Ex cantante de Los Van Van en Miami: ‘Soy el resultado de 16 años de una historia musical que habla por sí sola’

Este concierto marca una pauta en su carrera

Con los éxitos que la dieron a conocer en la legendaria orquesta cubana Los Van Van y algunos temas inéditos, la cantante Yeny Valdés llega a Miami para presentarse por primera vez en calidad de solista.

El concierto tendrá lugar en el Flamingo Theater, este viernes. Contará con el respaldo del conjunto miamense Timbalive y del cantante y percusionista Erick Barbería, esposo, mánager y director musical de la vocalista.

Desde San Francisco, California, donde reside desde hace un año, Jeny conversó con el Nuevo Herald sobre su trayectoria, sus planes futuros y el significado de esta presentación única.

Este concierto marca una pauta en tu carrera?

“Efectivamente. Para mí tiene un significado muy especial, porque me dará la oportunidad de reencontrarme con el público cubano de Miami, algo que me hace muy feliz. En cuanto a mis expectativas, solo quisiera que la gente bailara con mi música, como ya me tiene acostumbrada. Espero que esta vez no me defrauden”.

¿Cantarás Mi mimi, no?

“Por supuesto, ese fue mi primer éxito con Los Van Van. Pero también interpretaré Después de todoLa costureraTú a lo tuyo y La queratina, entre una larga lista de números que el público hizo suyos tanto dentro como fuera de Cuba”.

¿Habrá canciones nuevas?

“Claro que sí. Esta es la mejor ocasión para dar conocer Dudas (Como duele), que grabé hace tiempo y por múltiples razones no había podido estrenar”.

¿Por qué elegiste Timbalive para que te acompañara?

“El formato de Timbalive es muy semejante al de Los Van Van. Su sonido me resulta familiar, y como ya me había acompañado en enero, aquí en San Francisco, no vi ningún inconveniente en repetir la experiencia”.

¿En qué consiste la participación de Erick, tu esposo?

“Erick abrirá el concierto con un tributo a [las deidades del pateón afrocubano] Elegbá y Oshún. Luego uniremos nuestras voces en Niña enamorada, una rumba de su autoría sobre la importancia del amor”.

¿Cuál es el mayor desafío de iniciar una carrera en solitario después de tantos años cantando con una orquesta de renombre?

“Lo más difícil es encontrar una agrupación que se adapte a mis estándares de calidad. Gracias a Dios, cuento con las armas para enfrentar cualquier reto artístico. No hay que olvidar que soy el resultado de 16 años de una historia musical que habla por sí sola”.

¿Cuál fue la mayor enseñanza que aprendiste en Los Van Van?

“Que en la música popular la prioridad es el bailador. Y que de nada vale la voz y los estudios que tengas si no logras la complicidad con el público. Para eso hay que poner el alma”.

Abandonaste la orquesta y tu país por el amor de Erick, que ya vivía en Estados Unidos. Fue duro tomar decisión, ¿no?

“Todavía sigue siendo muy duro. Allá está mi hijo de 18 años, mi madre y el resto de mis familiares más queridos. Sin contar a los amigos que me apoyaron desde el principio”.

¿En algún momento consideraste vivir aquí y seguir cantando allá?

“Por supuesto que sí. Pero finalmente no fue factible porque la orquesta no podía esperar a que yo arreglara mi situación migratoria. Todo ocurre por alguna razón”.

¿Por cierto, cómo llegaste hasta Los Van Van?

“El cuento es largo. El director Juan Formell (1942-2014) me conocía de cuando cantaba en NG La Banda. Y a la salida del cantante Pedro Calvo de Los Van Van, decidió hacerme la propuesta. Lo demás es historia”.

¿Cómo pudiste sobrevivir tantos años en una orquesta de hombres?

“Con mucho respeto y tolerancia. Debo reconocer que siempre se portaron como unos caballeros. No puedo quejarme”.

Antes de Los Van Van perteneciste a Sello LA, Grupo PG y NG La Banda. ¿Cómo recuerdas tu paso por estas agrupaciones?

“Como una oportunidad de darme a conocer en La Habana. Aunque yo había adquirido experiencia en varios conjuntos de Pinar del Río, donde nací y me gradué de Dirección Coral, quería salir del fatalismo de la provincia”.

¿Fue por aquella época que descubriste tu facilidad para improvisar?

“Eso vino después, cuando José Luis Cortez, el director de NG La Banda, me precisó a hacerlo en un concierto. A partir de entonces, la improvisación se convirtió en un recurso para realzar mi trabajo en el escenario”.

¿Qué piensas de la labor de los músicos cubanos en Estados Unidos?

“Los músicos cubanos están capacitados para tocar cualquier tipo de géneros. Son únicos. Las diferencias entre los que viven en la Isla radica en que allá suelen pertenecer a agrupaciones estables, y lo de acá, desafortunadamente, no. Pero el talento es el mismo en ambas partes”.

Y después de Miami, ¿qué viene?

“Mientras preparamos un disco con temas inéditos y una gira por Europa para el próximo año, nos presentaremos en San Diego, California; y si todo sale como esperamos, viajaremos a Perú y Colombia. Hay que trabajando, no queda de otra”.

Concierto de Yeny Valdés y Timbalive. Flamingo Theater. The Four Ambassador. 801 Brickell Bay Drive. Viernes 13, 9 p.m. 

 

GG

mm
Acerca de Semanario Argentino 2476 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*