Nueva York : estudian reabrir estadios y arenas con capacidad reducida

Las grandes arenas y estadios de Nueva York pronto podrán abrir sus puertas para eventos deportivos y de entretenimiento al 10% de su capacidad normal, de acuerdo con un plan que anunció el gobernador Andrew Cuomo el miércoles.

La medida se anunció a pesar de la preocupación de expertos en salud pública sobre el alto índice de infecciones de COVID-19.

Cuomo indicó que los grandes estadios y arenas con capacidad de al menos 10.000 personas podrán reabrir con limitaciones a partir del 23 de febrero.

El Barclays Center, con capacidad para 17.700 personas ya recibió aprobación para recibir aficionados para el duelo de los Nets de Brooklyn en casa ante los Kings de Sacramento. Los Knicks de Nueva York, también en la NBA, y los Rangers en el hockey sobre hielo recibirán a 2.000 espectadores, iniciando con los duelos del 23 y 26 de febrero en el Madison Square Garden.

Los Nets y los Knicks estarán entre una docena de equipos de la NBA que tienen permitido contar con aficionados, de acuerdo con el sitio de internet de la liga.

Un vocero de los Yanquis de Nueva York calificó el anuncio de Cuomo como “un primer paso alentador”.

Pero el profesor de epidemiología de la Escuela de Salud Pública de la City University of New York Denis Nash aseguró que la propuesta de Nueva York carece de bases científicas cuando “la prevalencia del virus en la comunidad es alta”.

Nash y otros expertos de salud pública entrevistados por The Associated Press señalaron la evidencia de que el COVID-19 se propaga más fácil en recintos techados. Algunos preguntaron por qué la política incluye espectáculos intramuros.

“Pensar en llevar a la gente a grandes grupos, reuniones masivas en arenas cerradas, en este momento parece que va en contra de nuestros esfuerzos para realmente minimizar el impacto que tendrá la vacunación para controlar la pandemia”, dijo Nash, director ejecutivo del Instituto de Implementación de la Ciencia en la Salud Pública de CUNY.

La cifra de nuevas infecciones ha bajado en Nueva York, pero se mantiene por encima de otros estados per cápita: cerca de 62.000 personas dieron positivo por COVID-19 en la última semana, una tasa que no se veía sino desde inicios de diciembre.

Cuomo se refirió al programa piloto que permitió el ingreso de 6.800 aficionados de los Bills de Búfalo para ver dos partidos de playoffs en un estadio al aire libre, después de que dieron negativo por COVID-19.

“Virtualmente no hemos tenido ningún caso de propagación a raíz del juego”, aseguró Cuomo el 29 de enero.

Aún así, Cuomo no ha respondido a las reiteradas solicitudes de AP de evidencias sobre esa afirmación.

Acerca de Oscar Posedente 12745 Articles
Periodista, locutor, actor y editor de Semanario Argentino y de Radio A de Miami. Director de Diario Sur Digital.