado numerosas versiones y mantienen la vigencia intacta de los clásicos. "El misterio de la guía de ferrocarriles" es una novela de la escritora británica Agatha Christie publicada en 1936

Agatha Christie vuelve a la televisión. Siempre es una buena noticia en la televisión. Cada serie o película, cada versión, lujosa o modesta, de una novela suya es una visita a un clásico imperecedero. Actualmente Flow ofrece una colección de tres títulos adaptados por Sara Phelps y producidos por la BBC.

Trágica inocencia, con Bill Nighy, es un típico drama familiar con abundante codicia, rencor y celos. En El misterio de Pale Horse un hombre figura en una lista hallada dentro del zapato de una mujer muerta y entra en pánico: entiende que todos los mencionados en esa lista van a morir. En El misterio de la guía del ferrocarril aparece por fin su detective Hercule Poirot en una versión muy diferente de las habituales: esta vez está encarnado por John Malkovich.

El Poirot que circuló últimamente con su propia serie y en algunas películas es el de David Suchet, un personaje pintoresco, siempre vestido con esmerada pulcritud, respetuoso en extremo del orden y la simetría, reservado y sibarita. En versiones anteriores representaron a Poirot actores como Peter Ustinov, Albert Finney, Alfred Molina y Kenneth Branagh. El Poirot de John Malkovich es diferente. Es un hombre de aspecto severo y talante oscuro, claramente afectado por alguna desgracia del pasado.

Agatha Christie vuelve a la televisión con algunos de sus casos

La nueva producción de Agatha Christie

El protagonista comienza a recibir unas cartas ominosas y desafiantes de alguien que anuncia crímenes inminentes, con fecha y hora, y firma ABC. El asesino deja como rúbrica junto a la víctima la guía del ferrocarril, llamada justamente ABC, abierta en la A y cruzada por un reguero de sangre. Todo indica que seguirá con la B, luego la C, etcétera. El hecho de ser él quien recibe las cartas lo pone en un lugar incómodo frente a la policía, que al principio lo considera sospechoso. Pero ABC son las iniciales de Alexander Bonaparte Cust (Eamon Farren), aparentemente un vendedor ambulante como cualquier otro.

El misterio de la guía del ferrocarril, dirigido por Alex Gabassi (El Hipnotizador, The Frankenstein Chronicles) se aleja del estilo habitual de las novelas de Agatha Christie, que suelen transitar por magníficas mansiones, trenes de lujo o excavaciones arqueológicas en países remotos. Este caso circula por zonas más sórdidas de Londres; se menciona el racismo y una tendencia fascista que comenzaba a prosperar en Europa en los años 30. El Poirot de John Malkovich se aleja de la sofisticación mundana de otras versiones y recupera el clima sombrío que ronda en el territorio del crimen, dondequiera.

Son tres casos de Agatha Christie, realizados por diferentes equipos, en series breves de tres episodios cada una. En Flow.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12533 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.