Cardiología: “El tratamiento de la hipertensión arterial es como un traje a medida”

Continuando con la recorrida por las distintas áreas de servicios del Hospital presidente Perón, Sur digital entrevistó en esta edición al jefe de servicio de Cardiología, Dr. Gustavo Ruiz Deza y al Dr. Adrián Costamagna, jefe de Unidad Coronaria.

Continuando con la recorrida por las distintas áreas de servicios del Hospital presidente Perón, Sur digital entrevistó en esta edición al jefe de servicio de Cardiología, Dr. Gustavo Ruiz Deza y al Dr. Adrián Costamagna, jefe de Unidad Coronaria.

La charla se inició con el Dr. Gustavo Ruiz Deza quien explicaba que “cardiología es un servicio que, a través del tiempo, fue agrandándose en complejidad y hoy contamos con: unidad coronaria de 11 camas, recuperación cardiovascular ó  pos operatorio de cirugía cardíaca, servicio de hemodinamia con un equipo nuevo pronto a inaugurarse, 2 cardiólogos de guardia todos los días, médicos de guardia tanto en unidad coronaria como en hemodinamia, un sistema de residentes, consultorios externos donde se atienden aproximadamente entre 50 y 60 consultas diarias, servicio de ecocardiografía que hace unos 20 ecocardiogramas diarios, servicio de electrofisiología donde se tratan específicamente arritmias y trastornos de la conducción cardíaca, se colocan marcapasos inclusive, se programan cirugías de alta complejidad como por ejemplo de bypass, reemplazo de válvulas, colocación de marca pasos” y destacó “en una época hace más de 15 años hicimos 4 trasplantes, después se dejó de hacer porque se necesitaba de un recurso humano que no disponíamos. En este momento estamos tratando de reflotar esto, pero necesitamos acondicionar algunas áreas”

El Dr. Ruiz Deza, refería que “este fue el primer servicio que puso un corazón artificial hace aproximadamente 24 años, el primero en Argentina, fue un implante de un aparato llamado jemer, es un sistema de asistencia circulatoria externa, como una especie de corazón artificial que ayuda al corazón enfermo, pero lamentablemente no pudimos seguir con ese programa por la crisis de 2001 que nos dejó sin recursos y como este es un hospital público que depende del aporte de la provincia de Buenos Aires y de las obras sociales que se atienden acá, los recursos económicos siempre son escasos por la lógica de atender a pacientes sin obra social que no aportan nada, aunque hay gente que lo hace mediante un bono contribución de la Cooperadora, y empresas que, a través de sus donaciones permitieron que, en su momento, se hiciera un Jardín maternal donde asisten los hijos más chiquitos de los empleados del hospital, sin embargo, aún en déficit, se logró hacer una Unidad coronaria nueva donde se colocó un equipo de última generación de hemodinamia totalmente nuevo que cuesta más de un millón de dólares y que calculamos que en breve ya estará inaugurado”. Luego resaltó “estamos muy orgullosos de nuestro servicio porque además de hacer asistencia, hacemos academia a través de cursos, simposios, ateneos. Este año acreditamos el curso superior de cardiología de la UBA, somos sede de la UBA y esto nos da un perfil de mayor prestigio permitiéndonos tener gran cantidad de alumnos, que son médicos, pero quieren formarse con nosotros. Las clases son los Martes y Jueves, se toma examen periódicamente, tenemos un sistema de lo que técnicamente, en gerenciamiento, se llama mejora continua, por ejemplo cuando se presenta un paciente con una complicación seria y nos cuesta resolver el problema esto se discute y se sacan conclusiones”

Respecto al horario de atención señaló “esta Unidad Coronaria está abierta las 24 hs los 365 días del año, nuestro horario no es relevante, sí lo es, el estar disponible las 24 horas con un sistema de rotación entre nosotros”     

