Convocatoria a gremios y empresarios: Crece la preocupación en el Gobierno argentino por la suba de precios

Mientras ultima los detalles para las convocatorias al acuerdo de precios y salarios previstas para este Miércoles y Jueves, crece la preocupación del presidente Alberto Fernández y de sus equipos económicos por la sostenida inflación en alza.

Este Jueves se conocerán los datos oficiales de Enero, para el que las consultoras privadas ya anticipan que nuevamente rondará el 4%. En ese contexto, los sindicatos insisten en que no permitirán topes para las paritarias. Pero la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias será la nueva moneda de cambio.

El Gobierno contaba con la carta de la doble indemnización y de la prohibición de despidos para seducir a los gremios, pero el alto rechazo del sector empresario ponía en duda su continuidad. A días de la convocatoria al diálogo, el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, presentó el proyecto para que queden fuera del alcance de Ganancias los trabajadores en relación de dependencia y jubilados con ingresos brutos por hasta $150.000 mensuales. Será, de esta manera, la herramienta que jugará el ejecutivo al momento de sentarse con los sindicalistas.

Las negociaciones avanzan mientras, contrario a lo esperado, se demoró la implementación de 8 cortes de carne a precios accesibles en el Mercado Central, y en supermercados llovieron las denuncias por la calidad de las ofertas. Por eso, desde la Secretaría de Comercio Interior se intensificaron los operativos de control y fiscalización. También Fernández advirtió a los productores agropecuarios que, de no bajar los precios, apelará a la suba de retenciones o a los cupos de exportación, en un intento por desacoplar valores internacionales de los del mercado interno.

Si bien retomar el espacio de diálogo del Consejo económico y social fue una promesa de campaña del Presidente, la pandemia de coronavirus fue girando su eje y, al menos este año electoral, terminará siendo un acuerdo de precios y salarios. El objetivo es que ambos converjan en torno del 29% previsto para la inflación en el Presupuesto 2021, aunque en el caso de los ingresos de los trabajadores la idea es que logren ganarle por un par de puntos.

La finalidad es que la mejora salarial no tensione sobre la inflación, que se viene acelerando los últimos meses y que, todo indica que no logró frenarse en el primer mes del año. La mayor preocupación se centra en los precios de los alimentos, porque son los que más afectan a los sectores más desprotegidos que destinan casi la totalidad de los ingresos familiares para cubrir los gastos de ese rubro.

A su vez, el Gobierno necesita comenzar a desandar el congelamiento de tarifas de servicios públicos, con un esquema de transición que recaiga con los mayores aumentos sobre los sectores con mayores ingresos. Asimismo, busca avanzar en la salida de Precios Máximos. Todo eso, en un contexto de incertidumbre sobre la situación sanitaria del país, en medio de la demora en la llegada de vacunas y de una pandemia que por el momento no pudo controlarse en el ámbito mundial, así como tampoco en la Argentina.

Si bien los más altos funcionarios del Gobierno nacional negaron que en el marco del acuerdo de precios y salarios se vaya a establecer un tope a las paritarias, y lo reiteró el Presidente, los sindicatos se mostraron en alerta ante esta posibilidad y el Jueves avanzaron un paso más al pedir mayor control sobre las ganancias de las empresas.

“Las paritarias deben ser libres y sin techo, porque no es posible anclar otra vez el salario. La CGT coincide con los funcionarios del Gobierno en que este año los ingresos deben superar el proceso inflacionario entre 2 y 4 puntos”, ratificó, este Domingo, Héctor Daer , que encabeza la central obrera junto a Carlos Acuña.

Según se informó oficialmente, el Gobierno convocó a unos 20 dirigentes de la CGT y de otros gremios para el Miércoles, mientras que al sector empresario tiene previsto citarlo para el Jueves o para el Miércoles 17 de Febrero. La idea de no reunirlos en esta primera instancia es la de sondear las posiciones de ambas partes, para luego sí buscar el consenso más amplio.

Tanto los gremios como las cámaras empresarias esperan ver cuál será la convocatoria final. Por un lado, los sectores pymes piden ser incluidos, debido a que representan más del 70% de la mano de obra, pero al Gobierno le preocupa sentar a la mesa a los grandes formadores de precios, a los que considera responsables de la inflación.(TN)

LA

Acerca de Oscar Posedente 12058 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.