La advertencia del Tesoro norteamericano al FMI es un mensaje para la Argentina

Por José Calero

El subsecretario del Tesoro norteamericano para Asuntos Internacionales, Jay Shambaugh, advirtió que el Fondo Monetario Internacional (FMI) debe obligar a los gobiernos que reciben respaldo financiero a realizar las reformas pedidas por el organismo, o de lo contrario retirarles el apoyo.

El reclamo fue interpretado por sectores del mercado financiero como una advertencia para la Argentina y sus laxas políticas fiscales.

«El FMI debe estar dispuesto a retirar su financiación si un país no toma las medidas necesarias», dijo el funcionario del Tesoro.

Shambaugh advirtió que «un programa con un ajuste insuficiente simplemente dejará al país que vuelva a estar en la misma o peor posición económica», al hablar ante el Center for Global Development.

La opinión podría perjudicar a la Argentina en la próxima negociación de noviembre, cuando se deba acordar la extensión del programa que el país tiene con el FMI, en medio de un probable balotaje.

La recientes medidas que tomó el ministro de Economía, Sergio Massa, de eliminar el impuesto a las ganancias y otorgar un bono salarial a trabajadores estatales contradicen la letra del último acuerdo que posibilitó el desembolso de US$ 7.500 millones.

La advertencia del Tesoro norteamericano al FMI es un mensaje para la Argentina
Jay Shambaugh

Las declaraciones de Shambaugh, no dirigidas específicamente a país alguno, fueron interpretadas por algunos analistas como un mensaje al FMI y a los países con programas de asistencia que no cumplen con sus metas.

El ex representante de EEUU en el FMI, Mark Sobel, dijo que «leyendo entre líneas, el Tesoro desaprueba la refinanciación continuada de la gran exposición argentina del FMI, mientras aparta la vista de políticas horribles».

Agregó que el Tesoro «está pidiendo, aparentemente y con razón, que el Fondo se apriete el cinturón tras las próximas elecciones presidenciales argentinas, exija reformas serias y, si no, suspenda el apoyo, aunque esto cause atrasos al FMI y perjudique su salud financiera».

«Lo que Argentina podría significar en última instancia para el estatus de acreedor preferente de facto del Fondo queda comprensiblemente intacto», dijo Sobel en una nota en la web del Bretton Woods Committee.

En su mensaje, Shambaugh dijo que «a medida que los países se preparan para la recuperación, nos alienta el hecho de que cada vez más países están abandonando la ayuda financiera de emergencia y busquen en cambio programas de alta calidad».

«Estos programas deben ir acompañados de reformas políticas que restablezcan la estabilidad económica con vistas a un crecimiento sostenible», precisó.

El subsecretario del Tesoro agregó que el FMI «debe colaborar estrechamente con las autoridades fiscales y monetarias de un país para identificar las reformas macroeconómicas necesarias para alcanzar los objetivos económicos».

Advirtió que «el FMI debe estar dispuesto a retirarse si un país no toma las medidas necesarias. Es esencial que los programas no se limiten a proporcionar financiación».

«La financiación debe servir para algo y venir acompañada de políticas que devuelvan la estabilidad al país», dijo el funcionario del Tesoro.

«Un programa con un ajuste insuficiente sólo devolverá al país a la misma situación económica o a una peor, a menudo con más deuda. Y, si un programa carece de credibilidad, no puede traer consigo nueva financiación privada», alertó. (fuente Noticias Argentinas)

mm
Acerca de Semanario Argentino 13773 Articles
Periódico semanal argentino editado en Estados Unidos. Desde el 1ro. de Julio de 2002, Semanario Argentino informa y entretiene a los argentinos e hispanos del sur de la Florida, se distribuye los Martes desde Kendall hasta West Palm Beach