Por su parte, el Dr. Adrián Costamagna acompañando todo lo expuesto por su colega, detalló que “el hospital además cuenta con un servicio de medicina nuclear, con aparatología de todo tipo como holter, presurometría, departamento de ergometría. Nosotros tenemos una rutina, la de estar al tanto de lo que sucede en el hospital y estamos muy contentos porque se acaba de habilitar una nueva Unidad Coronaria que brinda un mejor servicio, aumentó el número de camas, lo que hace que se pueda resolver más cantidad de patologías” y remarcó “tratamos, fundamentalmente, de formar médicos jóvenes para que brinden un buen servicio a la comunidad, nos orgullece ver que los médicos que formamos son bien recibidos en otros lados” y continuó destacando que “el hospital es muy completo, en Cardiología, es el segundo en cantidad de pacientes y en el caso de la Unidad Coronaria tiene un médico permanente, se hace todo tipo de prácticas, tenemos pacientes que los derivan de distintos puntos de la provincia de Buenos Aires y hasta de la periferia para la resolución de los casos. Además contamos con muchos profesionales que eligen desarrollarse de especialistas en este servicio que opera a muchos pacientes del corazón. Nuestra idea es montar, a la brevedad posible, un servicio de rehabilitación porque es muy importante para muchos pacientes operados que, aún recibiendo el alta médica, deben continuar en un centro de rehabilitación para reintegrarse a la vida común. Esto es algo pendiente que queremos concretar, ya tenemos gente asignada solo debemos ajustar el manejo de los recursos, porque esta rehabilitación alcanzaría también a otros casos como pacientes hipertensos, diabéticos, infartados”

Costamagna continuó “en 2001, nosotros hicimos un trabajo con infartos y cardiopatía isquémica que presentamos en Rosario donde a raíz de esa crisis vimos que no solo aumentó el número por patología coronaria sino también, los infartos, especialmente, en gente joven, con un factor de riesgo de stress que está muy vinculado más allá del tabaquismo y obesidad, también presentamos trabajos de investigación clínica en distintos congresos especialmente en los que dependen de la Sociedad Argentina de Cardiología y de la Federación Argentina de Cardiología, nuestros alumnos tienen la obligación de hacer un trabajo mínimo para acostumbrarse a investigar”

Al preguntarle al Dr. Ruiz Deza si el corazón duele, explicó que “a veces se confunde la angustia con el dolor de pecho y ante esta situación debe primar la consulta médica porque con un simple electrocardiograma y un interrogatorio, esto último mucho más importante, se define el diagnóstico en caso de tener antecedentes familiares” y definió “el corazón duele y mucho, tiene síntomas de dolor en la boca del estómago, en el cuello, se acompaña de transpiraciones, náuseas, vómitos, sensación de ahogo.

Por último, se agregó a la charla el Dr.Rudy Salas, jefe de sala de cardiología y atención en consultorios externos quien resaltó la situación de stress en la población como en el caso de los infartos del 11S, caso en el que el hombre se deprime, también tiene mucho que ver el sistema nervioso, la coronaria  produce espasmos hasta llegar a la muerte. Por otro lado, el Dr Salas resumió “nosotros conocemos como teorema de Bayes qué posibilidad tiene el paciente de tener problemas coronarios y aparecen 4 preguntas hipertensión, diabetes, colesterol y tabaquismo”.  

Finalizando esta entrevista, el Dr. Adrián Costamagna expresó que lo único que no es matemático es la medicina y dos más dos no es cuatro, cada paciente es un ente individual y en este sentido, hay una frase célebre del Dr. Ruiz Deza que dice “El tratamiento de la hipertensión arterial es como un traje a medida”

Acerca de Diario Sur Digital 3880 Articles
Diario Sur Digital, es el periódico de información general del Sur de la provincia de Buenos Aires. Con sede en la ciudad de Avellaneda cumplió en 2016 sus 17 años de periodismo independiente al servicio de la comunidad local.

Sea el primero en comentar

Deje su respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*