Clausuraron cañerías clandestinas de empresas aceiteras y graseras en el Arroyo Las Piedras

Se descubrió la existencia de una red de pluviales ilegales desde donde se volcaban desechos tóxicos. Fue luego de un trabajo realizado por autoridades provinciales, que contaron con el apoyo del Municipio de Quilmes.  

 

En el marco del plan que se viene llevando adelante para evitar la descarga ilegal de residuos dentro de Quilmes, se realizó la clausura de cañerías clandestinas por las que se arrojaban desechos contaminantes en el cauce del arroyo Las Piedras. Las empresas que volcaban el material tóxico al agua están ubicadas en la zona delimitada por el Camino General Belgrano, la calle 816 y el arroyo, y se dedican a la producción de aceite y el procesamiento de grasas animales.

 

La clausura fue llevada adelante por personal de la la Dirección Provincial de Mantenimiento, dependiente de la Subsecretaria de infraestructura Hidráulica, la Autoridad del Agua (ADA) y el Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible (OPDS). Por el Municipio participó la Secretaria de Servicios Públicos, ya que forma parte de la mesa de trabajo que está a cargo de las tareas de saneamiento que se realizan semana a semana en los arroyos del distrito.

 

Este operativo se enmarca en un plan permanente de control de los desechos que se arrojan en los arroyos Las Piedras y San Francisco, que realiza el Municipio junto con la Provincia y que tiene por base una política ambiental que busca terminar con la contaminación en dichas cuencas. 

 

En ese marco, personal de Servicios Públicos detectó las cañerías ilegales durante los trabajos que realiza con cooperativas que se sumaron este año a la política integral de limpieza y saneamiento de los arroyos. Lo hacen a través de un convenio marco celebrado entre el Municipio y el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires, y a los acuerdos específicos firmados con la Dirección de Obra Hidráulica del Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos bonaerense.

En tal sentido, el Municipio encaró un fuerte trabajo preventivo desde Mayo, cuando a partir de una iniciativa del intendente Molina se puso en marcha un sistema de retenes para controlar a los camiones y así evitar el arrojo clandestino de residuos en lugares prohibidos. 

Para garantizar la eficacia de los mismos, están en funcionamiento las 24 horas de manera ininterrumpida y en un esquema de permanente rotación. Participan personal de las áreas de Servicios Públicos, a través de la Subsecretaría de Gestión Ambiental; de Seguridad y Ordenamiento Urbano (Tránsito, Patrulla Urbana y Defensa Civil); de la Agencia de Fiscalización y Control Comunal; de Medio Ambiente y de la Policía Local. 

 

El equipo dispuesto por el Municipio para esta tarea está compuesto por cerca de 150 personas, entre personal municipal y policial que trabaja en diferentes turnos para mantener los controles sin pausas. El trabajo consiste en detectar los vehículos potencialmente infractores y realizar un control de carga. En caso de irregularidad y según corresponda, se procede a su retención o se labra un acta de infracción.

 

Acerca de Diario Sur Digital 2584 Articles
Diario Sur Digital, es el periódico de información general del Sur de la provincia de Buenos Aires. Con sede en la ciudad de Avellaneda cumplió en 2016 sus 17 años de periodismo independiente al servicio de la comunidad local.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*