Preocupa la política que proyecta Biden hacia Cuba y Venezuela?

De ganar las elecciones Biden hará un giro a las políticas de EEUU hacia el régimen comunista de Cuba y el de Venezuela, revisando las sanciones actuales

 La política de acercamiento hacia el régimen comunista de La Habana es un tema del que ha hablado la fórmula presidencial del partido demócrata Joe Biden y Kamala Harris, que de ganar las elecciones pretenden retornar a la política adoptada por el expresidente Barack Obama, pero según expertos ese cambio también estaría hacia la dictadura de Venezuela.

Los demócratas se han caracterizado por una política más suave a regímenes totalitarios, un ejemplo claro, Cuba. Sanciones multilaterales, más diálogo con potencias regionales, acercamiento a Cuba, beneficio del TPS para los venezolanos, estaría entre los planes de política exterior propuesta por Biden.

Tanto Biden como Trump consideran un «dictador» al mandatario venezolano Nicolás Maduro. Creen que su segundo mandato iniciado en enero de 2019 es resultado de una votación fraudulenta. Y apoyan una transición democrática a través de elecciones «libres y justas» que permita reconstruir la economía de la antigua potencia petrolera, en caída libre desde que llegó el chavismo al poder, con énfasis desde 2013 con la llegada de Maduro al Palacio de Miraflores.

Pero hay diferencias en cómo propiciar esos cambios, indicaron el viernes analistas consultados por Latin American Advisor, una publicación del centro de reflexión Diálogo Interamericano con sede en Washington.

Biden rechaza el enfoque de la administración Trump de sanciones unilaterales en lugar de un enfoque de política multilateral integral para Venezuela, según Juan González, que fungió como subsecretario de Estado adjunto para Asuntos del Hemisferio Occidental del gobierno de Barack Obama, el mismo que propició el acercamiento con la sexagenaria dictadura castrista de Cuba a cambio de nada, en un país que viola las derechos humanos y reprime a opositores.

Esto es «una distinción importante», afirmó Laura Carlsen, especialista del Centro de Investigación Económica y Política (CEPR), porque «podría llevar a una revisión de las sanciones actuales».

Las sanciones de la administración Trump mantienen arrinconada a los regímenes de Cuba y Venezuela para evitar que continúe el enriquecimiento de los funcionarios del chavismo y que los fondos sigan siendo destinados a reprimir a los venezolanos.

Aunque Canadá y la Unión Europea también emitieron medidas punitivas contra Maduro y su gobierno bajo acusaciones de corrupción y violaciones de los derechos humanos, la batería de sanciones de Estados Unidos para presionar la salida de Maduro incluye en particular un embargo al crudo venezolano. Y numerosas acciones contra su aliado Cuba.

Carlsen también sostuvo que con un Ejecutivo demócrata, Estados Unidos tendría mayor «disposición» a negociar para «resolver» la crisis venezolana.

«Aunque Biden se ha mostrado escéptico del diálogo, como presidente también se vería obligado a escuchar los llamados al diálogo y al involucramiento de la ONU que apoyan México y Argentina», dijo.

México y Argentina son gobiernos de izquierda que han mostrado afinidad por Cuba y Venezuela, pese a los crímenes de lesa humanidad cometidos por ambos regímenes.

Para Ray Walser, diplomático retirado y profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Seton Hall, con Biden «es probable que se ponga un nuevo énfasis en trabajar con el Grupo de Lima y otros para aislar a Maduro y abordar una grave crisis humanitaria y de refugiados».

El Grupo de Lima fue creado en 2017 por una mayoría de países latinoamericanos y Canadá para buscar una solución pacífica a la situación en Venezuela, que en los últimos años llevó a abandonar el país a unos cinco millones de personas, la mayoría a países vecinos, una crisis documentada por la ONU.

La UE y naciones europeas y latinoamericanas también formaron con ese fin en 2019 el Grupo de Contacto Internacional.

mm
Acerca de Semanario Argentino 12001 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach