River: se acercan los tres deseos de Marcelo Gallardo

El DT tiene a sus elegidos: un arquero, un mediocampista y un centrodelantero.

Se aceleran las agujas del reloj para darle la despedida al año y antes del momento del brindis, mientras disfruta las últimas horas de su reparador descanso estival en Punta del Este, la obsesión de Marcelo Gallardo es asegurarse la llegada de los futbolistas que solicitó para reforzar al plantel al tiempo que ultima los detalles sobre la renovación de su contrato. Pese a la distancia se mantiene alerta a cada dato que le aportan sus colaboradores, no para de hacer llamadas y permanece en contacto abierto con el presidente Rodolfo D’Onofrio y el manager Enzo Francescoli.

En el diseño del equipo, se sabe, Lucas Pratto fue el primer apuntado. El delantero fue explícito al admitir que su deseo es jugar en River para estar cerca de su hija, para ser protagonista en la Copa Libertadores y sumar mayores chances para acreditar una de las 23 plazas en la Selección de Jorge Sampaoli al Mundial de Rusia. Las cartas están echadas: ofertó 11 millones de dólares por su pase más otros dos millones por objetivos, una operación compleja porque San Pablo posee el 50% (lo compró a comienzos de año), Atlético Mineiro conserva el 45% restante y el otro 5% lo tiene una cadena de supermercados de Brasil.

Pratto, de 29 años, es considerado el complemento ideal para formar una poderosa dupla de ataque junto con Ignacio Scocco, quien esta temporada respondió con creces en el rendimiento de su juego y en la red.

Sus números seducen. Este año jugó 48 partidos (35 por el Brasileirao, otros 7 en el torneo Paulista, 4 por la Copa Brasil y 2 en la Copa Sudamericana) en los que convirtió 14 goles.

Por otra parte, cobraron mayor fuerza los arribos de Franco Armani y Damián Musto. Las negociaciones con Atlético Nacional de Medellín y Xolos de Tijuana, los dueños de sus pases, están muy encaminadas y solo restan ultimar detalles para que firmen sus contratos por tres años.

La relación entre Armani y Musto se solidifica en un doble vínculo. Comparten el mismo sentimiento como simpatizantes de River, pero además fueron compañeros en la sexta división de Alumni, el club de Casilda (donde ambos nacieron), donde se consagraron campeones en 2000.

Armani ya acordó los números de su contrato, al tiempo que presiona su salida del club colombiano por la promesa de su presidente, Andrés Botero, cuando River lo quiso traer hace 18 meses. Su representante, Nicolás Petrópulos, admitió que el acuerdo está muy cerca más allá de la oferta de pagar tres millones de dólares, pese a que la cláusula para la salida del arquero se fijó en cuatro millones.

Por eso las chances de Augusto Batalla de seguir en River se diluyen. Se había acordado su préstamo sin cargo y sin opción a Atlético Tucumán para cubrir la baja por lesión de Cristian Lucchetti pero sus pretensiones económicas pueden hacer caer la negociación. El juvenil arquero percibe una remuneración mensual que duplica a la del jugador mejor pago (el delantero y goleador Luis Rodríguez) y River no está dispuesto a compartir el pago en partes iguales, alternativa que barajó el club tucumano.

 

GG

Acerca de Oscar Posedente 4594 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*