La producción industrial acumuló una racha negativa de 15 meses

La actividad fabril retrocedió en abril 2,3% en comparación a 2016, según el INDEC. En el cuatrimestre acumuló una caída de 2,4%

La producción industrial de Argentina cedió un 2,3% interanual en abril, informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), un dato que resultó peor al esperado por los analistas económicos.  La actividad fabril acumuló así una racha de 15 meses consecutivos con resultados negativos.

De esta forma, la actividad manufacturera cerró el primer cuatrimestre con un retroceso de 2,4% en comparación con el mismo período del año pasado.

El Estimador Mensual Industrial (EMI) registraba su última alza en enero de 2016, con un 1,2%, mientras que en marzo pasado el indicador mostró una caída de 0,4 por ciento.

El INDEC detalló que en la comparación del mes de abril de 2017 con respecto al mismo mes de 2016 se observaron subas en las industrias metálicas básicas (+11,2%), la metalmecánica -excluida la industria automotriz- (+8,3%) y la refinación del petróleo (+0,5%).

No obstante, en la misma comparación con el cuarto mes de 2016 se registraron caídas en la industria textil (-24,7%), la industria del tabaco (-23,4%), la industria automotriz (-7,5%), la edición e impresión (-6,5%), los productos minerales no metálicos (-4,6%), el bloque de papel y cartón (-3,4%), los productos de caucho y plástico (-3,4%), la industria química (-2,6%) y la industria alimenticia (-1,2%).

La aceleración del ritmo de actividad en la construcción se reflejó en un crecimiento en la producción de cemento, que aumentó en abril de 2017 un 13,5% con respecto al mismo mes del año anterior. Acumuló así una mejora de 7,2% en el primer cuatrimestre de 2017. Según datos del Indicador Sintético de la Actividad de la Construcción (ISAC), el consumo interno de cemento verificó incrementos de 11,6% en abril de 2017 y de 7,3% en el primer cuatrimestre del corriente año.

El organismo apuntó que la molienda de cereales y oleaginosas exhibió en el acumulado del primer cuatrimestre de 2017 una disminución de 5,8% respecto del nivel alcanzado en los primeros cuatro meses del año pasado, mientras que en el mes de abril de 2017 registró un crecimiento de 2,4% respecto del mismo mes del año anterior. “El incremento interanual observado en el mes de abril se origina principalmente en los crecimientos registrados en la molienda de trigo y en la molienda de oleaginosos. Dentro de estos últimos, la producción de aceite y subproductos de soja muestra un crecimiento del orden del 6%”, detalló el INDEC.

 
 

Con una caída de 7,5% anual en abril, el rubro automotriz volvió a ser de los más castigados por el receso fabril. Sin embargo, en el acumulado de enero-abril la actividad de las terminales observó un crecimiento de 0,2% en relación al mismo acumulado de 2016.

“El desempeño de la industria automotriz en el mes de abril del corriente año está relacionado con la baja en la producción de automóviles que, según datos informados por la Asociación de Fábricas de Automotores (ADEFA), muestra una caída de 33,2% en abril de 2017 con respecto al mismo mes del año anterior”, especificó el organismo.

Los vehículos automotores destinados al mercado externo, según información de ADEFA, registran en abril de 2017 una caída de 10,3% con respecto al mismo mes del año anterior, en tanto que en el primer cuatrimestre de 2017 se observa un crecimiento de 5% respecto del mismo período de 2016. “La principal plaza externa es el mercado brasileño, que en el primer cuatrimestre del año 2017 ha participado con 58,8% de las colocaciones externas de automóviles y utilitarios nacionales”, añadió el INDEC.

COINCIDENCIA CON LAS MEDICIONES PRIVADAS

El dato oficial que ratifica la recesión sectorial se difundió el mismo día que se conoció el Índice de Producción Industrial (IPI) que elabora la Fundación de Investigaciones Económicas Latinoamericanas (FIEL). Este indicador registró en abril un retroceso del 2% respecto al mismo mes del año anterior.

Al mismo tiempo, la producción industrial del mes resultó 4,6% inferior a la de marzo incluyendo factores estacionales, mientras que si estos se corrigen, la actividad registró un avance de 1,3 por ciento.

Según los datos de FIEL, en los primeros cuatro meses del año, la actividad industrial registra un retroceso del 2,1%, en comparación con el mismo periodo del año pasado, deteniendo el ritmo de caída observado en el primer trimestre.

A nivel de ramas de actividad, en el acumulado para el periodo enero-abril, y en la comparación interanual, la producción Automotriz (-10,6%) lideró la nomina de sectores con retroceso de la actividad. Por el contrario, de la mano del repunte de la construcción el rubro Minerales no Metálicos (+4,8%) volvió a encabezar el ranking de crecimiento a partir del avance de los despachos de cemento.

Por su parte, la producción siderúrgica registró en el cuatrimestre un avance de 1,2% respecto a igual periodo del año anterior por el crecimiento de la producción primaria y los productos laminados terminados en caliente. Adicionalmente, otros dos sectores registraron una caída interanual de la producción inferior al promedio de la industria, Papel y Celulosa (-1,2%) y Metalmecanica (-1,3%).

Los restantes sectores industriales muestran caídas de la producción en el cuatrimestre superiores al promedio, incluyendo la producción de Alimentos y Bebidas (-2,2%) y siguiendo con los Insumos Químicos y Plásticos (-2,6%), Insumos Textiles (-3%), Petróleo Procesado (-3,4%) y Cigarrillos (-8,8%).

INCIDENCIA DE BRASIL Y LAS EXPECTATIVAS SECTORIALES

La consultora Abeceb.com estimó que el reciente escándalo de corrupción que puso en jaque la continuidad del gobierno de Michel Temer en Brasil irrumpió en mal momento, justo cuando la principal economía regional comenzaba a dar señales favorables. “Es claramente una mala noticia para las exportaciones argentinas, principalmente las industriales que parecían dar señales de vida desde fines de 2016″, indicó.

El dato de actividad fabril del INDEC se conoció un día después de la asunción de Miguel Acevedo como presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA). El empresario aceitero afirmó que “después de 17 meses de baja hay una recuperación amarreta y la idea es que esa recuperación va a ser cada vez mayor, en algunos sectores y empresas”, y subrayó la necesidad de contar con “un mercado interno fuerte que sea el sustento para salir a competir al exterior“.

 

El titular de la Aceitera General Deheza consideró que la recuperación del sector industrial requiere de “una inflación normal” que permita enfrentar un problema “mucho más importante que el tipo de cambio” con la aplicación de “un comercio inteligente” que no abra de manera indiscriminada su mercado al ingreso de productos foráneos.

 

 GG

Acerca de Oscar Posedente 4738 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*